Últimos temas
» Cierre del foro
Vie Nov 21, 2014 9:49 am por Magnus Bane

» Unborn Children {Afiliación Normal - Cambio de nombre y botón}
Miér Nov 05, 2014 7:55 am por Invitado

» Comidas Graciosas... y ¿Paparazzi? || Valentina Devereaux
Dom Nov 02, 2014 1:03 pm por Valentina Devereaux

» Isabelle Lightwood
Sáb Nov 01, 2014 7:15 pm por Adhara D. Herven

» Parque de Diversiones….
Sáb Nov 01, 2014 6:42 pm por Yrenne Shadehound

» TALES OF BAGAROK {El alma medieval} - Cambio de botón (Élite)
Miér Oct 29, 2014 10:17 pm por Kyosuke Nightshadow

» Shadow Flames || Cambio de botón { Élite }
Dom Oct 26, 2014 10:44 pm por Kyosuke Nightshadow

» Soy Divergente. (ELITE) - Cambio de URL + Botón
Vie Oct 24, 2014 8:40 pm por Kyosuke Nightshadow

» Hola, hola
Jue Oct 23, 2014 6:47 pm por Alec Lightwood

Navegación
STAFF
Kyosuke Nightshadow MP || Perfil
Noticias
8/nov/14 - Foro cerrado
AFILIADOS HERMANOS
2/6
AFILIADOS ÉLITE
The New York City Photobucket 4040tales.png Guardianes Fruit of the poisonous tree Bewitch The Mind Photobucket The Maze Runner Foro de rol +18 - Historias originales - Hentai, Gore, y mucho mas

Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Ir abajo

Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Lucile Voinchet el Dom Abr 27, 2014 9:29 pm

Por fin había dado con la dirección del Gran Brujo de Tokio en Nueva York, o bueno, por fin Sophie había dado con la dirección, mientras yo veía Desayuno con Diamantes en la enorme pantalla plana del salón de mi nuevo ático en el Upper East Side, la zona más lujosa de la ciudad. Apenas llevaba unos días desde la mudanza, pero el cambio era excelente. No echaba de menos París en absoluto y pasar de una vivienda que apenas se alzaba del suelo a vivir en lo más alto de un rascacielos era toda una experiencia. Apenas te asomabas a la terraza era como si toda la ciudad estuviese a tus pies... es decir, a mis pies, como debe ser.
Me había planteado la opción de concederle el honor de ser mi maestro al brujo local, pero en cuanto me enteré de quién era, Magnus Bane, Gran Brujo de Brooklyn, se me quitaron todas las ganas. Es decir, ¿Brooklyn? Eso está lleno de pobres... además, dicen que vistiendo tiene peor gusto que un mono saqueando el armario de Lady Gaga. Obviamente quedó descartado, pero aún seguía teniendo mi principal opción, el Gran Brujo de Tokio, del que había oído hablar en mi primer viaje a Japón no hace mucho.
En cuanto el papel con la dirección estuvo en mi mano, me acerqué al armario y me puse a revolverlo todo. La primera impresión es siempre la más importante, así que tenía que ser impecable. Tras cerca de una hora escogí por fin lo que me pareció más apropiado. Sencillo, elegante, y en negro, como debe hacerse la primera presentación a un brujo decente. Me puse un vestido corto negro, entre tirantes y manga corta, con adornos florales sobre tela de encaje. A juego llevaba unas medias negras también de encaje, unos tacones altos y un bonito collar de perlas enlazadas adornando mi cuello. Me peiné el pelo hacia un lado, esta vez sin diadema, pero ligeramente ondulado, sofisticado como toda una dama.
Sonreí satisfecha frente al espejo, echándome al hombro un bolso plateado a juego, y bajando para pedir un taxi hasta la dirección indicada.
Apenas llegué, me retoqué un poco sacando un pequeño espejo del bolso, y en cuanto me vi absolutamente perfecta, dí unos toquecitos a la puerta con la mano, esperando con una encantadora sonrisa a que se abriese la puerta. Estaba realmente emocionada.


avatar
Lucile Voinchet
Brujo
Brujo

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Localización : Actualmente un lujoso ático en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Lun Abr 28, 2014 6:47 pm

Acababa de pasar una noche espectacular, en compañía de un mundano nada despreciable, pero inevitablemente había llegado la despedida. Si es que a eso le podemos llamar despedida. Estaba durmiendo la borrachera, felizmente, cuando el maldito mundano se despertó y empezó a gritar de la forma más ruidosa que pudo ocurrírsele. Me despertó y ya que no lo había hecho de buena forma, se ganó una bofetada. La causa de que se transmutara en cacatúa humana era que por supuesto, dormido, ebrio y algo más, no controlo tan bien que mis alas se oculten, y aquí teníamos de nuevo la cosa número uno que más detesto, después de los nefilims: la gente que me llama por nombres absurdos. Y ya ha muerto la época en la que me llamaban oni, ahora me llaman ángel oscuro y no puedo soportar que me llamen como uno de esos malditos seres que creó a la raza que más detesto.

Tras lanzar al tipo por la ventana, pero con un ligero hechizo de viento para que no se matara (aunque ups, se luxó una rodilla, pero no era mi intención, lo juro), intenté volver a dormirme, pero me fue imposible. La resaca es una cosa horrenda, y por algo me esmeré en crear la maravillosa poción que me preparo y me bebo para evitarla. Encendí un cigarrillo de vainilla, no tanto por la acción de la noche, sino para festejar la despedida, y tomé un largo baño. Me vestí con jeans negros, calcetines a juego y una camiseta violeta, y bajé a escuchar música y pintarme las uñas al estilo mundano, sin magia.

Apenas acababa de poner a repetirse mi nuevo disco, cuando alguien toca la puerta, y me fastidio. Normalmente me tomo una hora y media al menos para arreglarme, pero cuando me pinto las uñas, puede extenderse a tres horas. ¿Qué diablos de hora es? No es hora para visitas. Muevo las manos para secar las uñas, pero no con el aire que se mueve, sino con un hechizo simple, y camino hasta la puerta, murmurándome:

- El invitado ideal no es el que se queda el tiempo justo, el invitado ideal se queda en casa.

Me estiro y me muevo para ocultar mis alas, que es lo único que hago actualmente. Detesto ocultarme por completo y soy bien guapo así. Abro la puerta, fastidiado, pero ese fastidio disminuye al ver que no es un nefilim para reclamarme por dañar un mundano, aunque tampoco es un hombre guapo tocando caliente a mi puerta, así que supongo que es comprensible que no sonría como modelo de dentífrico.

- Ah, sí hola, ¿a quién buscas? No organizo fiestas, pero tu vestido es increíble.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Lucile Voinchet el Mar Abr 29, 2014 3:45 pm

Esperé con una encantadora sonrisa, que se acentuó mientras la puerta se abría. Frente a mí apareció un chico asiático combinando el negro con el violeta, una buena elección junto a su esmalte de uñas, aunque tenía la típica cara de alguien que acababa de levantarse con dolor de cabeza. No le di importancia a ese detalle, y cuando me dijo que no organizaba fiestas y me hizo esa pregunta, asentí con mi educada y perfecta sonrisa.

- Sí, lo sé, y gracias, sabía que sería el vestido apropiado.

Comenté, tendiéndole la mano como saludo profesional. Si la dirección es correcta, que lo será, claramente tiene que ser él.

- Lucile Marie D'Voinchet, es un honor conocer al Gran Brujo de Tokio.

Dije dejando unos momentos para ver si aceptaba mi saludo y añadiendo entonces de forma muy profesional.

- He venido desde París buscando al mejor brujo de la ciudad, y aquí me tienes en tu puerta, enhorabuena. Espero que podamos hacer negocios juntos, si te interesa mi oferta.

Entonces pregunté de forma educada, manteniendo esa sonrisa de muñeca de porcelana.

- ¿Puedo pasar?

Me quedé en el umbral de la puerta esperando su respuesta, pero algo me dice que tendrá cierta curiosidad. No todos los días una bruja como yo cambia de país solo para buscar a otro brujo, y menos sin conocer más de él que su reputación.


avatar
Lucile Voinchet
Brujo
Brujo

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Localización : Actualmente un lujoso ático en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Jue Mayo 01, 2014 12:00 am

Alguien toca y pienso que se equivocó de casa. Vivo en una zona bastante decente de la ciudad, que es donde se ve que ella pertenece, o quizá incluso a una más lujosa. Yo en realidad mantengo mis lujos en mi país natal y en el interior, aquí intento disimular, al menos un poco.

- Claro que es apropiado, es negro.

En realidad no entiendo por qué me saluda, pero tomo su mano cuando me la tiende y entonces veo con agrado que me conoce. Sonrío de lado, encantado por este pequeño alimento a mi ego.

- Kyosuke Nightshadow, como veo que ya sabes. Se nota que haces tu tarea, y eso acaba de ganarte muy buenos puntos conmigo, Lucile. Enchanté.

No sé qué quiere de mí, pero espero y esos segundos prueban valer oro. Me busca para hacer negocios y me llama el mejor brujo de la ciudad.

- Espero que no me hayas confundido con Magnus Bane, porque cuenta la leyenda que él es el mejor brujo de la ciudad. Pero todos sabemos que las leyendas no son del todo ciertas. Escucharé tu oferta.

Le hago un guiño, pero sigo esperando paciente la información. O quizá, no tan paciente. Hay algo que nos hace diferentes a Bane y a mí, y es que quizá él sea mucho más poderoso en magia blanca, pero no sabe tanto sobre magia oscura como yo, de eso estoy seguro.

Con un ademán, la hago pasar. Cierro la puerta tras ella y le muestro el sofá.

- ¿Quieres algo de beber? Disculpa el desorden.

El desorden por supuesto, sólo es la botella cerrada de barniz de uñas negro sobre la mesita de centro. En realidad adoro el caos, pero puedo tener mi casa en orden con magia.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Lucile Voinchet el Jue Mayo 01, 2014 1:58 pm

Esbocé una sonrisa orgullosa con su cumplido por mi vestido. No es que toda mi vestimenta fuese negra, de hecho tenía vestidos muy variados, pero en este caso sabía que era la mejor opción. El negro siempre muestra elegancia y cierta fascinación por la magia oscura, algo que a muchos brujos les encanta, y yo no soy menos.
Mi sonrisa se acentuó confiada al decirme que conocerle me hacía ganar puntos, añadiendo cuando me dejó esa cortesía en francés.

- Y el que sepas francés hace que esté aún más segura de venir al lugar apropiado.

Dije, torciendo un poco el gesto cuando me preguntó si no le había confundido con Magnus Bane, esbozando entonces de nuevo una sonrisa orgullosa y negando al momento.

- Mira, entre tú y yo, solo por cómo se viste ya lo había descartado... pero además, ¿Brooklyn? ¿Un poderoso brujo pudiendo tener todo lo que quiera y vive en un barrio mediocre como ese? Me parece que no está a la altura para lo que yo necesito.

Asentí con una sonrisa de lo más satisfecha cuando me ofreció a pasar y aceptó escuchar mi oferta.
No le di mucha importancia al desorden que se suponía que tenía, porque lo único fuera de lugar que veía era un esmalte de uñas, pero cuando me ofreció beber algo, negué mientras dejaba mi bolso en una silla vacía.

- Espero que no te importe que haya venido preparada.

Haciendo un gesto sencillo con mi mano derecha, apareció en ella una botella del mejor champagne francés, que había dejado preparado en casa para traerlo. No me gustaba cargar con nada cuando voy a los sitios, es más fácil traerlo después. Y haciendo el mismo gesto con la otra mano, aparecieron entre mis dedos dos de mis copas de cristal de Swarovski, con cristales brillantes en la base, tendiéndole al brujo la botella.

- Dicen que normalmente el champagne se abre para brindar por una celebración, pero soy optimista y estoy segura de que te interesará mi oferta, así que no veo problema en descorcharlo primero.

Le cedí los honores sentándome en el sofá y dejando las copas en la mesa, mientras iba al grano.

- Verás, estoy buscando un maestro, el mejor que pueda encontrar, y en un viaje de turismo que hice hace poco por Tokio oí hablar muy bien de ti. No he practicado mucho con mis poderes desde hace tiempo y siento que últimamente estoy malgastando mi potencial, así que llevo unas semanas buscando el mejor maestro posible y te he elegido a ti. Enhorabuena.

Le dije alegremente, añadiendo para dejarlo claro.

- Obviamente te pagaré, aunque supongo que no con algo tan simple como el dinero, pero verás que soy una mujer de recursos, así que el precio no sería un problema.

Esperé su respuesta con cierta curiosidad, aunque no creo que hubiese ningún problema. Suelo conseguir siempre lo que quiero y me negaba a que hoy fuese la excepción.


avatar
Lucile Voinchet
Brujo
Brujo

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Localización : Actualmente un lujoso ático en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Jue Mayo 01, 2014 7:49 pm

La bruja había demostrado ser excepcional con algo que amo que es la ropa. Si bien es cierto que yo voy por la vida en vaqueros y chaqueta de cuero, también sé vestirme como se debe si la ocasión lo amerita. Ella es más del estilo elegante, pero vaya que lo luce.

- No sólo se pierde en las guerras. Lo aprendí durante la Segunda Guerra Mundial y me ha venido bastante bien. En París hay excelente vino y comida maravillosa. Eso sin mencionar la moda.

Es de los países que más me gustan, tiene estilo. Y la ciudad luz es hermosa.

Gana más puntos al reaccionar así sobre Magnus, que aunque siempre tendrá un lugar muy especial en mi negro corazoncito, siempre le guardo algo de rencor cuando tiene pareja, justo como ahora. Río al escuchar lo de cómo se viste.

- Bueno, en eso tienes razón. En Brooklyn no hay desfiles de moda como en Tokio.

Le ofrezco pasar y me disculpo por el ligero desorden. Por supuesto que en el piso de arriba hay más desastre en mi habitación, pero ella no pasará ahí, y el resto de la casa me gusta ordenado. Me siento sobre el sofá, cruzando la pierna derecha sobre la izquierda y niego, aceptando que no me importa que venga preparada.

Demuestra ser la acción inteligente porque veo con sorpresa que trae champaña. Incluso abro un poco la boca, sorprendido. Yo puedo parecer un ebrio a veces, pero no bebo cualquier cosa y esta es sin duda la mejor. Las copas me hacen evocar el restaurante Jules Verne de la torre Eiffel y sé que esta bruja no viene de cualquier lugar.

- Sólo ganas puntos positivos conmigo, me gusta la gente segura de sí misma.


Aunque podría abrir la botella con magia, lo cierto es que la abro de forma mundana y normal, como una especie de homenaje o muestra de respeto a este alcohol tan maravilloso. Sirvo, primero en su copa y luego en la mía, y dejo la botella sobre la mesita. Hago a un lado el barniz de uñas y escucho. Tomo la copa y la miro, divertido y halagado.

- ¿Y escuchaste que no he tenido un alumno en siglos y que nadie me aguanta el paso? Porque es cierto. Soy algo fuera de lo común, pero eso me hace ser mejor y más interesante.

Miro las burbujas dentro del líquido claro y escucho que me pagará. Bien, teníamos la mitad del camino recorrido.

- El precio, varía. Verás, efectivamente no necesito dinero, tengo bastante. En realidad lo que pido a cambio depende en parte de qué aspectos de la magia quieres aprender. Si escuchaste de mí de las personas correctas en Tokio, sabrás que soy muy distinto en verdad del buen Magnus Bane. Y básicamente, mi precio incluye que tú no podrás hacer algo que me avergüence, o dejaré de ser tu mentor. Admitirás que soy tu mentor si es que estás orgullosa de ser mi discípula y viendo que has venido hasta aquí por mí, estoy seguro de que lo estarás. Y por último, deberás consentirme. Me conformo con cosas tan simples como este champán, un barniz de uñas Lancôme, algún té exótico, un viaje, no sé. A veces la simple compañía es más que suficiente.

Levanto la copa y la choco con la suya.

- Enhorabuena, si es que aceptas.


Bebo un poco, degustando el delicioso sabor de esta champaña, justo como me encanta.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Lucile Voinchet el Sáb Mayo 03, 2014 12:01 pm

Entré en la casa y pese a que dijo que estaba desordenada, yo la veía en un estado impecable. Se ve que tiene muy buen gusto.
Sonreí cuando me dijo que había aprendido francés en la Segunda Guerra Mundial, asintiendo de acuerdo con él.

- Sí, aunque fue una pena que durante esa época se cotizasen más las armas que el ir vestido apropiadamente. Supuso una pequeña caída al Imperio de la Moda de mi familia, pero hemos remontado bastante actualmente.

Le dejé claro que era mi primera opción como maestro, ya que, aunque no conozco personalmente a Magnus Bane, dudo que resistiera pasar demasiado tiempo con él por cómo se viste. Además, había oído que es bastante más moralista y yo necesito un maestro más a mi medida.
Puse cara de alarma cuando dijo que en Brooklyn no había desfiles de moda como en Tokio.

- Satán nos libre... Si alguna vez llegamos a semejante debacle será el momento de aceptar que la moda tal y como la conocemos ha muerto.

Apenas entré, demostré que lo traía todo preparado al hacer aparecer la botella de champagne, esbozando una sonrisa orgullosa con su cumplido.

- Cuando quiero algo, sé exactamente lo que tengo que hacer para conseguirlo. Pretendo que esta reunión no sea la primera excepción en mi vida.

Me senté a su lado, haciendo un leve gesto de alzar la copa hacia él como brindis antes de tomar un poco de champagne y asintiendo con sus advertencias.

- Lo sé, pero no hay nada que me motive más ahora mismo que el proyecto que tengo entre manos.

Comenté, con una sonrisa misteriosa de inicio, y añadiendo confiada.

- Estoy dispuesta a lo que sea.

Me comentó sus condiciones y la verdad no era nada complicado. No he avergonzado a nadie en toda mi vida, mi presencia solo realza la clase de los que me rodean, y obviamente, si estoy aquí, es porque le quiero a él de mentor, algo que llevaré con orgullo.
Ante la idea de regalarle alguna cosa cara de vez en cuando o hacerle compañía, esbocé una sonrisa satisfecha, dejando por un momento mi copa y sacando del bolso una tarjeta, que le tendí alegremente.

- Empecemos por esto. Es una tarjeta de crédito ilimitado para todas las boutiques del mundo de La Rose D'Voinchet, las tiendas de alta costura de mi familia. Vayas a cualquiera de ellas en cualquier parte del mundo, con esta tarjeta podrás llevarte todo lo que quieras. Es la única que existe, además de la mía, y está personalizada.

Ya lo tenía todo pensado, así que en la tarjeta negra con rebordes dorados y un lazo violeta en un lateral, con letras plateadas y en relieve podía leerse "Kyosuke Nightshadow". Teníamos tanto moda femenina como masculina, así que de inicio era una buena forma de considerar pago adelantado.

- Una muestra de confianza y buena voluntad. Disfrútala.

Cogí mi copa de nuevo y brindé con él decidida, aceptando su propuesta.
Tras beber un poco más, le pregunté con curiosidad.

- ¿Y bien? ¿Cómo deberíamos empezar? No he tenido nunca un maestro de verdad y no sé muy bien cómo van estas cosas, pero por mi llegada a Nueva York y para mostrarme a la élite de la ciudad, había pensado organizar una fiesta exclusiva únicamente para los brujos de la zona en mi ático de lujo del Upper East Side. Si lo ves una buena idea, serías mi invitado de honor.

Sería un buen momento no solo para presentarme a esta ciudad, sino también para presentarme como su discípula y dejar claro que no soy de las que se juntan con chusma, pues me ocuparía de que solo los mejores brujos asistieran, nada de otras criaturas inferiores como los licántropos, y mucho menos los nefilim.


avatar
Lucile Voinchet
Brujo
Brujo

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Localización : Actualmente un lujoso ático en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Sáb Mayo 03, 2014 10:16 pm

Al parecer tampoco para ella todo fue malo en la guerra, ya que siempre es bueno resurgir de entre tus cenizas cual féniz.

- Fue mi época de ascenso. Al terminar la guerra me convertí en Gran Brujo. Hay que aprovechar también las adversidades.

Me halaga que haya venido desde tan lejos sólo para ser mi alumna, y por supuesto que le gana muchos puntos, porque podría presumir de ella. Sin mencionar que halaga mi ego al decir que soy mejor que Magnus, aunque no lo diga directamente. Sonrío divertido y río un poco al ver cómo se pone al escuchar que no hay desfile de modas en Brooklyn.

- Siempre hay gente que no tiene estilo.

La aparición de la champaña es realmente algo impresionante, sin mencionar las copas. El estilo y la estética europeas en su máxima expresión. Siempre me han gustado, y el alcohol es mi perdición.

- Me agradas, para qué negarlo. Nos parecemos bastante por lo visto, y es un cumplido, por supuesto.

Se sienta conmigo y seguro que nos vemos bastante bien, como un par de personas elegantes, aunque claro que yo me veo más casual porque no visto elegante. Pero de todos modos, tengo mucho estilo.

- ¿Y cuál es ese proyecto? No puedo ayudarte si no me cuentas.

Y soy un poco curioso, la verdad. Ojalá sea algo como matar a alguien o enfadar a la Clave, eso sí que la haría completamente perfecta.

- Menos mal porque para ser mi alumna se requiere una buena dosis de ganas de hacer lo que sea.

Expongo mis condiciones, pero no creo que sea algo difícil, ni mucho menos imposible. Tiene dinero, las cosas relacionadas con él deben ser pan comido y el resto es algo que espero que aprecie, porque espero que valore mi compañía. Y también espero que sepa que la fulminaré si hace algo indebido, como hacerle trabajos gratis a la Clave o enamorarse locamente de un nefilim. Tengo mis límites.

Lucile me tiende una tarjeta que tomo y casi me voy de espaldas al escuchar lo que es. He escuchado la marca, por supuesto que sí, aunque la vez que pasé por alguna boutique en París y la conocí, no tenía prácticamente nada de dinero. Ahora, me parece algo salido de un sueño, porque no pensé que estas cosas existieran fuera de las películas. Por si fuera poco, es negra y tiene violeta, ¿qué más puedo pedir?

- Vaya, pues muchas gracias. Le daré un muy buen uso, porque supongo que alguna vez saldremos a cenar y ni creas que voy a buenos lugares vestido así.

En parte sentía la necesidad de aclararlo, ya que bien que mal, comparado con ella no estoy tan bien vestido y no quiero que piense que soy un pordiosero. Sonrío y bebo de la copa, aceptando de este modo a mi nueva discípula. Una bruja a la cual entrenaré realmente por el puro gusto y no por algunas de las razones estúpidas que me habían llevado a tomar un discípulo antes, y perderlo en un par de días.

- Pues no hay un protocolo, si es a lo que te refieres. Sólo me gustaría saber qué tipo de magia sabes, ver alguno de tus hechizos estrella y quiero saber qué quieres aprender de mí. Créeme que si está en mis manos te lo enseñaré, por difícil que sea.

Dejo la copa vacía y la tarjeta sobre la mesita.

- La fiesta es una excelente idea. Darte a conocer siempre es algo bueno, pero te daré un consejo: di la verdad. Al menos hasta cierto punto. No digas que eres capaz de hacer cosas que no puedes hacer. Esto porque puedes conseguir algún trabajo o mejor aún, porque puedes compartir conocimiento con alguien más. En todo caso, decir que estás aprendiendo pero mostrarte como alguien bastante bueno, hará que teoricen y piensen que pronto, serás mucho mejor. Y no se equivocarán, de eso me encargaré yo.

Relleno las copas y le echo otra mirada a la tarjeta.

- Iré por mi atuendo a tu boutique.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Lucile Voinchet el Dom Mayo 04, 2014 5:37 pm

Asentí con sus palabras, de lo más acertadas. La verdad es que de todo se puede sacar un lado bueno, si sabes buscarlo.

- Bien dicho. Nada es una pérdida de tiempo si sabes cómo aprovechar cada detalle.

La idea de un desfile de moda en Brooklyn hizo que se me revolviesen las tripas, y al parecer mi futuro maestro estaba de acuerdo conmigo, algo de lo que me alegro. Se nota que tenemos pensamientos muy similares y por eso sé que he hecho bien escogiéndole a él.
Asentí con una sonrisa orgullosa. No me hacía falta que me remarcase que era todo un cumplido.

- Lo sé, y cada vez tengo más claro que escogí al mejor. Vamos a llevarnos bastante bien, con todo lo que tenemos en común. Será interesante el cambio de vida.

Comenté muy segura de ello, y cuando me preguntó por mi proyecto, esbocé una sonrisa misteriosa antes de responder con cierta malicia.

- Venganza.

Entonces me expliqué un poco mejor, tras tomar un poco más de champagne.

- Verás, en el último desfile de mi marca de ropa, se presentó un brujo británico de lo más rastrero y desagradable, pero que además resulta que es empresario. Quiere comprar mi marca, pero sabe que la única forma en que se la vendería sería si me arruinase, así que intentó difamarme y sembrar la primera semilla de discordia entre mis accionistas. No se me dan bien las peleas legales y por desgracia sus poderes son mayores que los míos, pero dicen que en el amor y en la guerra todo vale, así que por eso he buscado entre los grandes brujos de los que he oído hablar para buscarme un maestro apropiado. En cuanto le supere pienso llevar esta batalla fuera del ambiente comercial y demostrarle que no hay quien salga impune de intentar quedar por encima de Lucile Voinchet.

Dije de lo más orgullosa, manteniendo una sonrisa un tanto cruel y manipuladora. Ese cerdo británico se va a enterar de lo que es una bruja ofendida, y más aún cuando aprenda a mejorar mis poderes bajo la tutela de un Gran Brujo.
Tras explicarle la situación, le entregué el primer pago, crédito ilimitado en una de mis tiendas, asintiendo con una sonrisa ante la idea de una cena.

- Estaría bien. Aún no conozco muy bien la ciudad y así podrías enseñarme algunos de los restaurantes más elegantes de la ciudad.

Al preguntarme por mis habilidades mágicas, me quedé un poco pensativa, respondiéndole al final con lo que más o menos consideraba mi especialidad.

- Pues verás, por lo que tengo entendido, mi padre era una especie de íncubo, así que sobre todo se me da bien lo que tiene que ver con el calor y el fuego, además de la seducción. Y en parte también arrebatar la vitalidad a seres inferiores como plantas o animales. Conozco algunas pociones y puedo abrir portales sencillos, pero tampoco estoy muy acostumbrada a eso. No he potenciado mucho mis poderes y tampoco es que tuviese a nadie digno para que me guiase, por eso estoy aquí ahora.

Le comenté, preguntándole entonces por la fiesta. Al final creo que sería buena idea, así que asentí con sus consejos, tomando nota.

- Me parece perfecto, esperaré hasta estar asentada del todo y a aprender algunas cosas de ti antes de organizarlo todo. Ah, y en cuanto a la tienda, si pasas con unos días de antelación puedes pedir que te hagan algo exclusivo a medida. Dan prioridad a lo que se pide con esas tarjetas.

Al final iba a ser más fácil de lo que creía encajar con el Gran Brujo de Tokio y creo que además me resultará divertido. Parece que tenemos muchas ideas que se complementan y después de tantos años por mi cuenta, la idea de pasar más tiempo con otro brujo me resulta bastante agradable.


avatar
Lucile Voinchet
Brujo
Brujo

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Localización : Actualmente un lujoso ático en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Dom Mayo 04, 2014 7:33 pm

Es divertido ver lo mucho que valora la moda esta mujer, pero no es algo que me desagrade, porque yo también la adoro, aunque tengo mi propio estilo y hay cosas que están de moda o son de marca y me parecen horrendas. También es encantadora cuando me halaga, sabe ganarse a las personas, pero asiento, porque también creo que nos llevaremos muy bien.

- Ya nos estamos llevando bien.


Al escuchar que lo que busca es venganza, sonrío de esa forma en la que parezco más demonio que humano. Es como si mi sangre de demonio burbujeara por la emoción. Escuchar los detalles sólo lo hace mejor, particularmente por la forma en la que se refiere al brujo ese, tan distinta de como se refiere a mí. Bebo mientras escucho, pero sí que es rastrero y desagradable.

- Puedes retarlo a duelo, cuando estés más preparada. ¿Sabes qué tan bueno es, o qué magia le gusta más? O si está de acuerdo con la estúpida Clave, eso también nos da una idea.

El primer regalo es absolutamente increíble y necesito sentir el plástico y ver mi nombre escrito ahí para creer que es real.

- Pues podemos ir hoy mismo. Hay uno de comida japonesa que me encanta y tengo un par de kimonos arriba. O italiana, no sé, sugiere.

Una vez formalizado todo esto, pregunto por sus habilidades porque es algo que necesito saber. Río encantado al escuchar sobre su padre, un dato que no era tan necesario pero siempre es bienvenido. Y adoro los íncubos, para qué negarlo.

- Mientras no intentes seducirme a mí porque soy gay, ni hacerle nada a mi hermoso gato, no tendremos ningún problema. Los portales son útiles aunque sí te desgastan porque son cansados, pero valen la pena. Puedes llegar de forma inmediata a donde quieras, yo así es como logro cumplir con mis obligaciones en Japón, pero también voy de compras, a cortarme el cabello, a conciertos y cosas más personales. Podemos empezar por aprender lo que quieras, pero una idea puede ser que extiendas la seducción a otras emociones y también las provoques. Y lo opuesto a calor y fuego, agua y hielo. ¿Sabes sanar? Sé que no es tan emocionante, pero es útil y sirve para aparentar que eres chica buena. Y los portales pueden ser una buena idea. Pero antes que nada, piensa en lo que quieres tú. Estas son mis sugerencias, pero si no quieres aprender a hacer portales porque puedes pagar boletos de avión y te gusta viajar así, es mejor que ocupes ese tiempo aprendiendo otra cosa.

Era muy cierto y también tendría una motivación extra aparte de patearle el trasero a ese idiota.

- Y has avanzado bastante sin un maestro. A mí me costó conseguir un maestro convencional.

Y luego no había podido sacármelo de la cabeza, pero esa es otra historia.

Hablamos entonces sobre la fiesta y le doy algún consejo para triunfar.

- No más de un mes, para que siga siendo tu presentación. ¿Eh?


A ver, ¿en serio? Así que iba a poder ser como esos actores de Hollywood, pero con mucho más estilo.

- Gracias a los dioses que quisiste que fuera tu mentor. Haré eso para tu fiesta, pero igual iré a ver lo que hay.

Voy a ser toda una celebridad. Lo aprovecharé cuando algún estúpido nefilim me cite, a ver qué opinan.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Lucile Voinchet el Mar Mayo 06, 2014 4:13 pm

Sonreí alzando mi copa, como un brindis a eso. Es bueno que hayamos congeniado tan bien. Eso significa que, como esperaba, he escogido al maestro apropiado.
Le dije claramente el por qué de buscar un maestro justo ahora, y mi sonrisa se acentuó cuando pareció más que dispuesto a ayudarme en mi venganza.

- Pensaba en algo menos noble. Además, no quiero humillarle en público, eso vendrá después... lo que quiero es hundir su existencia. Nadie me deja en mal lugar sin que termine sin poder aspirar a más que a barrer suelos.

Comenté con orgullo, negando ante lo de la Clave. Tampoco tenía muy claro el tipo de magia que usa, pero algo sospechaba.

- Creo que tiene que ver con la persuasión. Nadie tiene tanta suerte dejándolo al azar. Y parece sentir total indiferencia hacia la Clave, como que ni le va ni le viene. Lo único que parece importarle son las mujeres y el dinero. Es su modo de vida desde hace siglos, por lo que ve. Cuando un negocio le gusta, se apropia de ello, de una forma o de otra, y le ha echado la vista encima al de mi familia... Pero antes le saco los ojos que dejarle que ponga un pie en mi mundo.

Sentencié claramente, de forma que se notó que mis palabras eran realmente literales. Pese a que yo misma no me ensuciaría las manos con algo así, estaría dispuesta a contemplar como alguien a mi orden le sacase los ojos con una cucharilla de postre... A ser posible de las de plástico barato, para no malgastar una buena vajilla.
Me puse de mejor humor al pasar al tema de los restaurantes, esbozando una sonrisa de lo más entusiasmada con la idea.

- Adoro el sushi, y poder ir a un restaurante japonés decente con alguien que de verdad entiende del asunto sería genial. Te sorprenderías en cada sitio a lo que tienen la desfachatez de llamar sushi...

Había arruinado un par de restaurantes asiáticos de supuesta alta cocina en Francia solo por servir algo que, pese al nombre, estaba claro que no era sushi ni de lejos.
Hablamos de las cosas que podría enseñarme, aunque no pude evitar reír un poco al decirme que no ligase con él, que era gay.

- Lo peor que podría pasar es que nos encaprichásemos del mismo hombre, pero supongo que siendo mi maestro estaría dispuesta a compartir.

Comenté con una sonrisa atrevida, tomando nota mentalmente de lo que me iba diciendo.

- Supongo que lo de los portales no es tan necesario. Tengo un avión privado, que es con lo que he venido. Pídemelo si alguna vez necesitas ir a algún sitio y puedes permitirte unas horas. Es bastante cómodo. Y la verdad, creo que me parece útil lo de la curación, pero estoy más interesada en pociones letales o cualquier tipo de control y manipulación. Aun así no tengo preferencia clara con algo por lo que empezar, así que dejaré que decidas tú. Tú eres el maestro al fin y al cabo.

Hablamos de mi fiesta de presentación, algo con lo que estaba realmente de acuerdo.

- La planearé para dentro de unos 15 o 20 días a lo sumo. Empezaré con los preparativos apenas termine de asentarme.

Le aseguré, sonriendo orgullosa al verlo tan agradecido.

- Puedes pasar cuando quieras. Si te parece, después de la cena puedes pasar a tomar una copa por mi ático, te presento al servicio y así puedes pasarte cuando quieras.

En cuanto le conocieran, nadie le pondría pegas para nada. Es bueno causar buena impresión a quien quieres que te adiestre y creo que en mi caso he aprobado con matrícula de honor este primer paso.


avatar
Lucile Voinchet
Brujo
Brujo

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Localización : Actualmente un lujoso ático en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Miér Mayo 07, 2014 5:09 pm

Venganza es algo que me encanta, y por supuesto que ayudaré a mi nueva alumna. Le propongo que rete al tipo a un duelo, pero ella prefiere otra cosa.

- Puedes hacer eso sin magia. Consigue un buen abogado.

En parte veía como desperdicio usar magia para algo que no vale la pena, y además, podría empezar de una vez con su venganza.

- Si eso es cierto, entonces se parece a lo que tú haces. Será muy fácil. Y más si es tan predecible, ¿qué tal si hacemos algo juntos? Me tienta un tipo que le interesan sólo las mujeres, son tan fáciles de fastidiar.

Porque se comporta como mundano. Esto es lo que le gusta al mundano heterosexual promedio.

Propongo cenar juntos y qué mejor que en un lugar con estilo, aunque la verdad sea dicha, ni me fascina comer, y soy tan feliz en Taki's que es de poca monta. Pero esta es una ocasión especial.

- Pequeña, el sushi es un entremés. Espero que no pienses que es una comida completa. Y tienes que probar el ootoro, que dentro del grupo del sushi es lo más caro y lo más delicioso porque tiene mucha clase. Y te sorprenderá saber que puedes juzgar un lugar más fácil por el sake. Se atreven a servirte vino de arroz y decirte que es sake. Un asco. Pero el lugar que te digo cumple con las expectativas, aunque es tierno porque te sirven platos que en realidad son sencillos como si fueran la cocina más gourmet, pero sabe bien.

Yo soy bastante exigente con los restaurantes de comida japonesa, pero sé que tampoco serán un lugar exclusivo en la calle Roppongi.

Le propongo enseñarle algunas cosas, pero también bromeo con que no intente seducirme, pero lo toma muy bien y me hace reír. Y es que no tomaría bajo mi tutela a alguien homofóbico, por obvias razones.

- Yo soy muy compartido, y llevo como 200 años sin enamorarme, así que no me afecta. También abandono hombres porque le gusten a un amigo o amiga, así que no tendremos problema.


Dejo que elija lo que quiere aprender, y esta vez ya ni me sorprende que tenga un avión privado. Le queda, y en cuanto pueda investigaré la lista de los más adinerados para ver dónde figura ella. Supongo que en un lugar bastante alto y de todos modos puedo asegurar que tiene dinero no declarado, igual que yo.

- Pociones letales es algo que me encanta. Mi magia principal es la oscura, por supuesto, y la aprendí directa de la fuente. Es decir, de un demonio mayor. En segundo lugar tengo la alquimia, y ahí irían las pociones y las transmutaciones, y finalmente, la magia elemental. Esto, sólo para que sepas, aunque como soy Gran Brujo, tengo que saber de todo. Podemos empezar con las pociones y la manipulación. Quizá las pociones te cuesten más, porque por lo que me dices, no es algo que hayas practicado mucho, pero confío en que la manipulación se te dé muy bien. Soy el maestro, es cierto, pero no impongo mi punto de vista porque así te motivas a aprender.

La idea de la fiesta me parece genial, porque es algo que disfrutaría como invitado, y como invitado de honor, aún más. Podría pasar por ropa nueva a la medida.

- Me encantaría tomar una copa contigo. Además, no tengo planes. En realidad casi nunca hago planes, así que aprovecha.

Vuelvo a levantar mi copa y la choco ligeramente con la suya, escuchando el melodioso sonido de una copa de buena calidad, y luego bebo.

- Y aclaro que cualquier cambio en el programa de estudios, es bienvenido.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Lucile Voinchet el Miér Mayo 14, 2014 10:33 pm

Me viene bien conocer las ideas de mi nuevo maestro en cuanto a mi venganza, pero no le veía mucho sentido a lo del abogado, algo que le expliqué. Este idiota lo tiene todo muy bien atado.

- No creo que me sirviese. Tiene algunos muy buenos también y estamos bastante igualados en cuanto a poder adquisitivo. Lo mejor que puedo hacer es destruirle poco a poco a base de escándalos o destapando sus trapos sucios, y eso dudo que pueda hacerlo un abogado mejor que yo.

Comenté, escuchando su propuesta de hacer algo juntos y asintiendo alegremente. Me parece bien y sería una forma estupenda de ver cómo se nos da trabajar juntos.

- Me encantaría escuchar tus ideas al respecto. Además, seguro que será divertido ver qué tal nos desenvolvemos juntos con los complots.

Me ofreció que cenásemos juntos, algo que me parecía estupendo. Además, ya me he ganado lo suficiente su apoyo, pero todo hay que mantenerlo, y dado mi nivel económico, no tenía problema en invitarle a cenar.
Escuché lo que me comentaba sobre la gastronomía japonesa, tomando nota mental de todo. Ya que tengo un mentor de allí, todo lo que pueda memorizar me vendrá bien.

- Vaya, no conocía tanto de la gastronomía japonesa. De hecho el sake solo lo probé en un desfile al que fui en Tokio, por lo que imagino que sería decente. Y por el precio tampoco te preocupes. Hoy he venido dispuesta a tirar la casa por la ventana, así que invito yo.

Fue curioso hablar de la posibilidad de fijarnos en el mismo hombre, aunque negué sin problema cuando me dijo que no solo no le importaba compartir, sino que además también estaba dispuesto a dejar hombres de lado por sus amigos.

- En eso estamos de acuerdo. Una buena amistad vale mil veces más que cualquier hombre. Y bueno, en mi caso creo que el amor no me es de utilidad, y solo me comprometería con un hombre al que considerase de mi nivel, y como salta a la vista no es fácil encontrar uno así.

Le comenté la idea que tenía sobre lo que quería aprender y él me dio algunas opciones también. Asentí más o menos quedándome un poco con lo que me pareció más interesante. Creo que podré aprender mucho de él y ya era hora de buscarme un buen maestro. Está claro que he escogido al apropiado.

- Me parece bien. Aunque sería mejor si antes de cada lección me mandases una lista de ingredientes, para venir preparada.

Por lo que me dijo no solía tener mucho que hacer, algo que me venía genial, no solo por las lecciones de brujería, sino también por no estar sola en la ciudad.

- Bueno, por suerte para ti, a mí me encanta estar en movimiento, así que te avisaré por si quieres venir cuando me inviten a alguna gala, desfile o cena de gala, por si quieres acompañarme. Siempre es más divertido ir con un buen acompañante a ese tipo de eventos. Es aburrido criticar sola a los invitados.

Comenté, chocando de nuevo nuestras copas y tomando algo más de champagne. Al ver que nos quedaba poco en las copas, chasqueé los dedos y la botella se elevó sola, sirviéndonos un poco más.
Asentí con la posibilidad de los cambios en el temario, comentándole entonces con algo de curiosidad.

- También me interesaría aprender algo más sobre demonios. No es que sea una nostálgica, pero no llegué a conocer a mi padre y tengo cierta curiosidad. No volvió por París desde la última vez que mi madre lo vio, cuando aún estaba embarazada. Tengo cierta curiosidad.

Siempre me pregunté por qué no volvió a ese club, que habría terminado en la ruina de no ser porque me apiadé de la dueña.


avatar
Lucile Voinchet
Brujo
Brujo

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Localización : Actualmente un lujoso ático en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Jue Mayo 15, 2014 9:59 pm

Me quedo pensando en eso de que lo mejor es meterlo en un escándalo. Adoro los escándalos en serio que sí, me parecen de lo más divertidos. Incluso le propongo unir fuerzas con ella y en cuanto acepta, me brillan los ojos. Me reacomodo en el asiento y pongo ambos pies sobre el suelo, para luego entrelazar las manos.

- ¿Qué tal un escándalo de los buenos? ¿Qué es lo peor que puede pasarle a ese tipo? Verás, he montado algunos escándalos en mi vida y tiene mucho que no organizo uno. ¿Qué tal si lo descubren conmigo en la cama, in fraganti? No hay nada peor que para un heterosexual que lo descubran en algún acto gay.

Acordamos cenar juntos en un restaurant elegante y japonés, y aprovecho para contarle un poco sobre mi cultura.

- Normal, no eres japonesa. Yo no conozco tanto sobre Francia, sólo un poco sobre la comida y he ido de visita a París, así que también aprenderé mucho de ti. Lo del ootoro lo decía para que lo pidieras cuando estés sola también.


Como terminamos hablando de hombres, acepto compartir y dejar alguno si en verdad le gusta.

- El amor no es útil, pero es bonito si es con la persona adecuada. Yo sólo me he enamorado de verdad dos veces, y eran de un nivel superior. Aún así, cada quien su vida, me da flojera la gente que se la vive buscando el amor, a su otra mitad como si uno no pudiera ser una persona completa por sí solo.

Pasamos al tema del aprendizaje y trato de darle opciones que le gusten y sean adecuadas a ella y sus necesidades. Aunque por supuesto que puede decidir aprender otra cosa, y en realidad, puedo enseñarle todo lo que quiera.

- Seguro, aunque si improvisamos luego te puedo llevar a conseguir los ingredientes de repuesto. Para darte la lista tendrías que decirme qué poción quieres preparar, y si no son difíciles de conseguir, te los pido. Algunos son complicados por escasos o porque no están aprobados por los estúpidos nefilims, así que hay que ser más discreto.


Resulta que podríamos incluso convivir más tiempo, aprovechando que tenemos bastante tiempo libre. Río divertido con eso de criticar a los invitados, algo realmente inevitable.

- Me encantaría poder codearme con la gente de alcurnia, normalmente sólo lo hago en mi país y me viene bien también aquí. Puedes enviarme mensajes de fuego. Eso sí, necesita ser algo realmente bueno para que me levante antes de mediodía y vaya.


Chocamos las copas y recibo con gusto un relleno, más porque viene realizado por un buen hechizo de levitación. Y continuamos hablando.

- Yo sí conocí a mi padre, le perdí la pista poco después de la Segunda Guerra Mundial, pero él me enseñó magia oscura y pelea. Sé bastante sobre demonios, así que no dudo que puedo enseñarte. Y bueno, he tenido escarceos ocasionales con íncubos, así que puedo contarte sobre la raza de tu padre. Los demonios son una raza fascinante.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Lucile Voinchet el Sáb Mayo 31, 2014 10:10 am

Apenas mencionó la idea de ese escándalo en particular, mi sonrisa se acentuó con cierta malicia. Realmente es mucho mejor de lo que de por sí creía que sería... algo así hundiría totalmente la reputación de ese imbécil.

- Creo que ni yo misma podría haber pensado en algo mejor. Para su negocio eso no afectaría lo más mínimo, ya que por suerte vivimos en un mundo más abierto, pero en cuanto a su reputación las mujeres sería lo que más daño podría hacerle. Me encanta esa idea. Tenemos que perfilarla un día de estos, después de mi fiesta de presentación, con una buena cena en mi ático. ¿Te parece?

Así podríamos planear bien la situación. Nunca había tenido a nadie a mi nivel para mis complots, pero creo que con mi nuevo maestro he encontrado a la persona perfecta.
Me habló un poco de la gastronomía japonesa, algo de lo que seguramente aprendería más en la cena que íbamos a tener, pero aun así tomé nota.

- Lo tendré presente, aunque estaría bien más adelante pasar unas vacaciones juntos en nuestros respectivos países. Tú me enseñarías Japón y yo a ti Francia.

Sería divertido para cuando nos apetezca tomar vacaciones. Quizá más adelante, para un descanso de mi instrucción.
Le dejé clara mi concepción del amor, es decir, una idea ridícula, y aunque él sí se había enamorado alguna vez, estaba de acuerdo con lo que dijo al final.

- Estoy de acuerdo. Mi madre murió con esa estúpida ilusión, enamorada de un demonio con el que solo se acostó un par de veces. Fue realmente deprimente...

Nunca estreché demasiados lazos con mi madre, y menos con mi padre, al que no conocía, por lo que era bastante insensible a ese tipo de lazos familiares.
Al hablar de posibles ingredientes para los hechizos y pociones, parece que aquí también hay que saber ganarse a los nefilim, como en todas partes, pero aun así me encogí de hombros. Puede que tengan sangre de ángel, pero no dejan de ser humanos.

- Todo el mundo tiene un precio, y normalmente yo puedo pagarlo. Solo tenemos que averiguar quiénes son más fáciles de comprar en esta ciudad y lo tendremos más fácil... o bueno, chantajear en algunos casos.

A veces no se trataba tanto de pagar, sino de hundir una reputación en caso de no acceder a nuestras peticiones. Los nefilim muchas veces se jactan de nobles y rectos, pero cometen errores mundanos, y algunos podrían costarles su sitio en la Clave, por lo que a veces incluso podrían salirnos gratis pequeñas infracciones.
Reí divertida ante su idea de no levantarse pronto salvo que una fiesta mereciera la pena.

- ¿Crees que te llevaría a fiestas temprano? Por favor, una comida no es más que una burda imitación de una cena. Las fiestas a las que voy son siempre de noche. Es cuando se celebran las galas más importantes.

Brindamos de nuevo y rellené las copas. Una buena charla siempre mejora si es con un buen champagne.
Me habló entonces de los demonios, algo en lo que estaba bastante interesada. Realmente me gustaría conocer a mi padre, más por poder que por nostalgia.

- Me gustaría conocerle, sobre todo por curiosidad y por lo que pudiera sacar de él, pero no sé demasiado. Mi madre solo me contó que era muy atractivo y que parecía tener tatuajes de fuego por el cuerpo, como si le recorriese lava líquida en vez de sangre, pero es lo más característico que me dijo de él.

Supongo que podría hacer memoria y conseguir más detalles, quizá incluso un dibujo con la idea que me había dado mi madre, y preguntar a la bruja que lo conoció en su momento.


avatar
Lucile Voinchet
Brujo
Brujo

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Localización : Actualmente un lujoso ático en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Lun Jun 02, 2014 10:27 pm

Veo que mi discípula aprecia mi ingenio. Y es que hay dos lugares donde le duele a los hombres, en el ego y la cartera, y aquí podríamos golpearlo en dos cosas.

- Directamente no afecta, pero si dañas la imagen, terminará dañándose el negocio. Empezará a haber gente que recuerde algún comentario homofóbico, cosas así. Y lo más genial es que no necesitaremos implantar recuerdos. Claro que podemos verlo a detalle, necesitaresmos buena planeación, pero saldrá bien. Tenemos experiencia en esto.

Esto sí que va a ser divertido y adoro divertirme.

Hablamos también sobre la comida de nuestros países y Lucile saca la idea de viajar.

- Adoro viajar, así que por supuesto que acepto. Tú dices cuándo, yo no tengo muchas obligaciones ni un trabajo lo que se dice fijo.

Al hablar del amor pienso en Ryô y en Magnus, pero también estoy de acuerdo en que es una pérdida de tiempo y esfuerzo.

- Mi madre hizo que la convirtieran en vampiro para tener más tiempo para enamorar a mi padre. Por supuesto que no funcionó. Se hacen muchas tonterías por amor, pero algunas no pueden borrarse.

Adoro a mi madre, pero no le quita lo idiota, y hasta ella misma lo dice.

Al parecer no me explico bien sobre los ingredientes y niego.

- Intento decirte que todo se puede conseguir. En realidad todo se consigue con las hadas y como no están del lado de la Clave ni del lado de nadie, nos venden. No gastes dinero, no hay necesidad. Yo te enseñaré eso también, a eso me refería a enseñarte a conseguir ingredientes.

La idea de ir a fiestas y codearme con lo bueno de la sociedad neoyorkina es increíblemente atractivo, aunque medio en broma y medio en serio digo que no me levantaré temprano a menos que sea importante.

- Bueno, a veces hay desayunos, ¿no?

Volvemos a brindar y le digo a Lucile que no tengo problemas con enseñarle sobre demonios. Y su padre suena muy interesante.

- De hecho la cosa más importante que puedes sacar de él es que siempre será el demonio que puedas invocar más fácilmente. Algunos se muestran orgullosos de sus hijos si son buenos brujos. Algunos como mi padre hasta te instruyen.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Lucile Voinchet el Dom Jun 08, 2014 11:20 am

Pensándolo bien, lo que decía Kyo tenía mucho sentido. Seguramente ese idiota haría algún comentario homofóbico después de algo así, y con que está de moda la aceptación homosexual últimamente, algo así le haría quedar bastante mal delante de la prensa.
Apenas lo imaginaba todo en mi cabeza, una sonrisa maliciosa adornó mi rostro de porcelana, mirando a Kyo con verdadera admiración.

- ¿Dónde has estado toda mi vida?

Comenté con aspecto soñador. Apenas nos conocíamos y ha estaba resultando el mejor compañero de complots que había tenido nunca. Vamos a pasarlo genial juntos. Está claro que es la mejor elección que he tomado.
No tenía trabajo fijo, así que accedió a viajar cuando quisiera, pensando por un momento y comentando un posible destino.

- La semana de la moda de Milán es en mes y medio, si te interesa. Además, echo de menos el helado italiano.

Le dejé clara mi opinión sobre el amor, aunque al parecer él sí había llegado a amar. Aun así ahora parece soltero y no tener ningún problema con ello, por lo que al final, incluso ese supuesto amor del que hablan en las novelas se termina superando, si vives lo suficiente como para ello.
Me sorprendió lo que me contó de su madre, pero a la vez no pude evitar pensar en la mía. Había muerto ya hace años.

- Vaya, a la mía eso no se le ocurrió, pero posiblemente lo habría hecho de pensarlo. No dejó de acordarse de mi padre durante el resto de su vida... Murió hace años.

Le comenté, aunque preguntando por curiosidad.

- ¿Entonces aún tienes trato con tu madre? La verdad, compadezco a los vampiros. Pensar que jamás, en toda la eternidad, podrán volver a saborear unas fresas con chocolate... Es muy triste, ¿no te parece?

Con lo de los ingredientes no le entendí bien de inicio, pero entonces me explicó que al final todo puede conseguirse y que las hadas son más accesibles en ese sentido, sacándome una curiosa sonrisa.

- Me gustan las hadas. Son las únicas que han sabido igualar mis complots, antes de conocerte a ti.

Las hadas eran expertas en engaños y manipulaciones, y la verdad las admiro bastante por eso. Son de lo más interesantes. Es imposible aburrirse con una, aunque es una putada eso de que no puedan mentir directamente.
Cuando mencionó los desayunos de lujo, asentí, aunque explicándoselo. Yo no suelo ir a muchos porque considero que el verdadero lujo siempre está más en la noche.

- Sí, los famosos Brunch, aunque suelen celebrarse en restaurantes de hoteles famosos o casas de particulares elegantes. Si voy a uno de esos es porque suelo organizarlo yo, y en ese caso siempre podrías quedarte la noche anterior en mi ático y bajar cuando te apeteciese. Suelen estar desde las nueve o diez de la mañana hasta la una o las dos de la tarde, porque se junta el desayuno con la comida.

Me sorprendió lo que me contó sobre los demonios, el hecho de que por ser hija de uno me pudiera ser más sencillo invocarlo, pero me encogí un poco de hombros con la idea de que pudiese enseñarme algo.

- La verdad, no tengo muy claro que sepa siquiera de mi existencia. Por lo que sé de la bruja que lo invocó para su burdel cuando lo conoció mi madre, después de la segunda noche que se la tiró, estando aún embarazada, no se ha vuelto a saber de él.

No me habían contado demasiado de mi padre, así que no esperaba que él supiese más de mí.


avatar
Lucile Voinchet
Brujo
Brujo

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Localización : Actualmente un lujoso ático en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Lun Jun 09, 2014 11:51 pm

Río, encantado porque Lucile me considere ya tan importante como para hacer un comentario de ese estilo.

- Pues... depende, ¿cuántos años tienes? Aunque seguro que haciendo fechorías, son mi especialidad.

Por supuesto que puedo viajar como sea y donde sea. No le tardo casi nada a mis clientes y no son tantos.

- Oh, ¡me encantaría ir a eso! Jamás he ido a una pasarela, así en vivo y a todo color. Aunque un tiempo modelé. Pero bueno, he hecho demasiadas cosas locas en la vida.

Viéndolo en perspectiva, ser modelo no era en realidad alguna cosa loca, mucho menos comparado con otras cosas que he hecho, pero sé que tengo lo necesario. Y creo que parezco algo así como un excéntrico de la moda, quizá hasta me confundan con diseñador.

El asunto del amor me hace recordar que yo he amado dos veces, pero tampoco es como para que me vuelva un adepto del amor y viva buscando a mi príncipe azul y todas esas chorradas. Al menos no he hecho una estupidez irremediable como mi madre.

- Los humanos mueren.

Espero que no pensara que diría que lo siento, cuando ni siquiera conozco a su madre. Bebo otro poco de champaña y compruebo una vez más, que mi relación con mi madre es algo que ningún brujo ha entendido hasta ahora.

- Sí, claro que tengo trato con mi madre, la veo al menos una vez al año, aunque a veces cada tres meses incluso. Ella me quiere y yo la quiero, y hay que concedérselo, no intentó matarme como muchas madres de brujos. ¿Cómo no quererla? Vive en Londres, con una bruja. Tanto que amó a los hombres y llegó una bruja celta sexy, le saltó encima y fue caso perdido. Ya vi de dónde lo heredé, dos padres bisexuales dan como resultado un hijo gay.

Bebo otro poco de champaña.

- No sé sobre fresas con chocolate, pero la comida les da asco, así que no lo extrañan. Aunque empiezan a elegir sangre por tipo. Ah, y pueden embriagar o drogar a la víctima, y entonces la sangre sabe a eso y les provoca los mismos efectos que al humano. A mí me encantan los vampiros, me parecen fascinantes y muy sensuales.

Le explico a Lucile que la enseñaré a conseguir cualquier ingrediente. Tengo algunos contactos entre las hadas y sé hacer negocios con ellas.

- A mí también me gustan. Me gustan más los demonios, luego los vampiros, los licántropos... pero en realidad adoro a cualquier subterráneo o demonio. Y seguro que conseguimos algo épico con ese brujo, tú tranquila.

Me explica el asunto de los desayunos, y para mi tranquilidad me ofrece una solución. Quedarme en su casa sería perfecto, porque no tendría distracciones y quizá sí me durmiera a una hora más decente, como las dos de la mañana o quizá incluso la medianoche, a diferencia de cerrar los ojos cuando ya salió el sol.

- Oh querida, no me negaría a naaaaaaada que hayas organizado tú. A cada momento te quiero más, ¿dónde has estado cada que se me ocurre tener discípulos?

Hablamos sobre su padre y por supuesto que estoy totalmente dispuesto a enseñarle todo lo que quiera de los íncubos. Tengo información de primera mano.

- Es posible que sepa que existes. En realidad pocos demonios tienen instinto paternal como tal, pero el punto es que al tener nosotros su sangre, si sabemos cómo, podemos invocarlo más fácilmente que a otros porque lo conocemos. Porque claro, de algún modo es parte de nosotros, más afín. Todos los brujos tenemos algo afín a nuestro padre demonio y no siempre las marcas. Y puedes usarlo a tu favor. Si eres buena, tu padre sentirá que te debe algo, aunque a veces hay que usar algo de persuasión. Llegado el momento, si le pides ayuda, te la dará, si la quieres para algo que no vaya en contra de sus intereses.

Supongo que es justo contarle un poco sobre mí, así que dejo la copa.

- Mi padre me tuvo a mí y a mis hermanos porque necesitaba generales para su guerra. Alguien que no muriera tan fácil y que pudiera ayudarle para perpetuar una dinastía a base de fingir muertes para volver al poder. Mi padre no es paternal amoroso, pero supongo que sí tiene algo de instinto paternal y se enorgullece de los logros de sus hijos, tanto como mató a algunos por ineptos. Él me instruyó, hubo un tiempo en el que yo sólo sabía magia oscura. Lo obedecí siempre, lo ayudé con lo que quiso, fui general para él durante más de 150 años, y aunque tuvimos una pelea, me perdonó cuando me convertí en Gran Brujo. Apelo a su ego, y me ha ayudado. Así que seguro hay una forma de que cuando lo necesites, logres conseguir algo de tu padre. Sólo necesitas saber que es un intercambio, uno donde tú ganas más y no pierdes nada. Si intentas quitarle algo a la fuerza a cualquier demonio, puede hasta matarte.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Lucile Voinchet el Sáb Jun 21, 2014 8:06 pm

Sonreí divertida con su respuesta. Nunca he tenido problema con decir mi edad abiertamente. Quien sabe, puede que dentro de 500 años, si estoy vieja o arrugada, me lo plantee, pero de momento no lo tenía, así que respondí sinceramente.

- Exactamente 127, aunque creo que soy joven para los brujos que he conocido hasta el momento, o al menos de los que he oído hablar.

Hablando de moda le ofrecí venirse conmigo a la semana de la moda, algo con lo que parecía entusiasmado, y hasta me dijo que fue modelo una temporada. Le eché un rápido vistazo, físico para ello desde luego que tenía, por lo que negué cuando dijo que era una de las muchas locuras que había hecho.

- No lo veo una locura, tienes físico para ello. De hecho, si alguna vez te interesa volver, cada año cambiamos de modelos para mi nueva linea de ropa. Puedes desfilar como modelo principal masculino si cuando vaya a sacar la colección te gusta algún conjunto.

Le ofrecí sinceramente. Si no siempre puede quedarse en uno de los mejores asientos, codeándose con la élite como si fuese uno más entre todos esos famosos diseñadores.
Al hablarle de mi madre no me preocupó su respuesta, de hecho yo nunca había estado muy unida a ella, así que simplemente esbocé una sonrisa traviesa cuando dejó ese comentario, encogiéndome un poco de hombros.

- Sí, es uno de sus muchos defectos.

Lo que sí me sorprendió es que él tuviese tan buena relación con su madre, incluso me comentó que al parecer tanto ella como su padre son bisexuales, riendo divertida con el comentario que hizo al respecto.

- No sé si tendrá algo que ver. Mi padre que yo sepa también es bisexual, y mi madre no sabría definirlo... ¿Cómo llamas a alguien que solo se ha acostado con un hombre, en este caso un demonio, y que no ha vuelto a sentir atracción por ningún otro durante el resto de su vida?

Me resultó curioso lo que me comentó de los vampiros, no solo por el hecho de que no les molestase no saborear nada, sino por el tipo de sangre, lo que me hizo preguntar con cierta curiosidad.

- Eso hace que me plantee una pregunta. ¿Los americanos gordos adictos al McDonalds les sabrán a hamburguesas grasientas, o los vegetarianos a coles de bruselas? Si pueden notar diferencia en el tipo de sangre o que les afecten las toxinas, me pregunto si podrán en cierto modo saborear la comida más habitual de los humanos que se merienden.

Agradecía su ayuda no solo con la instrucción, sino también por prestarse a ayudarme en mi venganza. Ese cerdo engreído no sabe con quién se ha metido, lo que me hizo esbozar una sonrisa maliciosa.

- Eso espero... Estoy cansada de verle pavoneándose en mis desfiles como si pudiese mirarme por encima del hombro. Estoy deseando quitar su sonrisa de estúpido engreído de la cara...

Sonreí halagada cuando accedió a quedarse en mi casa alguna noche para montar al día siguiente un elegante Brunch. Ante su pregunta, reí por un momento, respondiendo con naturalidad. A fin de cuentas es lo que había estado haciendo.

- Aguantar a una vieja bruja mediocre que se creía con derecho a poder enseñarme algo útil solo porque fui concebida en su tugurio nocturno. De no haber sido por mí y los recursos de mi familia, ese antro llevaría cerrado cincuenta años.

Comenté hablando claramente del local donde mi madre se quedó embarazada. Ahora tenía clase y lo había modificado para que fuera un local nocturno de lujo, pero había caído en picado desde que mi padre dejó de responder a los llamados de esa bruja arrugada y aburrida.
Al parecer mi nuevo maestro sabía bastante de íncubos y demonios en general, así que empezó a ilustrarme sobre ello. Al final no solo la visita de hoy iba a proporcionarme un maestro digno, sino también mis primeras lecciones.
Escuché atentamente lo que me contó primero en general y luego lo que añadió sobre su padre, asintiendo bastante impresionada.

- Es curioso, nunca había tratado con un brujo de tu nivel. Las brujas que conocí en el local donde mi padre dejó embarazada a mi madre eran más bien vulgares. Invocaban a mi padre entre tres y tras concebirme a mí, dejó de responder a sus llamadas. Supongo que por eso nunca he tratado con él, aunque no te preocupes, mi único interés al respecto es por simple curiosidad. Lo describían como algo tan perfecto que quiero comprobar por mí misma si es así o si simplemente fueron los desvaríos de una mortal amedrentada y un grupo de brujas demasiado impresionables. Y quizá preguntar si tengo algún hermano o hermana por ahí al que merezca la pena encontrar.

Llevábamos vacía casi media botella de champagne y por la ventana se notaba que empezaba a anochecer.

- Por cierto, al final estoy aprendiendo más de lo que creía para ser mi primera reunión con mi maestro. ¿Te parece que sigamos esta charla en el restaurante japonés? Creo que voy a tomarme todo esto como mi primera clase extraoficial. No imaginaba que pudiese aprender tanto en una tarde.

Seguro que sería un maestro excelente, porque ya me había dicho más sobre mi padre en un par de horas que las brujas que había conocido en mis 127 años.


avatar
Lucile Voinchet
Brujo
Brujo

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Localización : Actualmente un lujoso ático en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Miér Jun 25, 2014 12:39 am

- Yo tengo 373. Pero hay brujos más viejos, tanto que muchos dejan incluso de contar, como Magnusín. Pero no importa la edad en realidad, importa el talento. De todos modos somos inmortales.

Aunque algunos enloquecen, pero sigo pensando que puede ser no por la edad propiamente, sino porque hicieron algún hechizo extraño o invocaron algún demonio que les hizo eso.

Acepto ir a la semana de la moda, y recuerdo cuando fui modelo, aunque no recuerdo bien cuándo fue, creo que en los 70's. Era divertido, y siempre he intentado probar las profesiones interesantes.

- ¿Es en serio? Porque me gustaría. No lo había pensado. Ya me aburrió mi trabajo mundano y quiero cambiar. Y tiene tal vez 30 ó 40 años que modelé. Después sí que hice cosas más locas, pero modelar es glamouroso y aprendes a caminar con elegancia. Aunque bueno, yo ya caminaba elegante, pero tú entiendes, es diferente.


Necesitaría por supuesto alguien que me aceptara, porque obviamente que no tengo trabajos recientes.

- Podrías fingir que me descubriste, no sé. Aunque puedes hacerme una prueba, porque entiendo que tu marca es muy importante y no quiero arruinarlo. Porque de gustarme, conozco tu marca y créeme, me encanta.

Siempre estoy lleno de entusiasmo y confianza, pero en este caso, sí importa si no soy tan bueno en esto, porque es la marca de mi adorada discípula y amiga.

Siempre me es extraño pero curioso ver las reacciones de los brujos que crecieron o sin padres, o sólo con la madre que murió o incluso despreciados por sus marcas. Me son una rareza muy interesante, aunque supongo que yo soy igual para ellos.

- Pero tampoco es malo. Tienen su encanto justamente por ser efímeros.

Bromeo con lo de mi madre y no me sorprende escuchar que haya un íncubo bisexual. Vamos, yo lo sería, se supone que vives para la lujuria.

- Demisexual, supongo. Es un término moderno para nombrar humanos idiotas asexuales que de repente aman y adoran a alguien. Suena mejor que estúpidos. No sé cómo lo logran, yo no podría estar toda mi vida acostándome sólo con alguien. Tal vez porque mi vida es demasiado larga. Y bueno, supongo que todos los ícubos son bisexuales. Aunque ahora que mencionas a tu madre... quizá la mía sí es bisexual y mi padre sólo se follaba lo que hubiera a mano. Era otra época, y no se veía mal follarte un jovencito, aunque fueras heterosexual. Así que ni idea, pero yo salí diferente.

Le cuento un poco sobre los vampiros a Lucile, aunque no como una lección formal. Sólo hablamos, y en todo caso, me daría mucha flojera en verdad dar clase como en las escuelas.

- Hasta donde sé, sólo la comida muy fuerte o especiada, como el picante, la salsa de soya y así. Pero puedo preguntar. En mi experiencia sólo existe el toque ligeramente distinto entre tipos de sangre. Y sí, lo digo porque he probado sangre. Es parte de algunos rituales de magia oscura, pero a veces también pido un poco en Taki's, aunque no me bebo todo el vaso. Finjo terminármelo, pero guardo para pociones.


Tal vez tiene algo que ver con que soy mucho más cercano a mi parte demoníaca, pero no me desagrada.

Todas las ideas que habían surgido sobre la venganza de Lucile, terminan por cobrar forma y sonrío exactamente igual que ella.

- Creo que sí que me haré modelo. ¿Intenta robarte modelos? Es para saber si tengo que ser especialmente bueno, pero es la mejor forma en la que me puedo acercar a él y fabricarle un escándalo que esté completamente involucrado en el mundo de la moda. Mezclaremos algunas cosas que sean verdad, como que somos amigos para que crea que puedo darle información, por ejemplo. Y yo puedo fingir ser ambicioso. ¡Oh, estoy tan motivado!


Esto es más emocionante que cuando arruiné la estúpida fiesta del Instituto. Esta es venganza pura, llena de la adrenalina por pelear con alguien que puede luchar con hechizos y que es más igual que un grupo de idiotas con sangre diluida de ángel.

- Esto será épico.

Me parece más que perfecto que pueda quedarme alguna vez con ella. Yo por motivos de no parecer el extravagante Magnus Bane y para que francamente, no me encuentre cualquier idiota, no vivo en la zona más lujosa de Nueva York, pero vivo en un lugar bastante decente. Aunque no quita que quiero conocer la zona de ricachones.

- Siempre hay alguien que se cree con derecho a enseñarte algo cuando naces. Y no te enseñan todo lo que deberían, siempre hay un grado de mediocridad. Yo no supe hacer magia blanca ni ocultarme con glamour hasta que fui alumno de Magnus, pero a cambio, aprendí magia oscura de un demonio. Así que seguro que también hay cosas buenas, aunque sean pocas.

Sé sobre demonios justamente porque me educó mi padre. No personalmente salvo en ocasiones especiales, aunque también conozco a los demonios porque he invocado bastantes y de hecho, me he dejado seducir por más de un íncubo. Son impresionantes, los adoro.

- En ese caso, debemos esperar a que haya algo más en ti que sólo curiosidad. No sabemos cómo reaccionará, y quizá por aburrimiento sólo te ignore o te viole porque lo interrumpiste. Lo digo por experiencia, aunque yo bien contento, para qué negarlo. Debes demostrarle a un demonio que lo invocas porque quieres algo lo suficientemente bueno de él como para obligarlo a aparecer ante ti. Pero tranquila, todo a su debido tiempo. También podemos cambiar un poco la rutina tradicional y que lo invoques para ofrecerle algo tú, eso lo adoran. Aunque falta para eso, cuando te enseñe a invocar, lo harás como ningún mago neutral o santurrón. Y sobre tus posibles hermanos, quizá no valgan la pena. Ellos a veces destruyen a sus hijos por incompetentes, yo así perdí algunos hermanos, así que es posible que seas la única que sigue viva.

Y para alguien que fue el más chico de unos veinte hermanos originales y se convirtió en el mejor espía en varias guerras y en Gran Brujo, sé cómo lograr complacer a padres demonio.

- Me alegro. Particularmente porque darte conferencias me aburre hasta a mí. Es cierto, ya hasta se me había olvidado lo del restaurante. Cuando me emociono ni pienso en la comida.

Me levanto y le tiendo la mano.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Lucile Voinchet el Sáb Jul 05, 2014 4:53 pm

Asentí de acuerdo con él. En el fondo importa poco la edad, sino más bien lo que hacemos en general, porque como dice él mismo, somos inmortales. El tiempo para nosotros es eterno.
Le ofrecí la idea de retomar sus andanzas como modelo, si es lo que quería, y pareció bastante emocionado, aunque remarcó que no quería estropear nada y que no le importaba hacer una prueba.

- Si dices que has modelado antes seguro que ya tienes unas tablas, pero estaría genial verte. Cuando quieras nos pasamos por alguna de mis tiendas, escoges lo que quieras y montamos en mi casa un pequeño desfile de prueba. En cuanto a lo demás, soy la dueña. No necesitas ningún tipo de currículum o referencia. Puedo poner a llevar mi ropa a quien me de la gana, sin dar cuentas a nadie.

Le sonreí con un guiño de lo más confiada. Es mi marca y como tal hago lo que quiero. Si cambio de modelo principal y alguien se queja, sencillamente lo pongo de patitas en la calle. Será por gente con talento en el mundo de la moda que está desaprovechada...
Me encogí un poco de hombros cuando habló de ese encanto a los humanos. Supongo que algunos sí aprovechan más su vida por eso, pero no son la gran mayoría.

- Aun así sigo prefiriendo a los inmortales. La actitud de los humanos es estúpida. Tienen vidas efímeras y muchos las desperdencian, como hizo mi madre. Al menos la tuya mejoró, y fue lo bastante inteligente como para encontrar un medio de seguir contigo y tratar de cumplir sus objetivos. La mía simplemente dejó que el tiempo la consumiera.

Me habló de sus padres, aunque me hizo reír con ese término. Las idioteces que inventan hoy en día para definir rarezas... Se puede tener un gusto heterosexual, bisexual u homosexual, pero buscarle más pies al gato me parece redundante.

- Bueno, no tengo muy claro eso de los íncubos, pero si llego a conocer a mi padre, puedes preguntárselo. Por lo que sé, en el local en que solían invocarlo y donde conoció a mi madre, solo se acostaba con mujeres, al parecer con la intención de procrear. Por eso me resulta extraño que nunca intentase contactar conmigo. Si era lo que buscaba, es un poco ridículo no asegurarse después de si tus intentos han dado frutos.

También le pregunté acerca de los vampiros. Ya que su madre lo es, seguramente sabrá bastante del tema, y tenía curiosidad en algunos aspectos. Asentí con lo que me iba contando. Sabía de brujos que a veces bebían sangre, pero en mi caso nunca lo había probado.

- Es curioso. Yo nunca la he probado. Lo único que bebo con ese color es vino de cien dólares para arriba la botella.

Comenté con una sonrisa de medio lado, aunque se torció con asco al hablar del brujo al que quiero quitarme de encima. Cerdo asqueroso con ínfulas de gran empresario...
Negué ante la pregunta de Kyo. Realmente no me roba modelos en el sentido de que busque que trabajen para él. Bueno, más bien lo que busca es que se le trabajen.

- No exactamente, pero de vez en cuando intenta acostarse con mis modelos femeninas. Cada vez que una lo hace, la despido por mal gusto... Alguien que presuma de llevar mi ropa no se acostaría por gusto con semejante imbécil...

Comenté bastante molesta, aunque esbocé una leve sonrisa al mirar a Kyo por un momento.

- Aunque ahora que lo dices... ¿qué tal se te da el cambio de forma?

Mi sonrisa denotaba cierta malicia, explicándome antes de que preguntase.

- Si lo emborrachamos lo suficiente y te presentas de inicio con forma de mujer, podrías cambiar de forma en la habitación y conseguir fotos lo bastante comprometidas como para ponerle en un buen apuro. Además, de inicio estaría sobrio, pero cuando te lo llevases a una habitación iría tan borracho que al cambiar a tu verdadero aspecto seguramente ni se percataría.

Además, ya me ocuparía yo de echarle algo en la bebida para que nublase aún más sus sentidos. Si es que Kyo se anima a prestarse a ello, aunque con lo motivado que se le ve, posiblemente le parezca buena idea.
Apenas hablamos de nuestros mentores salió de nuevo el nombre de Magnus. Se ve que Kyo realmente sigue sintiendo algo por él, así que habrá que respetarle, por muy hortera que me parezca vistiendo.

- Bueno, no me enseñaron mucho, pero al menos supe bastante de mi origen. No creo que mi madre me hubiese contado demasiado, así que al menos sé de donde vengo, pero obviamente como brujas dejaban mucho que desear... por eso vino a buscarme un mentor de verdad.

Le sonreí con un guiño confiado y entonces hablamos de los padres demonios. Asentí con lo que me contaba. Espero que tenga razón y no sea complicado, aunque si sigo viva y no tengo más hermanos seguramente podré sentirme orgullosa de ello.

- Siempre puedo ofrecerle el club en el que fui concebida, pero mucho mejor gestionado. Las brujas anteriores lo usaban para llevar vírgenes incautas y que le sirvieran como amantes potenciales. Con mi poder y mi influencia podría convertirlo en todo un local de lujo para todo tipo de demonios, y mientras se supiese llevar la clandestinidad, tendría amantes de sobra para él y para cualquier otro demonio.

No me importaba remodelar el club, y seguro que, si se hace bien, sabría gestionarlo mucho mejor que esas viejas brujas.
Decidimos entonces pasar a la cena, y con una sonrisa elegante, tomé su mano para levantarme del sofá.

- Pues me pongo en tus manos.

Dije con total confianza, esperando para salir con él al restaurante del que habíamos hablado.

OFF::
Pues si te parece, para acortar un poco y que no se nos haga el tema eterno, podemos ir cerrando aquí. Si quieres abro otro en el restaurante y que hablen en la cena, o para darle algo más de vida pasamos a otros días, como una pasarela, o una clase de magia, o incluso puedo poner lo del tema libre de la fiesta para ver si la gente se anima Smile Ya me dices lo que sea y miramos, maestro Wink


avatar
Lucile Voinchet
Brujo
Brujo

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 26/04/2014
Localización : Actualmente un lujoso ático en Nueva York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Dom Jul 06, 2014 5:04 pm

En realidad me encanta la idea de volver a ser modelo, porque es glamouroso, y esas cosas me encantan, pero no quiero echarle a perder algo a mi querida alumna.

- Bueno, referencias sí tengo, pero creo que son de los 80's o algo así. Bueno pues sólo tengo algunas pequeñas condiciones. Verás, no me gusta ocultar mis marcas, así que si no importa que vean que soy un modelo de cabello azul, ojos violeta y con alas tatuadas en la espalda, pues genial. Las alas las oculto en un tatuaje en mi espalda para no tener que ponerles glamour. Ah y no quiero quitarme mis piercings. Creo que puede ser bastante original en todo caso. Cualquier subterráneo perspicaz sabrá lo que soy, pero no importa. Es porque no me gusta pretender que soy un mundano.

Espero que acepte, ya que es lo único que en realidad me echaría para atrás. No quiero fingir lo que no soy, al menos no completamente. Estoy de acuerdo con parecer un mundano excéntrico, pero no me convertiré en un niño lindo.

Parece que pensamos diferente en cuanto a mundanos, aunque no tanto.

- Yo se lo sugerí. Quería enamorar a mi padre y no lo logró, pero ahora tiene todo el tiempo del mundo para encontrar otro amor. Y también creo que es mucho mejor persona ahora. Y claro, los subterráneos somos mucho mejores que los mundanos.

Hablamos sobre su padre y asiento como si ya comprendiera entonces qué es lo que sucede en cuanto dice que sólo estaba con mujeres para procrear.

- Algunos demonios sólo quieren engendrar brujos y ya, no les interesa mucho lo que pase con ellos. Así que la verdad sólo te la dirá él, pero en realidad no es importante. Esta es tu vida y tú haces con ella lo que te plazca.

Respondo sus preguntas sobre los vampiros, aunque no le doy una clase profunda al respecto. Conozco bastante por mi madre, por supuesto.

- Es cuestión de gustos. En realidad es un hábito más bien demoníaco, y normalmente beben de la sangre de quienes asesinan, sin importar su raza. Al menos los demonios orientales y algunos otros que conozco. Yo probé la sangre obligado por mi padre bajo esta misma idea, pero no soy de beber demasiado. Básicamente unas gotas y ya. En algunos rituales oscuros sí es algo obligatorio porque forma parte de los encantamientos, pero tú aprenderás sólo lo que quieras aprender. Supongo que si es acorde a tus intereses, podrás hacer el sacrificio.

Hablamos sobre su rival y se me ocurre que para venganza, podríamos aprovechar si me convierto en modelo. Empiezo a sonreír yse nota que por supuesto estamos pensando casi lo mismo.

- Esa es una opción, la "fácil". Pero la otra es con pociones. Esa me parece algo mejor porque sólo él verá la ilusión y no a mí, y es más reto. Puedo hacer más de una aparición en alguna de tus pasarelas, una como mujer. Y finjo que somos hermanos o algo por el estilo. Creo que es mayor escándalo si me descubren varias veces con él y no sólo una, así que puedo empezar cambiándome de forma y luego sólo siendo yo mismo. Pero prométeme que echas a mi versión femenina hasta que yo te diga, para que pueda ir a armarle un escándalo primero yo como chica, y luego como chico. Y ya vemos cómo arreglamos que me "perdones" a mí, pero no a ella.

Realmente estamos conectados, y esto promete ser realmente divertido.

- Tenemos muy buenas ideas. Más aún si uso mi encanto para decir que él me obligó o algo por el estilo. Ser gay está de moda y causa mucho revuelo. Servirá para popularizar tu marca entre los que tienen estilo.

Porque no todos los gays tenemos estilo. Magnus lo tiene, aunque creo que lo que se pone sólo le queda bien a él. A diferencia de mí, Lucile no ha tenido un buen mentor, pero ahora lo tiene.

- Pues viniste al lugar indicado.

Me parece bueno que si quiere conocer a su padre, intentemos por la vía de que le ofrezca algo, porque eso le sube el ego enormemente a cualquier demonio.

- Con tu descripción, hasta se antoja ir. Pero bueno, piénsalo. Todavía falta para eso.

De momento es mejor ir a cenar. Ya habrá tiempo para todo.

- Vamos entonces, querida.

off:
Yo creo que es mejor abrir la pasarela para empezar con el plan de Lucile o la fiesta. Para la fiesta, hay varios personajes que son de clase alta y podrían ir perfectamente si no hay problema con las razas, por ejemplo.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vengo a hacerte una proposición {Kyo}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.