Últimos temas
» Cierre del foro
Vie Nov 21, 2014 9:49 am por Magnus Bane

» Unborn Children {Afiliación Normal - Cambio de nombre y botón}
Miér Nov 05, 2014 7:55 am por Invitado

» Comidas Graciosas... y ¿Paparazzi? || Valentina Devereaux
Dom Nov 02, 2014 1:03 pm por Valentina Devereaux

» Isabelle Lightwood
Sáb Nov 01, 2014 7:15 pm por Adhara D. Herven

» Parque de Diversiones….
Sáb Nov 01, 2014 6:42 pm por Yrenne Shadehound

» TALES OF BAGAROK {El alma medieval} - Cambio de botón (Élite)
Miér Oct 29, 2014 10:17 pm por Kyosuke Nightshadow

» Shadow Flames || Cambio de botón { Élite }
Dom Oct 26, 2014 10:44 pm por Kyosuke Nightshadow

» Soy Divergente. (ELITE) - Cambio de URL + Botón
Vie Oct 24, 2014 8:40 pm por Kyosuke Nightshadow

» Hola, hola
Jue Oct 23, 2014 6:47 pm por Alec Lightwood

Navegación
STAFF
Kyosuke Nightshadow MP || Perfil
Noticias
8/nov/14 - Foro cerrado
AFILIADOS HERMANOS
2/6
AFILIADOS ÉLITE
The New York City Photobucket 4040tales.png Guardianes Fruit of the poisonous tree Bewitch The Mind Photobucket The Maze Runner Foro de rol +18 - Historias originales - Hentai, Gore, y mucho mas

Llegando al Instituto [Kat]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Merak McKenzie el Miér Mayo 14, 2014 10:01 pm

Ya que papá y yo nos habíamos mudado a Nueva York, en cuanto nos instalamos y papá fue a la corte, yo decidí ir al Instituto. Consideré apropiado presentarme y pedir la oportunidad de entrenar y hacer uso de la biblioteca. En Londres había hecho esto mismo y se había considerado como un gesto educado y apropiado, de modo que no dudé en vestirme con el uniforme y salir. Tomé mi espada y la oculté en una mochila y me dejé el cabello suelto. Llevaba el cuchillo serafín de mi madre, uno propio y mi estela, ocultos entre la ropa, pero no me oculté con glamour. No hacía falta, a veces no entiendo por qué todos se ocultan cada que salen. A veces me parece que lo hacen más para no sentirse mundanos que porque sea necesario.

Tomo el tren y mientras, voy escuchando música. Evado las ocasionales miradas, aunque al menos no tengo runas visibles porque traigo puesta la chaqueta. Al llegar voy primero a presentarme y me veo obligada como siempre a decir que mi padre es un hado. Es demasiado obvio por mis ojos, que ahora son de un color cian que no existe en ningún ojo humano.

Por supuesto que me aceptan, porque es lo que deben hacer, pero yo sonrío realmente agradecida, porque siempre temo que me rechacen por mis ojos. Se me permite conocer el Instituto y eso es justamente lo que hago. Paseo por las diferentes secciones y me detengo en la sala de armas. Pienso que tal vez sea bueno encontrar otra arma que me guste para practicar, así que paseo mi mirada por todo lo que hay.
avatar
Merak McKenzie
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 13/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Kat Luxford el Vie Mayo 16, 2014 12:16 pm

Baile por los pasillos con el Ipod a todo volumen una de mis canciones favoritas de los Stones logrando que Iglesias me mirara con curiosidad antes de deslizarse lejos demasiado ocupado en sus travesuras de gato como para interesarse por una simple criatura como yo, y me pareció bien porque a pesar de que realmente me agradaba el gato a veces lucia demasiado humano de una forma que me hacía dudar sobre si realmente fuera solo un animal. Seguí bailando con mi pijama de panda, era bastante tarde para andar en pijama sin embargo no me había levantado hace mucho y anoche había tenido una lucha brutal con un licantropo descontrolado que me dejo casi desfallecida por lo que tenia derecho de andar en pijama por todo el Instituto.
Tampoco es que la gente de por allí fuera muy estricta, una vez más no importaba mucho lo que hicieras mientras pudieras matar cosas de manera que no me molestaba en fingir ser una persona corriente y aburrida, así que de la misma manera que me negaba a vestir siempre de negro así tenia todo tipo de pijamas divertidas con las cuales otros nefilims se me quedaban viendo extraño. Pero por fortuna su opinión me importaba poco porque una vez más no había a nadie a quien quisiera impresionar.

Esta vez no me dio miedo perderme, ya tenia una idea bastante buena de donde estaba y como podría regresar, a demás aunque lo olvidara siempre podía recurrir a Iglesias que era casi un guía explorados que jamas dudaba a la hora de ayudarte a encontrar un lugar o una persona. Ciertamente amaba a ese gato así que caza vez que salía intentaba traerle atún o cabezas de pescado o camarones de rio para consentirlo un poco, una cosa que había aprendido también a través de mis viajes era que nunca debías ofender a un gato. Los gatos eran criaturas ciertamente despiadadas y vengativas a pesar de que jamas te lo imaginarias, lo sabía porque en cierta forma yo era como ellos solo que un poco mas grande y sin bigotes.
Repentinamente me detuve en un pasillo al sentir una especie de cosquilleo en mi vientre sin embargo paso rápidamente y en mi Ipod la canción cambio a una de The Fray que me encantaba de manera que volví a cantar y a bailar olvidando el cosquilleo. Sin embargo por alguna razón me sentí repentinamente atraía en una dirección exacta y encogiendome de hombros seguí al instinto hasta que entre en una sala que hasta el momento no había visitado.
-Lost and insecure /You found me, you found me /Lying on the floor /Surrounded, surrounded /Why’d you have to wait? /Where were you, where were you? /Just a little late /You found me, You found me-cante fuertemente entrando de un salto al salón de armas pero repentinamente antes de que iniciara la segunda estrofa vi a la chica y todo se detuvo. Lentamente me saque los audífonos dejándolos caer al lado de mi rostro con la canción aun sonando a todo volumen, sin embargo ni siquiera me inmute para ponerle pausa porque mis ojos estaban completamente perdidos en los de la chica que eran de un color tan antinatural que me dejo sin aliento. Eran sin mentir los ojos más hermosos que hubiera visto nunca y no solo por el color sino porque reflejaban un extraño sentimiento de familiaridad.
-Hola-dije finalmente recuperando el habla. Miro a mi al rededor examinando la sala de armas, nunca había estado allí porque yo cargaba con mis propias armas de manera que jamas había tenido que entrar. Volví de nuevo mi concentración a la chica y pregunte frunciendo el ceño-¿Quien eres tu?


avatar
Kat Luxford
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 03/05/2014
Localización : Aquí, allá...Busca los desastres, seguro me encuentras

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Merak McKenzie el Vie Mayo 16, 2014 10:14 pm

Paseo mi mirada por las armas, pero empiezo a pensar que aunque alguna me llame lo suficiente, no lograré encontrar un maestro ni alguien con quién entrenar. Nadie será como Eli, y nadie estará obligado por mi abuelo a enseñarme. En Londres no había podido aprender de nadie, así que esta vez quizá tuviera que ser igual. Vuelvo a pasear mi mirada por las armas, pero esta vez buscando una que pueda aprender yo sola. Quizá papá podría ayudarme como hace con la espada. Soy demasiado extraña y no voy a cambiar por algo tan sencillo como tener un maestro.

Empiezo a pensar que quizá este no fue un buen lugar para empezar a explorar y en eso escucho una voz que canta. Volteo, pero la dueña de la voz tarda en aparecer. No reconozco la canción, pero admito que ella tiene una voz hermosa. Sonrío por cómo se queda, y mi sonrisa se amplía al ver por completo su cuerpo enfundado en una piyama tan coqueta. - Hola - respondí a su saludo y pronto comencé a acercarme a ella, sin dejar de mirarla. Sus ojos son preciosos y también sus labios, pero en cuanto lo pienso, vuelvo los ojos a uno de los pandas negros impresos en uno de los hombros de su piyama. Claramente no me conoce, así que pregunta quien soy y le tiendo la mano. - Merak McKenzie, del Instituto de París. Acabo de mudarme con mi padre y vine a presentarme. Me agrada toparme contigo, tu piyana es muy linda. Nunca había imaginado que hubiera otro nefilim con estilo para dormir. Y eso que me gusta el negro. - Pero hay límites. Vestirte de uniforme para todo me parece absurdo, más aún con lo que me gustan los tacones y lo imprácticos que son. - ¿Qué hay de ti? ¿Siempre has vivido aquí?
avatar
Merak McKenzie
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 13/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Kat Luxford el Sáb Mayo 17, 2014 3:07 pm

Ella me recorrió con la mirada pareciendo divertida por mi pijama cosa que me hizo sonrojar un poco, debía ser algo bastante chocante para una recién llegada encontrar a alguien de su nuevo hogar cantando como loca y en pijama por el Instituto donde se supone se tenia que tener algo de autocontrol o lo que fuera.
Se presenta como Merak y yo me siento como una verdadera maleducada, mi primera tutora se había asegurado de inculcarme modales y que conociera todas las reglas de etiqueta, hasta las que hace siglos no se usaban, todo para que fuera casi una perfecta dama...una perfecta dama con una capacidad asombrosa de rastrear y matar cosas. Y en ambas había echo un buen trabajo pero estaba tan impresionada por la preciosa recién llegada que todas esas cosas se me olvidaron.
-Yo soy Devon-dije antes de darme cuenta que estaba usando el nombre de mi madre. Las únicas personas que conocían ese nombre eran mi padre, mi tía y Valentina, y ahora la recién llegada. Pero me pareció el nombre correcto, sobre todo porque al igual que el de ella era el nombre de un hada.
Así era, la recién llegada era un hada igual que yo solo que en ella era obvio, tan obvio como que el sol se oculta en el horizonte y la luna aparece todas las noches.

Escucho su historia con curiosidad asintiendo antes de sonreír a causa de la última parte, si pensaba que era una loca infantil al menos no lo había dicho en voz alta.
-Gracias, generalmente los otros nefilims no piensan lo mismo-admito encogiendome de hombros para restarle importancia. Mi armario era toda una rareza andante, vestidos, vaqueros de colores, cazadoras de todo tipo, gabardinas largas, blusas de encaje, pijamas antiguas y mamelucos de animales. Sin duda una colección loca que había seleccionado con cuidado durante mis viajes.
-No, yo soy bastante nueva por aquí, de hecho llegue como hace dos semanas más o menos-digo-Así que creo que estamos bastante parejas, de hecho es la primera vez que entro a esta sala. Prefiero cargar con mis propias armas pero definitivamente aquí hay de donde escoger.
Definitivamente estaban bien equipados con todo tipo de arcos, espadas, cuchillos, látigos e incluso mazos puntiagudos pero sinceramente yo prefería algo más ligero para mis cacerías y mis armas a medida y hermosamente decoradas eran sin duda mi mejor elección.
-¿Ya has escogido tu habitación? ¿necesitas ayuda con algo?-pregunto finalmente con educación.


avatar
Kat Luxford
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 03/05/2014
Localización : Aquí, allá...Busca los desastres, seguro me encuentras

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Merak McKenzie el Sáb Mayo 17, 2014 3:37 pm

Cuando la chica se sonroja, no sé cómo tomarlo, y la única forma que encuentro es como una advertencia. No debo hacer estas cosas, no debo ni provocar ni tener este tipo de reacciones frente a una chica. Esta parte la odio de los nefilims, la homofobia. ¿Qué hay de malo con ello? ¿En serio todos tenemos como única misión engendrar más soldados para una guerra que me parece absurda porque podría terminar si todos nos lleváramos bien? Sin contar con que la sola idea de estar tomada de la mano de ese modo con un chico me causa escalofríos. Así que me presento y sólo trato de ser yo misma y apartar el miedo. A mí me encanta mi nombre, aunque es incorrecto en todos los aspectos. Es un nombre de hada porque es un nombre de estrella y mi apellido no es ni remotamente un apellido nefilim, porque pertenece también a un hado. Pero ocultarme es tan imposible como desagradable. A cambio, recibo otro nombre con evocaciones féericas, y no sólo eso, uno de esos nombres que adoro porque a simple vista no sabes si es de chico o de chica. - Tienes un nombre muy bonito. ¿A tu familia le agradan las hadas, o sólo es una coincidencia? Espero que no, creo que puedes ver por qué. - Bueno en mi caso es obvio, para mi desgracia algunas veces.

Cuento también que vengo del Instituto de París, aunque mi caso no es como el del nefilim promedio, ya que no viví exactamente ahí, ni tengo parabatai, ni me meto en peleas absurdas. Alabo también su piyama y río divertida. - Generalmente los otros nefilims no tienen idea de que existen colores aparte del negro. No les hagas caso. - Si bien es cierto que yo prefiero las piyamas que cubren menos, esta que viste Devon quedaría perfecta en mi colección.

Por si fuera poco, también es nueva, así que quizá podamos tener algunas cosas en común. - ¡Genial! Así podremos conocer esto juntas. Claro, si quieres. Yo también prefiero mis propias armas, pero estaba considerando aprender algo nuevo y no tan desagradable como esos mazos. Aunque no sé qué. - Quizá no debo, mi padre moriría si me imaginara aquí dentro, a veces es demasiado sobreprotector.

Paseo mi mirada por las armas, pero ahora ya carecen de atractivo para mí, Devon es mucho más interesante. Vuelvo a mirarla y me mordisqueo el labio pensando que va a creerme una loca. - Ahm, no voy a vivir aquí, voy a vivir con mi padre. Él no es nefilim, es hado, de modo que no podría verlo si sólo me quedo aquí. - Le resto importancia con un ademán pero luego la miro con una sonrisa traviesa. - ¿Y si me enseñas lo que conoces de Nueva York? Podemos ir por un café o a comer. - Al menos nadie dirá que no intenté aprovechar la oportunidad.
avatar
Merak McKenzie
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 13/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Kat Luxford el Dom Mayo 18, 2014 3:27 pm

Me siento como una verdadera tonta, era obvio que ella lo sabría y podría identificar perfectamente las raíces de mi nombre, esa ridícula ascendencia feerica que me había asegurado ningún otro nefilim supiera; incluso lo escondía de mis amigos, los únicos que sabían eran mi familia de las cuales la mitad ya debían estar muertas y la otra mitad bien se habría olvidado de mi. Pero aparece aquella muchacha de ojos mágicos y todo mi sentido común se va volando, no me molesto en esconderme y caigo en el primer y más obvio error de todos.
A los nefilims no les gustan las cosas diferentes a ellos, mucho menos que su sangre se mezcle con la de subterraneos así que siempre seras una rareza digna de menosprecias. No hables de lo que eres, escóndelo a menos que quieras que la Clave este sobre ti de nuevo. Mi tía siempre había sido muy estricta conmigo y no la culpaba, había dejado su vida para criar a una criatura que ni siquiera era suya, una criatura que a toda vista no debía existir. Sin duda no era una mujer cariñosa pero si muy realista y lastimosamente hoy en día sobrevivir es más importante que amar, sobre todo cuando vives en una eterna batalla contra el mal.
-Mi nombre en realidad es Katsa, Kat si lo prefieres-digo apresuradamente con una sonrisa de disculpa-Devon es algo así como un apodo. Nada relacionado con hadas, simplemente un apodo tonto.
Me mostré lo mas resuelta posible lamentando tener que mentirle, no se trataba de que no confiara en ella (bueno, en realidad no confiaba en ella, después de todo la acababa de conocer) pero llevaba demasiado tiempo escondida como para permitir que un error acabara con mis oportunidades de poder quedarme en un lugar.

-Por fortuna yo soy todo un arco iris andante-bromeo apartando el tema de mi nombre-Rojo, morado, azul, dorado, animal print...todo lo que te puedas imaginar y algo más.
Esta es una forma de expresar mi descontento con la Clave en general, que cazara y matara según sus reglas no quería decir que las iba a seguir, ni a ellas ni a sus tradiciones arcaicas si no se me venia en gana.
Por alguna razón el Instituto parece lleno a rebozar de nuevo venidos de todos lados, eso hacía mi estancia un poco mas emocionante. Me gustaba conocer gente nueva y ciertamente era increíblemente curiosa de manera que no tardaba mucho en atormentar a las personas con preguntas sin embargo con Merak me sentía un poco cohibida pero rápidamente me deshice de la sensación me erguí con mas seguridad.
-Me encantaría, la verdad es que aun no he visto demasiado así que estamos bastante parejas. Lastimosamente aun no han traído un tutor por aquí, he escuchado que tuvieron problemas con el último un hombre llamado Hudge Starkweather que por alguna razón se fue, pero no hablan mucho al respecto-Bueno, en realidad había todo tipo de rumores pero nada realmente crédulo aunque últimamente las cosas estaban tan locas que yo no sabías que creer.-Aun así hay buenos cazadores y si te interesa algún tipo de arma en especial seguramente uno de ellos podría instruirte, yo tengo un ligero conocimiento sobre la mayoría pero la verdad es que no creo que fuera muy buena instructora, de todas maneras puedo intentar ayudar.

Escucho su historia bastante sorprendida por la facilidad con la que habla de sus raíces, algo que yo jamas podría imaginarme hacer, había demasiados prejuicios y no había nadie que me ayudara a enfrentarlos. Ella tenia a su padre, yo estaba sola.
-Claro, podríamos hacer algo de turismo por la ciudad ¿tienes algo más especifico en mente? ¿Algún lugar que te de curiosidad? Sino podemos lanzarlo a la suerte, lo bueno de no tener planes es que no te preocupas por desviarte y hacer algo mas espontaneo.


avatar
Kat Luxford
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 03/05/2014
Localización : Aquí, allá...Busca los desastres, seguro me encuentras

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Merak McKenzie el Dom Mayo 18, 2014 8:10 pm

Y así de fácil lo arruino todo. Por supuesto que esta chica no tiene una pizca de sangre feérica, no se le nota. - No es tonto para mí, Devon, me parece hermoso. Pero te llamaré como prefieras. - La decepción y la vergüenza se notan en mis ojos que adquieren un brillo gris al centro del cian. Aunque así es esto, no abunda la gente como yo, no conozco otro. Supongo que es muy difícil que un hada ame y mucho más que un nefilim lleno de prejuicios corresponda a eso, ni siquiera por una noche.

La mención a su piyama me hace sonreír de nuevo y el gris de mis ojos disminuye. Sigue siendo cierto que la charla continúa y ella no me ha repudiado cuando es más que obvio lo que soy. - Yo igual, aunque mis piyamas más largas son con pantalón de pescador. Me encantan con dibujos, cosas como Hello Kitty son mi perdición. - Río un poco, la verdad es que creo que deben considerarlo tonto, pero a mí me encanta y por lo visto no soy la única.

Hablar del entrenamiento me empieza a parecer difícil y por un momento, aburrido. ¿A quién le importa el entrenador? Seguro es un viejo aburrido, al menos el que nombra tiene el nombre más aburrido del planeta. - ¿Y cuál es tu arma favorita? Uno siempre es bueno con su arma favorita, así que no creo que seas mala. Me encantaría practicar contigo, los instructores suelen ser viejos aburridos. - Le resto importancia a los instructores con un ademán, aunque sé que tarde o temprano entrenaré con alguno como todos, si es que no me desprecia por mis ojos.

Intento aprovechar la ventaja que me supone ser turista y le pregunto a Kat si salimos, después de ver que mencionar a mi padre no hace que salga corriendo. Él me ha enseñado que no hay nada de qué avergonzarse y he aprendido muy bien la lección. Prefiero no tener amigos a tener amigos hipócritas, aunque eso me ha dejado bastante sola en realidad. - ¿Qué tal algún lugar muy mundano? ¿O ir de compras? En realidad no sé qué hay por aquí salvo la estatua de la libertad, y suena un poco aburrido. ¡O ya sé! Enséñame tu lugar favorito de toda la ciudad. Así podré conocerte mejor.
avatar
Merak McKenzie
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 13/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Kat Luxford el Dom Mayo 18, 2014 9:34 pm

Puedo ver una pizca de dolor en sus ojos, un dolor que se expande de color gris al rededor de la iris opacando el bello color cian, y me siento increíblemente mal por mentirle de esta manera sobre todo porque ella mejor que nadie debía entender lo que era tener a los nefilims observándote con lupa para aprovecharse de tus errores y marginarte. Durum est lex legum un dicho bastante acertado para nuestra vida aunque cruel pero después de todo eramos asesinos y ningún ángel haría que eso fuera diferente.
-Kat esta bien-digo sonriedo-Y te llamare Merak si te parece.
Era un nombre lo suficientemente largo como para tener un apodo pero me gustaba la sensación que me daba al pronunciarlo, como una especie de espeso te de jazmín en mis papilas gustativas.

-Yo amo a los Looney Tunes, Garfield...creo que no podría decidirme por uno solo, y lo curioso es que nunca vi esas caricaturas cuando cría porque estaba ocupada entrenando-sonrió recordando mi primer impacto al ver por la destartalada tele de una cafetería el inicio de las caricaturas un domingo por la mañana-Pero como te digo mi armario es un revoltijo, creo que lo único que me falta allí adentro es un disfraz de dragón y estaría completa.
Era una acumuladora pero al menos no en el peor sentido, odiaba botar ropa de manera que siempre tenia algún vestido pasado de moda, una pijama un poco corta...no había como la ropa conocida que conoce cada parte de tu cuerpo y se adapta cómodamente. Claro que adoraba comprar más ropa pero no había nada como lo conocido.

A diferencia de todas las demás cosas sabia exactamente cuales eran mis armas favoritas, esas armas que llevaban a todas partes y que se adaptaban perfectamente a cualquier vestuario, esas armas que jamas iban a faltarme en un pelea.
-Mis chakrams, no soy a ningún lado sin ellas-me llevo las manos hacia la espalda directo a mis omóplatos donde las fundas de las perfectas armas semi-circulaes descansan. Aquellas armas eran una antigüedad, había pertenecido a cazadores de sombras de hace cien años, eran de una mezcla de oro y plata finamente afiladas y con un solo mal movimiento podía matarme yo misma. La larga cicatriz de mi palma derecha había sido echa por una de esas chicas y jamas había desaparecido pues como a toda hada el oro causaba estragos en mi carne. Eso no lo mencione por supuesto.
-También soy muy buena con las dagas y cuchillas pero apesto con el arco y las flechas-explico devolviendo mis chakrams a su lugar.

Me alegra que Merak no este molesta conmigo o peor aun herida, lo menos que quiero hacer es lastimarla por lo que no dudo a la hora de aceptar su invitación. Salto como una niña pequeña con una sonrisa en el rostro antes de detenerme a pensar en a que lugar podríamos ir.
-Como te digo aun no he conocido demasiado, es muy temprano para un club o una disco pero no tan tarde como para salir a comer-reflexiono en voz alta cavilando las oportunidades antes de sonreír cuando finalmente logro encender el foco-Esta coney island park, nunca he ido pero dicen que es grandioso, hay todo tipo de ruedas mecánicas y comida y juegos ¡Y algodón de azúcar! En realidad nunca he ido a un parque de diversiones así que es algo arriesgado pero hay mucho que hacer por allí, incluso hay espectáculos con bailes y animales...¿Te parece bien?


avatar
Kat Luxford
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 03/05/2014
Localización : Aquí, allá...Busca los desastres, seguro me encuentras

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Merak McKenzie el Lun Mayo 19, 2014 4:16 pm

Asiento y oculto el momento y la sensación extraña con una sonrisa. La llamaré Kat entonces, aunque entonces, ¿por qué me dijo que se llamaba Devon? Al parecer es una chica misteriosa, pero también fuera de serie porque no usa ropa de cama aburrida.

Para mí las caricaturas vinieron después que los cuentos de hadas, pero hay de todo en la televisión mundana. - Suele pasar, nos perdemos de cosas buenas sólo porque las consideran de mundanos. Pero también los mundanos saben divertirse. - De hecho creo que se divierten mucho más que nosotros, que nos la vivimos entrenando o peleando, no hay mucho tiempo para hacer cosas divertidas. - El mío también es un poco extraño, pero es que no todo es el entrenamiento y las peleas, también tenemos derecho a salir a divertirnos, ¿no? Normal que se refleje en lo que usamos. - De hecho creo que me asustaría un armario de cazadora donde sólo hubiera uniformes. Me parecía alguien obsesivo.

Observo sus armas, algo que jamás había visto antes. Son muy bonitas, y también sorprendentes. - Wow, nunca había visto estas armas. Yo soy un poco más tradicional, espada corta. - Saco el arma de mi mochila y con un movimiento hago que se ensamble. - Es práctica, fue un regalo de mi padre y el peso es perfecto para mí. Aunque he querido aprender arco, ¿me enseñarías? - Tal vez sólo me llaman las armas que tengan algo que ver con las hadas, al menos en que las usen los caballeros y las damas hada.

Propongo salir y su idea me encanta, particularmente cuando menciona el algodón de azúcar que siempre me ha parecido delicioso. - ¡Como un Disney Park! Me encantaría, tienes que llevarme ahí. Aunque ya a la próxima podemos ir a algún club. - Me llamó la atención que mencionara el club aunque seguramente lo dice por ir a ligar chicos y eso no lo haría, pero al menos podía conocer. - Claro, es mi nombre y no tengo otro. Además de que me gusta. Es una de las estrellas de la Osa Mayor. - Me encanta mi nombre y no me importa lo que digan o piensen al respecto. - Entonces, ¿te espero aquí o te acompaño? Supongo que no irás en piyama.
avatar
Merak McKenzie
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 13/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Kat Luxford el Lun Mayo 19, 2014 6:22 pm

Su mirada extrañada contradice su sonrisa pero es de esperarse, seguramente se estaba preguntando que demonios pasaba conmigo y no podía culparla, ese cambio repentino de nombre era bastante desconcertante y un poco más que misterioso. Y raro, muy raro.
Sin embargo sigue allí conmigo en vez de inventar una excusa poco creíble y huir como otras personas haría, un acto valiente de su parte.
-Definitivamente tenemos derecho a divertirnos, después de todo somos los que cuidamos a todo allá afuera y no todo puede ser trabajo, es genial simplemente salir un rato y si se da la ocasión también acabar con un que otro demonios. Considero que eso también es parte de la diversión-digo con una sonrisa afilada. Adoraba mi trabajo pues lo encontraba sumamente entretenido, la lucha siempre sacaba mi lado mas descontrolado y en esos momentos no tenia porque preocuparme por ser la nefilim que todos creen que soy, de hecho en esos momentos me sentía más hada que nunca.
Si es cierto que somos un reflejo de lo que usamos entonces definitivamente soy una demente aunque eso no me sorprendía, nunca me había molestado el ser un poco rara.

Se que las armas son extrañas, de hecho son increíblemente extrañas y aprender a usarlas había sido un martirio pero a la hora de una pelea eran mas funcionales que cualquier cuchillo.
Yo también miro su espada impresionada, es un trabajo precioso y aerodinámico para que fuera menos dificultoso el cargar con su peso ligero, un detalle realmente sorprendente. El problema generalmente de las espadas eran su peso y que era bastante difícil andar con ellas en pleno subterraneo sin embargo aquella era perfecta y casi indetectable.
-Claro, tal vez pueda mejorar yo también un poco-sonrío a pesar de que no tengo muy buenos recuerdos de mis practicas de tiro al arco, no es que no fuera decente simplemente que era un arma demasiado estorbosa y aparte servia de poco para una lucha cuerpo a cuerpo. En general no la consideraba un arma practica.

Me anima que le guste la idea, realmente quiero hacerla sentir como en casa de la misma forma que todos me habían hecho sentir a mi. Además no podía negar que me gustaba, era preciosa, alegre y sus ojos eran magníficos. Y si los ojos eran las ventanas del alma solo podía imaginarme cuan impresionante debía ser esta.
Recuerdo que estoy en pijama y sonrió asintiendo con la cabeza.
-Dame unos quince minutos y no encontramos en el vestíbulo ¿te parece bien?

Off//Rol:
Terminamos con este y si quieres abro el nuevo post en el parque  Very Happy 


avatar
Kat Luxford
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 03/05/2014
Localización : Aquí, allá...Busca los desastres, seguro me encuentras

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Merak McKenzie el Miér Mayo 21, 2014 1:22 pm

Se nota que le gusta ser cazadora y me hace sonreír. A mí también me encanta, pero el problema suele ser mi padre. Lo amo, pero piensa que van a matarme como a mi madre y detesta que salga en misiones, pero sabe que debo hacerlo de todos modos. - Pues sí, lo es. Aunque a veces me pregunto si todos los demonios son malos. Y no me gusta la forma en la que tratan a muchos subterráneos, yo creo que podríamos llevarnos todos en paz si pusiéramos de nuestra parte. Así que sólo me embarco en misiones en las que creo. Te imaginarás que me tienen marcada como loca. - Quizá ella también lo pensara, pero eso de pensar que todo lo que tenga sangre de demonio debe ser malvado no va conmigo. Ni mucho menos que deba ser destruido como hace el Círculo. A veces no sé de qué lado debo estar.

Las armas son un tema mucho más divertido, y las que usa Kat son preciosas y muy fáciles de guardar. Yo en cambio uso una espada féerica única, pero eso no impide que a veces use también cuchillos serafín ni que quiera aprender otras armas. Es por eso que le pido que me enseñe tiro con arco. - Siempre es bueno mejorar, seguro que podemos aprender juntas otras cosas, me vendría bien tener una amiga. Si quieres, claro.

La idea de ir a un parque de diversiones me parece excelente, y no puedo dejar de sonreír. Si bien pensé que venir aquí al Instituto terminaría conmigo metida en la sala de entrenamiento todo el día al lado de un viejo gruñón y aburrido que me criticara todo, el cambio me había sorprendido. Kat es una chica misteriosa, hermosa y con la que es muy fácil llevarte bien. - Genial, así me da tiempo de perderme. - Es una broma, por supuesto, y sonriendo, me dirijo al vestíbulo a esperarla.

off:
Claro, y lamento no haber respondido ayer >_<
avatar
Merak McKenzie
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 13/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al Instituto [Kat]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.