Últimos temas
» Cierre del foro
Vie Nov 21, 2014 9:49 am por Magnus Bane

» Unborn Children {Afiliación Normal - Cambio de nombre y botón}
Miér Nov 05, 2014 7:55 am por Invitado

» Comidas Graciosas... y ¿Paparazzi? || Valentina Devereaux
Dom Nov 02, 2014 1:03 pm por Valentina Devereaux

» Isabelle Lightwood
Sáb Nov 01, 2014 7:15 pm por Adhara D. Herven

» Parque de Diversiones….
Sáb Nov 01, 2014 6:42 pm por Yrenne Shadehound

» TALES OF BAGAROK {El alma medieval} - Cambio de botón (Élite)
Miér Oct 29, 2014 10:17 pm por Kyosuke Nightshadow

» Shadow Flames || Cambio de botón { Élite }
Dom Oct 26, 2014 10:44 pm por Kyosuke Nightshadow

» Soy Divergente. (ELITE) - Cambio de URL + Botón
Vie Oct 24, 2014 8:40 pm por Kyosuke Nightshadow

» Hola, hola
Jue Oct 23, 2014 6:47 pm por Alec Lightwood

Navegación
STAFF
Kyosuke Nightshadow MP || Perfil
Noticias
8/nov/14 - Foro cerrado
AFILIADOS HERMANOS
2/6
AFILIADOS ÉLITE
The New York City Photobucket 4040tales.png Guardianes Fruit of the poisonous tree Bewitch The Mind Photobucket The Maze Runner Foro de rol +18 - Historias originales - Hentai, Gore, y mucho mas

¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Ir abajo

¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Clary Fray el Jue Mayo 08, 2014 6:58 pm

Me había venido muy bien hablar ayer con Valentina, y aunque no podía evitar sentir cierta opresión en mi pecho por mi situación con Jace, al menos empezaba a acostumbrarme. Cuando algo duele mucho termina por sentirse como si te quedases anestesiado, lo notas, pero cuanto más tiempo pasa, más te acostumbras a llevarlo contigo...
Esa mañana, al levantarme, me había encontrado un mensaje de Kyo en el teléfono, con la dirección de su casa. Me iría bien pasar el día fuera, disculparme con él por lo que pasó y quizá echarle una mano. Entretenerme con algo que posiblemente pueda devolverme a mi madre me haría sentirme más útil y podría dejar de ocupar mi mente en mi hermano, porque está claro que, como bien él mismo dijo, no hay otra opción para nosotros. Aunque Valentine nos haya mentido, supongo que a él no le importa...
Recordando a Magnus y lo que Isabelle me dijo cuando fuimos a su fiesta, sobre mi atuendo mundano, pensé que quizá estaría mejor que me pusiera algo de la ropa de cazadora que tenía de mi madre, así que me puse unos vaqueros negros con unos botines sencillos de tacón grueso y no demasiado alto, una camiseta roja oscura de manga corta algo más ceñida, con escote redondeado que dejaba algo expuestos mis hombros, y encima la chaqueta de cuero. Guardé mi estela en el bolsillo, cambié mis cosas a un bolso negro y me lo eché al hombro, saliendo de casa de Luke. Por suerte no estaba. Era mejor no decirle a dónde iba.
A pesar de ver la dirección en mi teléfono, y saber más o menos por dónde quedaba la casa, decidí dar un pequeño rodeo. No me había parecido, pero después de lo que pasó hace un par de días, me preocupaba la idea de que Jace me siguiese a todas partes, y lo que menos quería ahora mismo es que descubriese dónde vivía Kyo. No quiero meterle en más problemas con todo esto.
Aproveché para pasarme por una tienda japonesa y comprar un par de botes de ramen instantáneo, de los que solemos comprar Simon y yo a veces, y me los eché al bolso, saliendo por la tienda y callejeando un poco más hasta llegar a la casa en cuestión. Era bastante grande...
Tras mirar un poco más por encima de mi hombro, un poco nerviosa, me acerqué y llamé a la puerta. No parecía que nadie me hubiese seguido hasta aquí, pero cuanto antes entre, mejor, por si acaso...


~ When The Darkness Comes ~

Dibujos de Adhara *-*:

avatar
Clary Fray
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 12/03/2014
Localización : Casa de Luke o Instituto de los Nefilim

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Vie Mayo 09, 2014 12:46 am

El asunto con Clary había terminado de la peor forma, sólo porque se metió ese rubio aburrido y creído que no soporto para nada. Jamás lo había visto, pero ahora ya no lo soporto. Pero eso no me había impedido cumplir con mi parte del trato. Había vuelto a casa y sí me había puesto a usar todos mis conocimientos de alquimia. Algunos, por supuesto, no están completamente aprobados por la Clave, pero yo se lo debo a Clary. Aún no supero que me haya defendido.

Había pasado casi una semana y por fin tenía resultados. Así que sin dudarlo, le envié un sms a Clary con mi dirección y dejé madurando el antídoto para irme a bañar. Este era el tipo de pociones que necesitaban de acciones extrañas, una cierta fase lunar, y ciertos pasos hechos al mismo tiempo y estaba algo cansado, y sorprendentemente, hasta algo hambriento.

Bajo las escaleras y enciendo un bien merecido cigarrillo de vainilla. En realidad no soy muy adepto a fumar, salvo en ocasiones especiales, pero detesto el olor, así que estos cigarrillos de vainilla que dejaban toda la casa oliendo a esta esencia, me encantaban. Y apenas un par de caladas después, suena la puerta. Vestido sólo con un yukata y unos geta, salgo a abrir, tras comprobar que es Clary.

- Adelante, pasa.

Dejo que pase y me quedo mirando afuera, pero antes de cerrar la puerta, saco una daga y la apunto a la nuca de Clary. Como no me salta encima el rubio idiota, sé que no la siguieron, y cierro tranquilamente la puerta.

- Adelante, siéntate.

Señalo la sala y me paso una mano por el cabello, mientras la otra devuelve el cigarrillo a mis labios. Me quito los geta y me siento al lado de Clary.

- Al final voy a poder devolverte parte de un cuchillo serafín y media estela. Y sólo lo hago porque me demostraste ser decente.

Miro al gato que se detiene en su intento de subir las escaleras y suelto una maldición en japonés. Lo había pensado demasiado, pero esto es lo honorable.

- Y bien, te gustará saber que tengo resultados.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Clary Fray el Miér Mayo 14, 2014 6:48 pm

Me preocupaba que Jace se hubiese puesto en plan perro guardián y le hubiera dado por seguirme a todas partes, así que dí varios rodeos antes de llegar a casa de Kyo, y aun así, cuando llamé, lo hice mirando a todos lados, algo paranoica, hasta que me abrió la puerta.
Le dediqué una sonrisa amistosa y pasé en cuanto me lo ofreció.

- Gracias. Creo que no me ha seguido nadie. He dado varias vueltas a las calles cercanas por si acaso.

Comenté aún de espaldas a él y sin darme cuenta de que lo estaba comprobando él mismo, fingiendo amenazarme con una daga. Me volví cuando ya la había bajado, mostrando la bolsa que traía.

- Ah, y he parado a comprar ramen instantáneo, por si acaso. No sabía cuál te gustaría, así que he cogido varios por si acaso. De cerdo, de pollo, de marisco, de setas y picante.

Le tendí la bolsa, fijándome entonces en su ropa, bastante alucinada.

- Vaya, qué pasada. Nunca había visto a nadie vestir con yukata, me refiero en plan en vivo.

Le comenté, sentándome en el sofá cuando me lo ofreció y quitándome la chaqueta, dejándola a un lado. Al decirme que podría devolverme restos de algunas de las cosas, negué con una leve sonrisa algo más apagada, al recordar el incidente que tuvimos.

- No importa, puedes quedártelo. Yo no sabría qué hacer con ello y no creo que deba devolverlo al instituto... seguramente eso solo ofuscaría más a Jace.

Comenté, mirándole algo avergonzada y notándose una mirada más triste cuando añadí con voz apagada.

- Por cierto... siento mucho lo que pasó. No sabía que Jace venía detrás de mí y no tenías por qué haber aguantado una discusión como la que tuvimos... Siento que te metiese en algo así.

Le dije, fijándome entonces en su gato y esbozando una sonrisa más cálida.

- ¿Tienes un gato? Es precioso... Y mucho menos siniestro que el que tienen en el instituto.

Siempre me había parecido que Iglesia parecía más que un gato, quizá como uno de esos familiares de algunas historias de brujas, que tienen el espíritu de alguien dentro que les hace ser como una persona más o algo así.
Presté toda mi atención a Kyo cuando me dijo que tenía resultados, asintiendo esperanzada.

- ¿De verdad? Me alegraría muchísimo.

No había tenido muchos motivos para alegrarme desde lo de Jace, así que sería una gran noticia.


~ When The Darkness Comes ~

Dibujos de Adhara *-*:

avatar
Clary Fray
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 12/03/2014
Localización : Casa de Luke o Instituto de los Nefilim

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Sáb Mayo 17, 2014 2:15 pm

Por supuesto que pese a la sonrisa afable que le dedico a Clary, ya tuve a bien comprobar que el perro guardián no estaba cerca. La hago pasar y pese a la aparente seguridad que muestro, lo que hago es reforzar la puerta con un hechizo que impide que entre alguien sin tocar, algo básico en cualquier casa de algún brujo.

- ¡Oh, ramen! De cerdo y de pollo está bien por mí. El marisco artificial me sabe raro y las setas me parecen ingrediente poción. Y bueno, para alguien que no come muy seguido, el picante puede ser una experiencia extrema.

Tomo la bolsa, pero no necesito ir a la cocina a preparar esto como mundano en todo caso. Y creo que se nota que soy bastante ecléctico en lo que a comida respecta, puedo ir a restaurantes elegantes o comer ramen instantáneo. Le hago un guiño a Clary cuando alaba mi ropa.

- ¿Te gusta? Yo me visto así cuando acabo de bañarme, de pants el resto del tiempo y ya me viste con mi ropa convencional de salidas. Me hace sentir como en casa, tú entiendes.


Tomo asientoa su lado y dejo de momento la bolsa con los paquetitos de ramen sobre la mesa. Creo que lo primero que hay que hacer es hablar de negocios.

- Bueno, el resto de estela tendrás que aceptarlo. Mantiene la poción estable. Así que está dentro del frasco. Algo así como un agitador bizarro de coctel. Si la poción era elaborada el antídoto también.

En lo que pienso hasta donde hablar, ella se disculpa y niego.

- Vamos, lo último que me falta es que te disculpes tú por él. Sé que no fue tu culpa, el talento de escabullirte entre las sombras se aprende, y me queda más que claro que los nefilims te están dando una educación menos que mediocre. No voy a tomármela contigo, si lo hiciera, no estarías aquí y no te habría ayudado. Así que conmigo sólo discúlpate por las cosas que tú hagas, ¿vale?

Doy otra calada al cigarrillo, dispersando el humo con una última "o" de humo violeta, que tampoco quiero fastidiarla a ella, pero está viendo a mi bola de pelos que se acerca curioso. Con cada paso que da, es notorio que vuelve a ser el gato original, o casi original, con un ojo violeta y uno azul.

- Se llama Jinx. Sólo es siniestro en la forma en la que me domina para que le dé de comer cuando le da la gana y lo que le dá la gana, fuera de ahí, es la cosa más cariñosa en cuatro patas.

El pequeño logra acercarse a Clary sube de un salto hasta el sofá, para acurrucarse contra ella y ronronearle, demandando cariño y sacándome una sonrisa. Doy la última calada al cigarrillo para hacer una pequeña pausa dramática y arrojo la colilla hacia arriba de nosotros, donde explota en pequeñas estrellas violeta, que recojo con la mano y me meto a la boca para quitarme el sabor a humo. Como siempre, me pregunto para qué rayos fumo si detesto el sabor que te queda en la boca, debo estar idiota.

- He decidido cambiarte la segunda parte del trato, porque eres una buena chica. Pero necesitamos esperar cuatro días para darle la poción a tu madre. Creo que es mejor que la beba durante el cuarto menguante, a medianoche. Quise llamarte de una vez porque necesito de tu ayuda. Necesito unas gotas de tu sangre para la poción. Eres nefilim, eres hija de tu madre y estoy seguro de que te ama porque así son las madres, así que tendrá mucho mejor efecto que si uso cualquier otra sangre.

Exhalo en un suspiro, porque creo que es posible que ella vea detrás de mi aparentemente inocente petición que tiene tanto de inocente como un demonio mayor.

- Mira, a veces los antídotos de las pociones blancas requieren ser... pues negros. Esta idea de que el blanco es el bien y el negro el mal es una idea absurda de los nefilims y los católicos y gente así. Si piensas retractarte sólo porque el antídoto contenga partes y acciones provenientes de la magia oscura, adelante. Si no, pues creo que tenemos muchas posibilidades de revivir a tu madre.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Clary Fray el Dom Mayo 18, 2014 5:26 pm

Me alegra que nadie me haya seguido. No estoy de humor para otra bronca con Jace ni me gustaría tener problemas con nadie más. Además, tampoco he llegado a contarle a Luke nada de esto y espero no tener que hacerlo hasta que funcione. Si mamá despierta, seguro que me apoyará por haberla recuperado.
Le dí la bolsa con el ramen, asintiendo sin problema cuando me dijo sus preferencias.

- A mí me gustan todos, no tengo problema con eso, pero no sabía los que preferirías tú, por eso cogí uno de cada.

Comenté, fijándome en su ropa. Era una pasada y seguro que la ha traído de Japón. Se nota a la legua que es auténtica y no un disfraz.

- Es una pasada. Nunca había visto uno que no fuese de tienda de disfraces o cosplay. ¿Son muy caros en Japón?

No me veo con uno habitualmente, pero como bata de estar por casa, quizá podría pedirle que me trajese uno, dándole el dinero para cuando se pase por Japón. Sería curioso tener uno en el armario, y original.
Le dije que podía quedarse con lo que le había sobrado, tras sentarme con él en el sofá, pero al parecer la estela sobrante era necesaria para la poción, asintiendo cuando me lo dijo. Al parecer lo que me pidió no dejaban de ser ingredientes para la poción y no cosas por gusto para él. Jace había sido muy injusto.

- Vale, lo tendré en cuenta y procuraré no tocarlo mucho. No quiero estropearla.

Le dije sinceramente, aunque suspiré algo apurada cuando, tras disculparme por lo que había pasado, él me aseguró que no tenía que hacerlo y que no soy responsable de las acciones de Jace. Aun así me sonrojé un poco, respondiendo algo avergonzada.

- Aun así... siento mucho la parte que tuvo que ver conmigo. No debimos soltar todo aquello como si no estuvieras... Espero que no le dieras mucha importancia.

La idea de que le gritase a Jace prácticamente lo que siento por él delante de Kyo no había sido la más inteligente que había tenido, además del rechazo en toda regla que me llevé por su parte.
Me fijé entonces en el gato, que se me acercó, haciéndome sonreír algo más cariñosa y cómoda, acariciándolo un poco por detrás de las orejas.

- Es precioso. En el Instituto hay un gato, se llama Iglesia, pero es de lo más raro y algo antipático. De alguna forma siempre parece saber a dónde tiene que guiarte y a veces te mira como si supiera más de lo que parece. Es un gato bastante peculiar... pero el tuyo es mucho más agradable.

Sonreí de nuevo hacia el animal, dejando una de mis manos acariciando su lomo por inercia mientras hablaba con Kyo, atendiendo a lo que me explicaba sobre la poción. Asentí con lo que me decía y estaba más que dispuesta a ofrecerle mi sangre, hasta que comentó eso de los tipos de magia y me dijo que la poción no llevaba solo magia blanca, sino también algo de magia negra.
Le miré un poco preocupada, preguntándole por si acaso.

- Pero, si funciona, mi madre volvería igual que siempre, ¿no? El que hubiese una mezcla de magia, ¿podría hacer que ella fuese diferente o cambiarla de alguna manera? Ya sabes, como eso que sale a veces en las películas de que si resucitas a alguien vuelve sin alma o cosas así...

Le pregunté realmente preocupada por eso, aunque añadiendo para dejarlo claro.

- No quiero arriesgarme a que le suceda nada malo, pero si me aseguras que ella será la misma, no me importa el tipo de magia que utilices. Creo que como todo en la vida, no se debería tomar algo como bueno o malo por sí mismo, sino más el uso que le des. Entiendo que la magia no será como un objeto, pero no sé, supongo que lo malo o bueno es lo que decidas hacer con ello y no la magia en sí, ¿no?

No entendía demasiado y creo que puedo fiarme de él con esto, porque no parece un mal tipo. Además, Magnus también es brujo y nos ha ayudado otras veces. Kyo no parece mala persona y se ha ofrecido a ayudarme a pesar de como se mostró Jace con él. Si me asegura que esto no cambiará a mi madre, puedo confiar en él.


~ When The Darkness Comes ~

Dibujos de Adhara *-*:

avatar
Clary Fray
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 12/03/2014
Localización : Casa de Luke o Instituto de los Nefilim

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Mar Mayo 20, 2014 9:07 pm

- A mí el que más me gusta es el de res. Del no instantáneo me como el que sea, hasta el de Fukuoka que tiene un montón de cebollín y pica bastante.

Me halaga que le guste mi yukata, algo que para mí es muy normal, pero para un otaku es algo digno de admirar.

- No en realidad, si lo prefieres sencillo. Los kimonos sí son carísimos, pero un yukata cuesta poco más que un traje o un vestido de los normalitos. De esos de gala, pero no de diseñador. ¿Por qué, quieres uno? En Kioto hay lugares donde salen más baratos, en Tokio sí es un poco más caro. Pero nada como si lo consiguieras aquí, te ven la cara de turista.

Pasamos a hablar de la poción y le ofrezco devolverle el sobrante, pero lo rechaza. En cualquier caso, sí tendré que devolverle lo que sobró de la estela que usé.

- No tienes por qué tocar directamente la poción y la estela sí la podrías tocar. Pero descuida, puedo estar contigo cuando le dés la poción a tu madre.

Meterle el dedote sí que echaría a perder la poción, pero se nota que Clary tiene sentido común.

Se disculpa pero le resto importancia. Esto es algo de su querido hermanito y el chisme digamos que valió la pena, al menos hasta que ya se puso demasiado pesado.

- Bueno, entiendo lo que es querer a alguien prohibido y leo manga, no me asusto.


Digo, yo vi la película de Bokuimo y más de una vez, y hasta a los más valientes llega a costarles. A mí me da igual, en mi época, el incesto era bastante común.

El gatito interrumpe y yo aprovecho para terminar el cigarrillo y apartar el mal sabor y olor, cosa que me hace preguntarme entonces para qué lo encendí. Jinx por supuesto que se acerca a Clary y demanda atención, y la chica lo acaricia.

- Gracias. Bueno hay gatos que parecerían un tanto humanos. Este pequeño sólo tiene heterocromía.


No natural, pero no vamos a decirlo, ¿verdad? Supongo que cualquiera en mi posición lo habría hecho. Es más, intuyo que Presidente Miau es tan mundano como su dueño.

Continuamos hablando mientras el gatito ronronea, minimizando quizá un poco lo que estoy diciendo que es en realidad muy importante. Necesito sangre de nefilim, y Clary podrá dármela voluntariamente. Y sólo tomaré la necesaria para la poción. Pero es muy obvio que esto es señal de magia oscura, así que mejor lo admito. Predeciblemente, Clary se preocupa, pero de un modo en que me hace reír un poco.

- A ver... un antídoto actúa sobre la poción original, no sobre quien tomó veneno. Si bien es cierto que a veces hay efectos secundarios, es como con las medicinas. Se pasan, se controlan con otra cosa y así. No hay cambios permanentes, se necesitan hechizos y pociones realmente fuertes para cambiar a alguien permanentemente.

Entiendo que Clary se preocupe, pero hey, no soy tan malo. Soy perfectamente capaz de hacer algo como lo que dice, pero no voy a hacerlo con su madre. Vamos, ni lo haría con el rubio pesado ese, tengo mejores cosas que hacer.

- Lo que pasa es la magia oscura es más cercana a los demonios, la destrucción, el caos y la oscuridad. La magia blanca se usa para sanación y muchas veces tiene elementos relacionados con algún dios de luz o los ángeles. Pero no siempre. A veces para ayudar a alguien, necesitas recurrir a la oscuridad, y para dañarlo, a la luz. ¿O acaso no hay ángeles vengadores y guerreros? Y como seguro sabes, en Japón hay demonios que cumplen deseos y ayudan a los demás. Para mí sólo es una cuestión de enfoques.

Me encojo de hombros y tomo un par de sopas instantáneas.

- ¿Cuál quieres?



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Clary Fray el Sáb Mayo 31, 2014 9:22 am

La verdad es que, ahora que lo decía, yo nunca había probado otro tipo de ramen que no fuese el instantáneo.

- ¿Y sabes de algún sitio por la ciudad donde tengan ramen de verdad y no sea muy caro? Yo de momento solo he probado el instantáneo. Estaría bien tomar uno decente de cuenco alguna vez.

Me comentó que los yukatas no eran muy caros, pero sí esos preciosos kimonos con lazo atrás de los anime, aunque con uno de los primeros me conformaría. Estaría bien para dormir, en plan pijama de vez en cuando.

- Pues estaría bien, me gustan bastante, así que avísame en tu próximo viaje a Japón, por si no te importa llevarme un poco de equipaje. O me dices lo que cuestan, te lo pago y me traes uno.

Le dije con una sonrisa amistosa, sentándome en su sofá y pasando entonces a hablar más de "negocios", por así decirlo. Cogí la poción y asentí a todas sus indicaciones. Mejor no tocar nada más que la estela, y con cuidado, aunque asentí agradecida cuando me dijo que podría estar presente cuando se la de a mi madre.

- Gracias, sería mejor si pudieras venir. Le hablaré de ti a Luke primero. Seguro que reacciona mejor que Jace... él quiere mucho a mi madre y seguro que también habría hecho todo lo que hubiera podido para que se despertase.

Estaba segura de que Luke lo entendería, o eso esperaba...
Al disculparme por lo de Jace, su respuesta hizo que mis mejillas se coloreasen aún más, mirándole un tanto apurada y respondiendo con cierta timidez.

- En mi defensa diré que cuando nos conocimos no teníamos ni idea... Valentine nos lo dijo después.

Comenté, suspirando dolida por un momento y esbozando una leve sonrisa triste. Kyo era la primera persona que se daba cuenta de ello y no parecía juzgarme, así que no pude evitar desahogarme un poco.

- Pensé que con todas las mentiras que Valentine ha contado, esa podría ser una más... pero supongo que ya no importa. Da igual lo que seamos Jace y yo, dejó muy claro el otro día que para él solo soy su hermana pequeña...

Es curioso el efecto que a veces tienen los animales, porque cuando el gato de Kyo se me acercó y empecé a acariciarle, mi sonrisa se volvió algo más dulce, mimando un poco al animalito y sonriendo a Kyo por un momento.

- Es precioso... Me vendría bien uno así, tan cariñoso y sociable, pero dudo que al pobre gato le gustase mucho vivir en una casa que suele llenarse de hombres lobo.

Lo único que me preocupaba del uso de magia negra en la poción era que pudiese cambiar de alguna forma a mi madre, pero cuando Kyo me lo explicó, al parecer eso no era un problema. Supongo que era más algo ético, como esas personas que, por su religión, no quieren que se les hagan transfusiones de sangre, por poner un ejemplo.
Asentí a lo que me dijo, más tranquila y confiada.

- Supongo que entonces no hay problema. Entiendo que haya gente con distinta moral al respecto, pero creo que no todo tiene que ser bueno o malo por naturaleza, sino que depende de lo que haga. Si hay algo de magia negra ahí que va a salvarle la vida a mi madre, no me parece que sea malo.

Comenté más decidida, aunque encogiéndome un poco de hombros y con una sonrisa algo más tranquila y amistosa al preguntarme lo del ramen.

- La que más rabia te dé.

Me daba un poco igual, me gustan todas, así que tomaré la que menos le guste a él.


~ When The Darkness Comes ~

Dibujos de Adhara *-*:

avatar
Clary Fray
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 12/03/2014
Localización : Casa de Luke o Instituto de los Nefilim

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Lun Jun 02, 2014 3:59 pm

- Hay un restaurante de comida japonesa digamos de la casera, pero que te lo venden como un poco elegante. Es un poco más caro que en Japón, pero no tanto, como ir al Burger King. Y hay ramen y otras cosas. Si te gusta el instantáneo, este te encantará.

También le propongo traerle un yukata, porque son cómodos y geniales, y puedo conseguírselo relativamente barato.

- Seguro, voy cada mes. Tengo que ponerme al día allá con los brujos de Tokio. Aunque sigue en pie la oferta de que vayas conmigo alguna vez.

Hablamos ahora sobre la poción de su madre y la aparezco frente a ella. Está en un frasco del tamaño de los de mermelada, es transparente pero con un brillo nacarado rosa y tiene dentro media estela. Propongo estar ahí.

- Así podría también sacarla del frasco y vaciarla sobre la boca de tu madre y menos la tocamos. Por mí no hay inconveniente, sólo tienes que esperar los cuatro días y ya.

Clary se disculpa por lo de su glorioso hermanito horrendo, pero a mí no me afecta. Al contrario, es un buen cotilleo, pero pues ya existe.

- En mi época era súper común. Hermanos, padres e hijos, tíos, así que para mí, en realidad no está mal. Pero pues, no sé si Valentine diga la verdad. Digo, porque no sé cómo sea tu madre, pero yo no veo a tu lindo hermano como que muy parecido a ti.

Tal vez estaba dándole falsas esperanzas, porque en realidad ni que me hubiera memorizado al tipo este ni a Valentine, pero no puedo evitarlo, en verdad que no.

- En eso pues sí tienes razón, importa más cómo lo vean los dos. Si a ninguno de los dos le importara, entonces no tendrían por qué dar marcha atrás.

Jinx se acerca y Clary le da la atención que busca, pero también parece más tranquila. Yo adoro eso de mi gatito, también me calma.

- Algunos se acostumbran o quizá también tenga que ver un poco con el hombre-lobo en cuestión. Yo conocí un hombre-lobo que era muy cercano con la naturaleza y los animales no le huían. Sus favoritos eran los lobos. Podíamos escondernos en la cueva de alguna manada y no había ningún problema.

Es demasiado nostálgico y no sé por qué se lo cuento a Clary, pero trato de apartar la tristeza de mi mirada al recordar a uno de los grandes amores de mi vida.

Le explico a Clary sobre la magia en la poción, en concreto sobre la magia oscura pero trato de que vea que no todo es como lo pintan los nefilims y los mundanos.

- Me alegro, entonces pon el frasco sobre la mesa y dejemos lista la poción, ¿te parece?

Pregunto por el ramen y le tiendo el de setas, quedádome con el de pollo. Con un pase aparezco dos pares de palitos de la cocina.

- Ábrelo y le pongo el agua caliente. La magia elemental es de las que mejor se me dan.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Clary Fray el Dom Jun 08, 2014 9:21 am

Me habló de un restaurante japonés que no era demasiado caro, aunque sí que más caro de lo que podría ser en Japón, pero quizá igualmente pueda convencer a Luke un día para que nos pasemos.

- Sí me das la dirección te lo agradecería. Empiezo a cansarme de la pizza y la comida china. Quizá podría convencer a Luke para pasarnos un día y variar un poco el menú.

Además, también podría estar bien alejarnos un poco por una noche de los asuntos de la manada. Aunque los dos echamos de menos a mi madre, quizá un rato juntos, como cuando era niña, nos venga bien a los dos. Extraño esos días donde todo parecía mucho más sencillo.
Ante la oferta de Kyo sonreí agradecida, pero tuve que negarme.

- Gracias, pero no creo que sea conveniente por el momento. A mi madre no le haría ninguna gracia que me dedicase a viajar por ahí sin su permiso, pero si logramos que despierte y no le importa, aceptaría tu oferta encantada.

Se ofreció a ayudarme con la poción directamente, algo con lo que asentí, aunque me quedé pensativa por un momento al decirme lo de los cuatro días. Hice un cálculo mental y asentí al final.

- Vale, estupendo, aún estaré aquí así que podríamos probarlo antes de irme. Verás, como me dijiste lo de ese libro y no estamos seguros de si funcionará el antídoto, estoy intentando insistir en que quiero pasar por Idris. Quizá allí encuentre algo que pueda ayudar a mi madre, así que, si necesitas algo de allí, dímelo antes de irme para intentar conseguirlo.

Tras ese comentario, me sonrojé ligeramente cuando pasamos a hablar de Jace, aunque se notaba también una expresión triste en mi mirada, por lo que había pasado. No había vuelto a verle desde ese día y estaba preocupada. Aun así la respuesta de Kyo me hizo esbozar una leve sonrisa. Yo no puedo verlo tan a la ligera como él, pero me alegra que no me juzgue por ello, aunque al mencionar nuestro parecido...

- Bueno, yo me parezco mucho a mi madre, aunque ni de lejos soy tan guapa. Ella es una mujer fuerte y preciosa, con una larga melena pelirroja algo más oscura que la mía y ojos verdes. Delgada y estilizada. Jace no se parece nada a ella, pero me temo que sí tiene un inquietante parecido con Valentine... y Luke me ha confirmado que mi madre solo ha tenido hijos con Valentine, así que, si Jace fuese su hijo, le convierte en mi hermano me guste o no.

Comenté, suspirando por un momento cuando me dijo que, si a ninguno nos importaba, no tendría que frenarnos el ser parientes. Supongo que en parte es normal que piense así. Antiguamente muchos nobles se casaban entre familia.

- Supongo que tampoco es que eso importe mucho. Jace ha dejado claro que para él solo soy una hermana molesta que nunca ha querido tener... dudo que sienta algo más por mí, así que importa poco lo que yo pueda pensar al respecto...

Dije con una leve sonrisa triste, pero en cuanto el gato de Kyo se me acercó y empecé a acariciarlo, una sonrisa algo más cálida y sincera adornó mi rostro. Sorprende el efecto que pueden provocar los animales.
Kyo me contó entonces que conoció a un hombre lobo que encajaba bastante con los animales, pero que prefería los lobos.

- Bueno, sí, un lobo o un perro tiene sentido, ¿pero un gato? No sé, aunque sería curioso ver a un hombre lobo con un gato de mascota.

No me percaté de su nostalgia, ya que con la edad que tiene posiblemente habría conocido a muchísima gente, así que le pregunté inocentemente.

- ¿Aún tienes trato con él? A lo mejor Luke le conoce.

Asentí con la idea de terminar la poción y le tendí mi mano con confianza, para que hiciera lo que necesitase.
Entonces, cuando me pasó uno de los ramen instantáneos y dijo que podría conjurar el agua caliente, le miré realmente impresionada.

- ¿Puedes sacar agua caliente de la nada? Que pasada.

Abrí los botes como me dijo y esperé pacientemente, mirándole con curiosidad.


~ When The Darkness Comes ~

Dibujos de Adhara *-*:

avatar
Clary Fray
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 12/03/2014
Localización : Casa de Luke o Instituto de los Nefilim

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Lun Jun 09, 2014 12:02 am

- Te copio la tarjeta antes de que te vayas, sin problema. Está cerca y en el edificio de enfrente hay una tienda de tatuajes. De hecho lo descubrí así.

De nuevo se niega a ir a Japón conmigo, aunque presiento que de verdad quiere ir.

- Dile que soy gay... muy, muy, muy gay. Ni por presión social cedí, he defendido hasta mis labios de las geishas. Soy orgullosamente gay de oro. Bueno en todo caso, la oferta sigue en pie por si quieres ir alguna vez. Siempre voy solo, no me caería mal algo de compañía alguna vez.

En verdad me agrada esta chica, quizá porque es decente pese a tener sangre de Raziel. Y creo que le debo bastante. Tanto que incluso acepto estar con ella cuando le dé la poción a su madre. Aunque no tarda en sorprenderme.

- Espera, espera. ¿¡Vas a ir por el Libro de lo Blanco!? ¿Estás loca?

Contrario a lo que pareciera, mi tono de voz es entre divertido y admirado.

- ¿Y sabes dónde está, alguna pista o algo? Porque... bueno algunos libros legendarios pueden no existir o existir en partes, o tener bastantes copias. Yo sólo te pediría algo si en verdad no te metiera en problemas. Aunque... ¿me dejarías ver el libro si lo consigues?

Con una lectura rápida me bastaría, aunque tendría por supuesto que prepararme. Así podría conseguir una copia, aunque como es un libro legendario, no podría duplicarlo con ese hechizo que aprendí de las hadas.

Veo que Clary esperaba que tomara a mal que esté enamorada de su hermano, pero en parte por el manga y el anime, y en parte por mi experiencia propia, no lo veo mal. Para mí es más una cuestión de si se quieren o se desean o algo por el estilo, y no importaba en realidad el vínculo de sangre. Considero por un momento si hablar, pero ¿qué podría decir? Debe imaginarse por lo que dije que tenía que ver conmigo.

- Bueno chica, pues hay más peces en el mar. Ánimo.

Sonrío e intento animarla, aunque creo que se le pasará. En todo caso, no entiendo qué le ve. No es lo que se dice el tipo más guapo ni aún entre los nefilims, y es un creído tan horrendo y con un humor de los mil demonios que veo como mejor prospecto a un rapiñador.

Al hablar de animales, no puedo evitar pensar en Ryô.

- Los lobos y los gatos no son tan enemigos como los gatos y los perros. Se puede, te lo digo porque lo he visto.


Cruzo la pierna y es como si volviera a verlo de nuevo. Aunque esa imagen desaparece cuando Clary piensa que sigue vivo.

- No... está muerto. Murió durante la guerra que estableció el shogunato. Ryô, así se llamaba. Fue mi primer amor y el único correspondido. Pese a todos los años que han pasado, nunca lo olvidaré.


Quizá por eso ahora soy un cínico que no se enamora. Necesito algo que me recuerde los besos y el calor de Ryô y es imposible.

Cambiamos el tema a la poción y veo que en verdad Clary va a hacer esto. Saco de entre la ropa uno de los cuchillos serafín y se lo pongo en la mano.

- Sí que amas a tu madre. Pedirle ayuda a un brujo desconocido, arriesgarte con una poción que puede que no funcione o no rompa por completo el efecto de la otra, robar cosas del Instituto, irte a Idris... ¿Sabes por qué te ayudo? Vamos, no es gratis, pero sabemos que pude negarme. Es porque yo también amo a mi madre.

Señalo el cuchillo.

- Llámalo: Arakiba. Se verá distinto, pero esto también es parte de la magia oscura. Sosténlo en una mano y debes escribir en la palma de tu mano la forma en que llamas a tu madre, con el cuchillo. Luego pondré mi mano sobre la tuya y trazaré otra cosa. Arderá, obvio, quizá un poco más que una cortada normal, pero prometo curarla y desaparecerla.

Sonrío con lo del agua caliente y asiento, orgulloso. Cierro los ojos y muevo mi mano izquierda como si pintara de lado a lado, al tiempo que materializo agua. Vuelvo a abrir los ojos y la vierto sobre los tazones de ramen instantáneo. Luego paso el dedo por la orilla en círculos, hasta que caliento el agua. Vuelvo a mirar a Clary al terminar.

- Cuando quieras. Sirve que terminamos con lo de la poción y ya comemos.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Clary Fray el Sáb Jun 21, 2014 6:22 pm

Asentí agradecida cuando dijo que me pasaría la tarjeta. Espero poder convencer a Luke. Estoy cansada de las pizzas y del arroz tres delicias de siempre. Algo de comida japonesa de verdad sería un buen cambio.
Me sorprendió lo de los tatuajes y le miré con cierta curiosidad, respondiendo lo que pensaba.

- ¿Tienes tatuajes? Digo, tatuajes de tinta... Creía que todo lo que llevabas eran esas... ¿cómo las llamáis? ¿Marcas de brujo o algo así?

Cuando supe lo que es, asumí de inicio que cualquier marca en su cuerpo sería algo suyo de nacimiento como subterráneo y no añadido en una tienda de tatuajes.
Ante lo que me dijo sobre el viaje a Japón, no pude evitar reír, negando con su respuesta.

- No, no te preocupes, no tiene nada que ver con eso. Mi madre siempre ha sido muy protectora, supongo que porque siempre ha intentado mantenerme al margen del mundo de las sombras. Es bastante desconfiada, por eso preferiría esperar a tener su permiso, pero no creo que pensase mal de ti por ser subterráneo, o no habría contratado a Magnus todos estos años, y mucho menos que piense que vayas a ligar conmigo o algo así, simplemente no le gusta que vaya por ahí lejos con gente que ella no conoce, pero me encantaría poder ir. Cuando despierte y las cosas se asienten un poco, espero que la situación cambie.

Realmente esperaba que el hecho de que mi madre fuese tan protectora tuviera que ver directamente con que no quisiera que descubriese de dónde provengo, pero ahora que lo sé, quizá las cosas podrían ser diferentes y no se preocupase tanto. Sería de agradecer.
Me sorprendió cuando, al mencionarle el libro ese de lo blanco, reaccionó de esa manera, mirándole algo extrañada y encogiéndome un poco de hombros.

- Bueno, dijiste que ahí podía haber algo, ¿no? Y que estaba en Idris. ¿Por qué no intentarlo?

Le dije, quitándole importancia cuando me dijo que agradecería que se lo prestase si lo encontraba, aunque negando al preguntarme si sabía por dónde buscarlo.

- No, la verdad es que pensaba preguntártelo a ti primero. Además, nadie más sabe que quiero ir a Idris a buscarlo, solo he dicho que quiero ir para ver si puedo encontrar una forma de ayudar a mi madre, pero no he dado detalles. Además, iba a traértelo si lo encontraba. Solo lo quiero para ayudar a mi madre, si puedes ayudarla, después por mí te lo puedes quedar.

Si es un objeto que lleva tiempo perdido creo que sería como una especie de tesoro, y quien lo encuentre debería poder decidir lo que hacer con ello. Obviamente no se lo daría a la Clave, para ellos mi madre debe ser una traidora... Si Jace se puso así conmigo por unos cuchillos, a saber lo que pensaría la Clave de mi madre por haberse llevado la Copa Mortal y escondido durante tantos años. Si encuentro ese libro y Kyo me ayuda a despertar a mi madre con él, por mí después puede hacer lo que quiera con ello.
Agradecí con una leve sonrisa su ánimo con el asunto de Jace, pero preferí no darle más vueltas. Había intentado olvidarle con la ayuda de Simon y me había resultado imposible. Si él no ha podido ayudarme, no creo que haya nada en este mundo que me haga cambiar lo que siento por Jace, al menos no de inicio...
También me comentó que había visto lobos y gatos convivir, cuando me presentó a su gato. Quizá se lo pregunte a Luke en el futuro pero no creo que ahora tengamos tiempo para atender a una mascota. Puede que en el futuro, cuando mi madre despierte.
Al decirme que el licántropo al que amó había muerto, le miré algo entristecida por él. Se notaba en su gesto que lo debía querer mucho.

- Lo siento muchísimo... Debe ser muy duro perder así a alguien a quien amas y vivir eternamente con ello. Espero que puedas encontrar algún día a alguien con tu misma longevidad. Pareces un buen hombre y te lo mereces.

Le dije con una sonrisa algo más cálida y amistosa.
No me esperaba lo que me dijo después, pero mantuve una sonrisa sincera en mi rostro cuando me dijo que, si me ayudaba así, es porque también él quería muchísimo a su madre, y notaba que a mí me ocurría lo mismo con la mía. Por como lo dijo, supongo que su madre será inmortal también, porque la hablado en presente, lo que implica que está viva.

- Es cierto... Siempre hemos tenido nuestras diferencias y a veces nos peleamos. De hecho nos peleábamos con mucha frecuencia... pero es mi madre y es la única familia que he conocido desde niña. Ojala Jace pudiera entenderlo...

Sé que no lo hace porque nunca ha tenido una madre, y eso en parte hace que sienta lástima por él, pero aunque agradezco tener a Kyo en esto, al igual que el apoyo de mi nueva amiga Valentina, me gustaría poder contar con Jace también.
Entonces Kyo me dio el cuchillo para terminar la poción, antes de hacernos el ramen para comer. Tal y como me dijo, lo nombré, y entonces me quedé mirando la palma de mi mano por un momento, pensando en mi madre. Siempre la llamaba mamá, aunque, ¿lo escribía tal cual? Iba a empezar, tras un leve suspiro, cuando una imagen vino a mi cabeza. Es lo que me ocurrió las veces anteriores, cuando había dibujado runas que ni sabía que existían, una forma que empezó a dibujarse en mi mano según la veía en mi mente, pensando en todo su sentido... "Familia".
Ni siquiera me percaté de lo concentrada que estaba hasta que la runa quedó marcada en mi palma, momento en que me percaté de lo que escocía, torciendo un poco el gesto y tendiéndole mi mano a Kyo algo insegura. Esperaba haberlo hecho bien.


OFF:
No sé si estará bien, si hace falta edito, pero me pareció interesante, como no me suena que en los libros hablen de una runa para la familia, que pudiese verla Clary, como le ha pasado en los libros con algunas, así es una forma de que Kyo pueda darse cuenta de sus habilidades en ese aspecto Smile


~ When The Darkness Comes ~

Dibujos de Adhara *-*:

avatar
Clary Fray
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 12/03/2014
Localización : Casa de Luke o Instituto de los Nefilim

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Lun Jun 23, 2014 11:24 pm

off:
¡Me encantó! No lo esperaba, la verdad XD Pero eres realmente genial. Mientras no inventes runas para matar al instante, revivir muertos, curar el vampirismo o algo por el estilo sin consultarme al menos, eres libre de crear las runas que quieras. Aquí están las runas oficiales: http://iam-shadowhunter.foroactivo.mx/t719-las-runas-y-su-significado Fuera de eso, puedes inventar la que quieras. Creo que el mismo personaje te impide crear runas diabólicas o descabelladas, y creo que la llevas tan bien que hasta la advertencia sobra Wink

Mientras muevo la mano como ilusionista haciendo un truco con una baraja, Clary me sorprende de nuevo. Junto las palmas ya con la tarjeta y le susurro en uno de los idiomas de las hadas para duplicarla. Yo sé cuál es el original y cuál el duplicado, pero contrario a lo que uno esperaría, le dejo la tarjeta original sobre la mesa. Luego la miro divertido y asiento. Le muestro primero mis manos. En la base de los pulgares tengo una luna llena en la mano izquierda y una media luna en la derecha.

- Mis marcas de brujo son mis ojos, mi cabello y mis alas. Estos son reales, tatuajes convencionales, de tinta.


Me bajo el yukata como hacía cuando iba a lanzar flechas hace 200 años y le muestro mi cadera derecha, donde hay un tatuaje de pentagrama en negro y violeta.

- Este también es de tinta. He tenido más, pero cuando me aburren me los quito. Arde un poco, pero atraigo la tinta y me sale por los poros de la piel, y así me quito los tatuajes cuando me aburren. Ahora que este, no es de tinta. A simple vista sí lo parece. Si lo miras bien o lo tocas, más bien parece estar hecho con acuarela a veces, y tiene iridiscencia, y eso es imposible de lograr con un tatuaje normal.

Me volteo y dejo que mire cómo se ve el tatuaje 3D que oculta mis alas.

- Así oculto mis alas. No me gusta ponerles glamour, creo que ya viste que no me agrada mucho ocultarme con glamour. Aunque aprender un truco así me costó. Ese obviamente no me lo puedo quitar, pero no me lo quitaría aunque pudiera. Y bueno, los piercings que tengo son reales. He visto pocos brujos tatuados, pero es porque no les gusta, porque podemos hacerlo, no hay ningún problema. Así que suelo saber dónde hay buenas tiendas de tatuajes en los lugares que frecuento.

Me acomodo el yukata y vuelvo a sentarme. Normalmente me da pena andar enseñando piel frente a mujeres porque me cohíben, a diferencia de los hombres, pero con Clary cada vez siento más fuerte el lazo de la amistad. Quizá por eso también le insisto en llevarla a Japón. Sonrío al escuchar cómo es su madre, aunque la mía jamás pudo decirme que no me pusiera en peligro.

- Creo que mi madre hubiera sido así, pero estábamos en guerra cuando yo tenía tu edad. Y descuida, conozco a tu madre a través de lo que me cuentas, y si le ha pedido ayuda a Magnus Bane y la ha recibido, es porque es tan abierta de mente como tú. Eso sí, más le vale no pensar que voy a intentar ligarte, porque no es personal, pero sí me da cosa porque eres mujer. Si fueras chico, seguro que te habría intentado conquistar desde la tienda de manga.


Pues es cierto, pero también me da curiosidad tener una amistad con una chica y encima nefilim. Es como juntar dos cosas que me dan repulsión y descubrir que al menos una vez en la vida, producen un resultado inifinitamente agradable.

- Espero que la situación cambie, por ti y tu mamá. Y lo digo en serio.

A veces me sale lo sentimental, y Clary es una buena chica.

En verdad no puedo creer que va a ir por el Libro de lo Blanco. La admiro por ello, aunque se anota un tanto al devolvérmela y decir que yo como que le di un empujoncito para hacerlo.

- Bueno, de hecho no puede haber algo, lo hay. Lo de que está en Idris, por desgracia es un rumor, pero puedo intentar preguntar entre mis contactos para ver qué tan sólido es. No es que no confíe en mi poción, pero lo que tomó tu madre es en serio una poción poco común, muy fuerte, y a la que pocos tienen acceso. Sí es cierto que es bueno tener un plan B, no te lo voy a negar. Y bueno, si la poción que yo hice no funciona o tiene fallos, sí que te garantizo que con el Libro de lo Blanco, hay 100% de éxito. Pero Idris... bueno. Si el libro está en Idris, es porque al igual que con muchas otras cosas como armas legendarias y libros de magia, los nefilims se los quitaron a alguien, en este caso, tuvo que ser a un brujo o bruja.

Y obvio que no voy a decirle que no lo busque. Yo no estoy tan motivado como para ir a buscar un libro de magia blanca a un lugar infestado de nefilims, pero por supuesto que quiero verlo. Y sus palabras hacen que suspire, fastidiado conmigo mismo porque me llegó al corazoncito negro que haya dicho que me lo traería.

- A veces soy tan sentimental... Está bien, mira, te ayudaré. Seré honesto, y a cualquiera le atraería la idea de ver un libro legendario como ese. Te has ganado más que mi aprecio, Clary, así que cuenta conmigo. Aunque tal vez no pueda entrar a Alacante. No por las salvaguardas, sino porque armé jaleo hace unas décadas y me encerraron como una semana. Aunque... bueno quizá ya se murieron los que me encerraron, pensándolo bien. Pero bueno en fin, que tampoco puedo entrar así directamente a la plaza y pedir el libro, pero puedo ayudarte a llegar, por ejemplo. No sé, algo útil he de poder hacer.

En serio que esta chica no es ambiciosa, ella sabe muy bien que quiere ayudar a su madre y no importa lo que tenga que hacer para conseguirlo, pero también sabe agradecer. Cada vez me convenzo más que este es el tipo de personas a las que debe ayudar un brujo con sus artes, no a los que quieren una poción para el amor. Esto da un reto, es emocionante, y tiene una recompensa grandiosa al final.

Intento animarla con lo de Jace, pero se nota por su expresión que seguirá teniendo el corazón roto un tiempo. Y la entiendo. En esas cosas yo soy un experto y los humanos, nefilims y subterráneos mortales me superan, porque se recuperan mucho más rápido que yo. Quizá justamente porque su vida es más corta. No tienen tanto tiempo para autocompadecerse.

Inevitablemente termino hablando de Ryô. No mucho, pero lo suficiente. Siempre pensé que él atraía a los animales y podía hablar con ellos. La verdad sí me pone triste, al grado que no puedo sólo encogerme de hombros o restarle importancia cuando Clary dice que lo siente. Es sincera, se merece lo mismo de mi parte.

- Murió para salvarme. Sé que habría muerto eventualmente de todos modos, pero igual me duele. Hay cosas al respecto que jamás perdonaré, porque me lo arrebataron. Murió asesinado por nefilims que luchaban para uno de los humanos que quería ser shogun. Ni siquiera sé por qué te lo cuento... Tal vez porque me dijiste que tu madre no les es grata a los nefilims. Y quizá también porque sé que no te recuperas fácil de un corazón roto, cuando el otro es el indicado. O tal vez porque eres la primera nefilim que conozco que me cae tan bien. Y bueno, sobre el amor, ya no lo busco. He cerrado mi corazón desde que murió Ryô, pero el idiota de Magnus Bane llegó a él. Desde que terminé con él hace como cien años, no me he vuelto a enamorar. Creo que el amor no es para mí.

Y en verdad agradezco que me anime. Hay algo en ella, en su forma de ser tan inocente, pero decidida y valiente que me hace querer conservarla como amiga. Me recuerda a mí mismo de joven, antes de volverme tan maldito, supongo, pero también porque me recuerda a Ryô por lo decidida y honorable. Incluso le cuento sobre mi madre.

- Siempre hay diferencias con las madres, te lo digo yo. Mi madre se convirtió en vampiresa por amor, pero eso me permite tenerla todavía por ahí. También me he peleado con ella y he dejado de hablarle, pero siempre termino por buscarla. Porque como dices, es mi madre y la quiero. Aunque bueno, yo también tuve a mi padre, aunque no estaban casados, pero un demonio no cuenta como familia en el sentido humano. Tu hermano si no lo entiende, nunca podrá aprender el valor de una madre. Él tiene que darle la oportunidad. Porque aparte, las madres también pueden ser divertidas.

La mía había hecho una locura de adolescente hace unas décadas, de la que todavía me río. Y de hecho, río un poco al pensar en eso. Las madres no son sólo regaños y castigos.

Decido que es mejor terminar de una vez con la poción, antes de comer. En parte es un truco, porque seguramente me cansa un poco, y así puedo reponer fuerzas con el ramen. Aunque también, quién me manda a hacer magia oscura con el estómago vacío.

Elijo el nombre de uno de los ángeles caídos de la época en la que Dios desterró a Lucifer. Y lo elijo también porque tiene un nombre que nos une a Clary y a mí, porque suena japonés. En cuanto pronuncia el nombre, el cuchillo que emerge es fuerte, pero ligero y hermoso... y negro. Exactamente como debería de ser. Ignoro el ramen después de prepararlo, pero miro a Clary, preguntándome si me equivoqué con ella y en realidad no se atreve, o ha visto que este paso incluye la prueba de que está dispuesta a derramar sangre por su madre. O quizá sólo se acobardó porque el cuchillo serafín no se ve como los de los nefilims. Iba a decir algo cuando empieza a dibujar como si lo hiciera con una estela, y observo extrañado que no está escribiendo el nombre de su madre, "mamá" o algo por el estilo. Está dibujando una runa, y cuando me doy cuenta miro sorprendido su mano y hasta abro la boca. Lo más sorprendente es que por supuesto que esta runa no está en el Libro de lo Gris, pero sé que es una runa por cómo se marca su piel y cómo hace que la sangre brille más. Se usan runas diversas a veces en magia oscura, así que sé muy bien cómo debería de verse.

- No puede ser...

Me obligo a no indagar ahora y pongo mi palma sobre la de Clary, a unos pocos centímetros de distancia. Murmuro algunas palabras en idioma demoníaco y atraigo su sangre, que conserva la forma que ella dibujó. Abro el frasco con la poción y dejo caer la sangre de Clary. El símbolo se forma en la superficie, y cae lentamente al fondo, donde desaparece, mezclándose con la poción. Cierro el frasco y vuelvo a mirar a Clary. Tomo primero el cuchillo y me corto, dibujando un símbolo alquímico parecido a un 4 pero estilizado. Dejo el cuchillo sobre la mesa y empiezo a murmurar. Mi sangre se torna negra y tomo la mano de Clary, mezclando nuestra sangre. Tras un destello negro, separo nuestras manos, completamente sanas y sin marcas.

Y entonces sí que la miro.

- ¿Qué rayos fue eso?

Sí, sé que yo soy el que trajo la poción extraña con media estela dentro, el que levitó hermosamente el dibujo y el que acaba de cortarse, hacer negra su sangre y usarla para librarla de lo que podría convertirse en una runa oscura y una cicatriz muy fea.

- Es que... era un ideograma, que funcionaba como runa, ¡pero jamás lo había visto! Y créeme, funcionaba como runa.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Clary Fray el Sáb Jul 05, 2014 11:15 am

Cojo la tarjeta que me da y, tras darle las gracias, me la guardo en el bolso. Espero que Luke acceda a pedir otro tipo de comida.
Entonces se sorprende cuando le digo que creía que todas sus marcas eran por ser brujo y él empieza a enseñarme algunos de sus tatuajes, que miro con curiosidad. Aunque cuando se baja el yukata no puedo evitar sonrojarme. No acostumbro a que la gente se abra la ropa delante de mí, pero me centro en fijarme solo en su tatuaje, intentando no recordar esa tarde de entrenamiento donde Jace se levantó la camiseta...

- Vaya, son geniales, aunque parecen estar en zonas cerca del hueso. ¿No te dolieron? Dicen que los tatuajes duelen bastante en zonas cerca del hueso, pero tampoco sé si a lo mejor será similar al escozor que sientes cuando te dibujas una runa con la estela.

Nunca había pensado en hacerme un tatuaje, y sigo sin pensarlo, pero me pregunto si la sensación será parecida, porque de las pocas veces que he usado la estela para llevar runas, al marcarlas es como si la piel te quemase unos segundos.
Con lo de las alas me deja impresionada, mirando asombrada su espalda y preguntando con verdadera curiosidad.

- Espera, ¿tienes alas? ¿Y puedes volar y todo? Hasta ahora solo había visto algunos demonios voladores, y las alas de las hadas, pero a ellas no las he visto volando. Tiene que ser genial poder volar, ¿no? Esa sensación de libertad que describen los personajes que vuelan en los comics o en los libros.

Hablamos de mi madre y también de la suya, aunque le expliqué que lo del viaje a Japón, aunque me gustaría, tendría que esperar a que mi madre despertase. No pude evitar esbozar una leve sonrisa tímida con su respuesta. Que un chico guapo gay te dijera que, de ser de sus gustos, habría intentado algo contigo, era todo un halago.

- Gracias, es todo un halago dadas las circunstancias. De todas formas no te preocupes por eso, es más porque para ella aún me ve como a una niña, pero no sería nada personal por ti o porque fueses un chico. Me diría lo mismo con cualquier persona, chico o chica, que ella no conociese de primeras.

Agradecí sus palabras y también su ayuda. Se nota que es sincero al decir que espera que todo se solucione y eso lo valoro mucho. A poca gente parece importarle lo que ocurra con mi madre, además de a mí misma, a Simon y a Luke, pero tras conocer primero a Valentina y ahora a Kyo empiezo a verme con más amigos de los que había tenido nunca.
Le conté que había pensado ir a Idris a por ese Libro de lo Blanco que me mencionó cuando nos conocimos, y aunque parece que al principio lo tomó como una locura, sí que me aseguró que, de conseguirlo, con él seguro que podría despertar a mi madre. Eso es todo lo que necesitaba saber.

- Bueno, supongo que es cuestión de buscar. Al menos quiero intentarlo. Si no logramos que se despierte con tu poción, por lo menos podremos ayudarla con ese libro, si puedo encontrarlo. Haré lo que haga falta para recuperar a mi madre.

Le dije decidida, aunque cuando me aseguró que me ayudaría e incluso intentó proponerme ayudarme a llegar a Idris, negué con calma. Tampoco quiero que se ponga en peligro por mi culpa.

- Oh, no te preocupes. Les dije a los Lightwood que estaba dispuesta a acceder a conocer a la Clave, así que piensan llevarme a Idris la semana que viene. Conoceré a la Clave, me presentaré y una vez allí veré lo que puedo hacer, pero por la forma de llegar ya está solucionado. Ellos le han pedido a Magnus que abra un portal. Lo único que no sabría cómo comunicarme contigo una vez allí. Me han dicho que no funciona nada electrónico.

Le comenté algo molesta por ese hecho. Me resultaba muy raro, aunque entendía eso de que la magia pudiera interferir con la electrónica, pero era un poco molesto saber que no podré comunicarme con Simon ni con Luke.

- ¿Tú podrías enseñarme alguna otra forma para que pudiéramos comunicarnos estando yo allí? Voy a quedarme en casa de una amiga, en una de estas casas que me han dicho que están en el campo y no dentro de la ciudad principal.

Hablando un poco de todo, sobre todo cuando yo le mencioné lo de Jace, también Kyo me habló de su primer amor, y no pude evitar mostrarme apenada cuando me contó lo que ocurrió, que los nefilim lo mataron y que luego también se enamoró de Magnus. Ahora entiendo por qué no le cae bien Alec.
Suspiré y esbocé una leve sonrisa amistosa, intentando animarle.

- Lo siento muchísimo... eso que me cuentas es horrible, y lamento que lo de Magnus no te saliera bien, pero creo que eres un gran chico y espero sinceramente que alguna vez encuentres a alguien inmortal como tú, con quien estar para siempre. Creo que es algo muy bonito a tener en cuenta en los que son como tú, que vosotros, si lo encontráis de verdad, sí que podríais hablar de amor eterno.

Entonces me habló algo más de su madre y le miré sorprendida al decirme que se había convertido en vampiresa por amor.

- Vaya... Creo que eso es muy romántico, estar dispuesta a renunciar a toda tu forma de vida, a volver a tumbarte al sol o a volver a comer, cambiar completamente para pasar la eternidad con la persona que quieres.

Su madre debe ser alguien muy valiente y decidida. Yo no sé si podría llegar a algo así, sobre todo viendo lo mal que Simon está pasándolo como vampiro.
Al final suspiré con lo que dijo de Jace. Aunque me duela sé que Kyo tiene razón.

- Lo sé... supongo que no puedo hacer nada, aunque me resulta triste pensar que la única figura paterna que Jace ha tenido en su vida haya sido un monstruo como Valentine...

Estaba dispuesta a ayudarle a terminar la poción, así que apenas me explicó cómo debía hacerlo, lo hice. Me centré en mi madre y entonces visualicé de golpe una de esas runas, como a veces me ocurría, y por inercia la fui dibujando en la palma de la mano. Dolía un poco, pero podía soportarlo, aunque entonces me fijé en lo sorprendido que se mostró Kyo.
No quise interrumpirle, aunque imaginaba que después llegarían las preguntas. Valentina también preguntó cuando vio las runas que desconocía en mi cuaderno.
Dejé que Kyo terminase la poción y entonces curó nuestras manos, desvaneciéndose también la runa. Como todas las que veía de esa forma, eran temporales.
Suspiré un poco cansada y sacudí la cabeza algo aturdida, escuchando entonces la pregunta de Kyo y mirándole con cierta timidez, asintiendo al decirme que lo que había hecho funcionaba realmente como runa.

- Lo sé... Quiero decir, lo suponía... no es la primera vez que me pasa.

Intenté explicárselo de la mejor forma posible.

- Verás, es algo que me ha pasado desde hace unas semanas, poco después de que encontrase a mi madre y Valentine se marchase con la Copa Mortal. A veces pienso en una palabra, o en una emoción, y es como si viese formarse una runa en mi cabeza, pero al parecer son runas que no están en el libro básico de los cazadores de sombras. No sé por qué me pasa, si serán runas antiguas que puedo ver por alguna razón, o si es que lo que Valentine le hizo a mi madre cuando estaba embarazada de mí me hizo algo a mí también, y me dio algún tipo de poder para crear runas o algo así.

Le comenté, acercándome mi bolso y sacando entonces mi cuaderno. Al igual que a Valentina no le diría todo lo que pasó en el barco de Valentine. Jace consideraba que eso era algo que no debía saber nadie más, y aunque no estábamos en nuestro mejor momento, en eso quería hacerle caso. Aun así le mostré a Kyo en una página las dos runas, la de apertura y la que quita el miedo.

- Mira, esta sirve para abrir cosas al parecer. Me vino a la cabeza cuando intentaba sacar a Jace de la ciudad de hueso, cuando le encerraron por mandato de la inquisidora. Y esta otra Jace me la pidió para enfrentarse a un demonio del miedo. Cuando se la pusimos a Alec de prueba casi predica a los cuatro vientos lo suyo con Magnus...

Comenté eso último, esbozando una leve sonrisa al recordarlo, pero mirando al momento a Kyo un tanto apurada.

- Por favor, no le cuentes a nadie que te lo he dicho. Alec me mataría si se entera...

Ya tenía bastantes problemas con él por Jace como para ahora encima que se enfade por escapárseme ese detalle...


~ When The Darkness Comes ~

Dibujos de Adhara *-*:

avatar
Clary Fray
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 12/03/2014
Localización : Casa de Luke o Instituto de los Nefilim

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Sáb Jul 05, 2014 3:04 pm

Lo último que quería que pasara, pasa, y Clary se muestra apenada por verme y eso me da algo de nervios, al menos hasta que en realidad sólo mira los tatuajes. Supongo que no tener tanto pudor es algo de otra época.

- Oh, claro que dolieron y bastante. Pero pues soy algo masoca y me gusta el dolor. Aunque he de decirte que con las técnicas modernas duele mucho menos. Los tatuajes como los que todavía se hacen los yakuzas esos sí que duelen en serio en el hueso. Pero lo vale. Duele cuando te lo hacen, algo como dolor mezclado con ardor y luego arde, a veces más que cuando te lo hicieron. No sé cómo se sienta pintarte runas con una estela, no puedo hacerlo porque soy subterráneo.

Algunas veces me ha dado curiosidad, pero también creo que no es muy vistoso que digamos. A veces se me figura que es como pintarte cosas con rotulador, son más bonitos los tatuajes.

Ya que Clary muestra curiosidad por mis alas, me acaricio las piernas para ir apareciendo unos vaqueros negros. Que bueno, sí tengo un límite a mi pudor. Me desato el yukata y lo dejo sobre el sofá. Me levanto y la miro. Muevo los hombros hacia atrás y cierro los ojos, dejando salir mis alas y volviendo a mirarla.

- Sí, tengo alas, y ya me viste volar. O bueno, no sé si viste. Cuando escapé de tu hermano, me fui así, volando. Yo he visto brujos con alas como de demonio, pero las mías más bien parecen de ángel caído, por las plumas negras, supongo. Volar es genial, te sientes completamente libre y para mí, es la mejor forma de viajar y menos cansada que hacer un portal si no vas muy lejos. Las hadas también pueden volar. Aunque algunas vuelan también con magia elemental. Como Tormenta.

Adoro mis alas, aunque antes de poder ocultarlas llegaban a ser un fastidio en las noches y particularmente con antiguos nefilims que empezaban a molestar con que eran muy vistosas. Me obligaron a aprender a usar glamour para ocultarlas, y para mí no era nada divertido.

Creo que es la primera vez que hablo de esta forma con alguien sobre mi madre. No esperaba que pensara que es un halago decirle que si fuera chico ya habría intentado ligármela.

- ¿Cuál halago? Es la verdad. Eres muy bonita y no tengo que ser heterosexual para saberlo. Aunque yo veo bellos a seres que a humanos les parecerían horribles como algunos brujos o hados, dentro de los nefilims y mundanos, tú eres bonita. Supongo que tienes esa cosa característica de las chicas mundanas de que no te sientes bonita. Y bueno, entiendo a tu madre, no me siento ofendido en lo más mínimo.

En realidad espero que su madre despierte, aunque sé que quizá no pueda lograrlo yo. Es una prueba para mí, pero el Libro de lo Blanco es legendario por muy buenas razones, y es probable que no tenga éxito, pero con algo parcial me bastará. Y Clary piensa conseguir el libro de todos modos, y la admiro por ello, pero también agradezco que acceda a mostrármelo. Supongo que aunque me lo diera no podría quedármelo porque algún Gran Brujo de más edad me lo quitaría, empezando por Magnus con quien me niego a tener un duelo, pero hacer una hábil copia no idéntica es más que suficiente.

- ¿Has jugado Final Fantasy XIII? Tú me haces pensar mucho en una frase del final, donde un dios admira la fuerza de los humanos. Porque con decisión y voluntad, son capaces de lograr lo imposible. Así que digo que creo que puedes lograrlo, y que te admiro por ser así. Es algo que yo no tengo tan seguido.

Si me detengo a pensarlo, estoy ofreciéndome a ayudarla por nada, si es que Magnusín querido ya lo sabe y pensará obviamente que quiero abrir las puertas del infierno o alguna cosa inverosímil. Aunque en realidad no es así, pero ya lo meditaré después. Pero, ¿La Clave? Jugueteo con los aros de mis labios y luego me sorprende una vez más que no le enseñen cosas básicas a Clary. Y siento la derrota porque no creo que Magnus me deje ver el libro.

- Deberías presionar para que te asignen un mentor. Si decidiste ser cazadora de sombras y ya no vivir como mundana, es tu derecho. Si no, de todos modos creo que hay cosas que deberías aprender para defenderte y protegerte. Aprender lo que tú creas necesario, lo que tú quieras y hasta donde quieras. Y te lo digo como alguien que ya ha sido mentor de brujos.

Sin que yo lo sugiera o le responda, me pregunta si le puedo enseñar a enviar mensajes y asiento, con una sonrisa un tanto divertida. Y se lo debo por dejar que me quede el resto del material que me trajo.

- Me halaga que me lo preguntes. Puedes comunicarte sin importar la distancia ni la magia de alrededor, mediante mensajes de fuego. Bueno, siempre que estés en el mismo plano, pero lo estarás. Puedo enseñarte como postre, si traes tu estela. Los nefilims hacen este tipo de mensajes con su estela.

Tampoco sé cómo termino hablando sobre Ryô, con una chica de la raza de quienes lo mataron. Ni de que estoy loco por Magnus, pero eso supongo que cualquiera que nos viera juntos lo sabría.

- Bueno, Magnus es alguien que tiene debilidad por los cazadores de sombras. El resto sólo somos para pasar el rato. No me arrepiento, fui muy feliz mientras fui su amante, y estuve consciente de que él no me amaba. Prefiero haber tenido eso y haber sido su alumno, que no haberlo conocido. Y ahora pues, quiero considerarme su amigo, cueste lo que cueste. Son relaciones mucho más duraderas que el amor, al menos hablando de él. Quizá tengas razón y algún día logre enamorarme otra vez. Sólo me ha pasado dos veces y seguirlos amando aunque ya no estén a mi lado es algo muy loco, pero estúpidamente sentimental. Así soy, pero es algo que casi nadie conoce de mí. Supongo que no se lo imaginan.

De algún modo, contarlo ahora, hablar sobre mí en esos términos que muchas veces he deseado que no fueran aplicables a mí como he deseado poder arrancarme el corazón para dejar de sufrir, me hace sentir extrañamente triste, pero también humano. O quizá no humano, sino con la capacidad humana de amar, combinada con la capacidad demoníaca. Al menos en el caso de mi padre, él ha amado por milenios a su esposa. Y mi madre, por supuesto, amó y ama con fervor humano.

- No le funcionó. Quería enamorar a mi padre, pero él ya estaba enamorado de su esposa demonio. Es romántico, si un mundano hiciera una locura como esas por mí, creo que me enamoraría al instante, pero no los demonios. Le costó superarlo, pero digamos que también tener inmortalidad me dio a mí una madre eterna. Y los brujos somos seres condenados a estar solos por ser inmortales, así que ha sido muy valioso para mí. Aunque claro que podemos hacer algo para no quedarnos eternamente aislados del mundo.

De algún modo que siento que hará que gruña eternamente, Clary me hace sentir hasta un poco de lástima por el idiota de su hermano. Sólo me encojo de hombros, porque en serio que no me agrada, pero quizá si hubiera tenido una buena madre y no sólo convivido con ese loco fanático, no sería tan imbécil.

Después de preparar el ramen, es momento de terminar la poción, pero si ya Clary me había sorprendido, nada me preparó para esto. Tengo que contener mi montón de preguntas y mi incredulidad hasta cierto punto para poder terminar la poción y no arruinar mi trabajo de bastantes días. Ni siquiera me importa gastar más energía de la que pensé en quitarle los rastros de magia oscura. Sólo entonces, pregunto.

Escucho la explicación, preguntándome hasta qué grado de locura llega Valentine. Me paso una mano por el cabello mientras la escucho.

- No creo que sean runas más antiguas que las del Libro de lo Gris, porque esas ya son antiguas. Tampoco son símbolos de alguna otra forma de hacer magia, como las runas nórdicas o el ogham. No son símbolos alquímicos. No sé qué diablos le hizo ese loco a tu madre, pero tal vez sí tienes un poder especial. Y es tuyo, úsalo.

Le sonrío, aún sorprendido, pero agradecido a los dioses por haberme puesto en el camino a esta chica tan increíble.

No se queda ahí y me muestra un cuaderno de dibujo con dos runas que jamás había visto. Antes de que empiece a curiosear todo el cuaderno, empiezo a reír al escuchar lo de "ojitos".

- Descuida, no le diré a nadie. Aunque a ese bobo le haría falta plantarse firme y admitir que está con uno de los mejores brujos del mundo, quizá el mejor, si tenemos en cuenta que muchos brujos más grandes que Bane ya están completamente locos. Jamás entenderé a los closeteros.

Hasta daban ganas de hacerle un hechizo yo.

- Seguro que a Magnus le encantaría dejar de tener una relación secreta, pero los nefilims son tan homofóbicos que dan asco. Cuesta hasta ir a las reuniones y soportar que te miren feo aunque no seas nefilim. Me costó décadas lograr que no me vieran con asco en el Instituto de Tokio. Y digo, ¿qué rayos les importa?

Trazo con el dedo las runas y luego hojeo curioso el cuaderno.

- Vaya, dibujas increíble. Pero bueno, de tus runas... tal vez tengas el poder de traducir palabras a runas, o sólo de crearlas. ¿Le sirven a otros? Me refiero a que si otro nefilim ha dibujado tus runas y ha funcionado, o si sólo pasa cuando tú lo haces. Porque... se supone que existen nefilims con sangre de demonio y con sangre de ángel, hasta de hada, aunque son tan escasos que parecen leyenda.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Clary Fray el Sáb Jul 19, 2014 10:44 pm

No puedo evitar apartar un poco la mirada con el gesto de Kyo, más que por él, por el recuerdo de cuando Jace se levantó la camisa durante nuestro entrenamiento... Aun así enseguida me fijé en los tatuajes, negando divertida cuando me explicó que dolían bastante.

- Son muy bonitos, pero yo no me atrevería. Además, mi madre me mataría si despertase y me viera con uno, aunque algo me dice que tampoco le gustará demasiado verme con marcas de runas...

Comenté, aunque mostrándome algo apurada cuando me recordó que los subterráneos no podían ponerse runas, respondiendo algo avergonzada.

- Perdona, lo había olvidado... Supongo que me siento tan cómoda aquí que te veo como a cualquier otro, sin esas etiquetas de cazador, subterráneo o mundano. Aún no me acostumbro a todo eso.

Puede que en apariencia fuera distinto, pero en general Kyo no dejaba de ser una persona, como yo, o como Simon. Creo que al final no importa tanto lo que eres, sino quien eres.
Cuando me enseñó las alas ya ni me fijé en que se quitó el yukata del todo, ni en que se había puesto vaqueros antes. Solo miré las alas con la boca abierta. Realmente no me había dado cuenta con la pelea con Jace, al haberme apartado.

- Vaya, son una pasada... Realmente pareces uno de esos ángeles caídos de algunos anime. La verdad, entonces no pude fijarme demasiado, ya sabes, era una situación complicada...

Dije con una leve sonrisa, aunque realmente estaba impresionada con esa alas. Eran increíbles.
Me sonrojé entonces con sus cumplidos, bastante halagada, aunque respondiendo con mi modestia y algo de baja autoestima habitual.

- Gracias... aunque no dirías eso si hubieras visto a mi madre. Ella sí que es preciosa. Más alta y estilizada. Yo soy más bien raquítica, aunque la verdad, con todo lo que mi vida ha cambiado en los últimos meses, mi físico no es que me quite demasiado el sueño en comparación a otras cosas...

Sonreí cuando me mencionó el Final Fantasy, aunque me sentí realmente halagada con lo que me dijo. Me animaba bastante que alguien que ha vivido tantos siglos pudiese verme de esa manera.

- Mi amigo Simon ha jugado más que yo. Soy algo torpe para los videojuegos. Aunque te agradezco que pienses así. Al menos haré lo que pueda.

Se ofreció a ayudarme si encontraba el libro, aunque cuando me dijo que debería pedir un mentor, negué al momento. Recordé lo que me dijo Jace al respecto y creo que de momento estoy bien así. Además, Valen ya me dijo que me ayudaría, así que hasta que mi madre despierte prefiero esperar.

- La verdad es que prefiero esperar por el momento. Jace me dijo que, si lo pedía, se me asignaría, pero tendría que jurar lealtad a la Clave primero, y no sé si mi madre estaría muy de acuerdo con eso. Antes de meterme de cabeza en todo esto, prefiero esperar a que despierte. Además, una amiga me prometió que me ayudaría, y de momento creo que con ella es más que suficiente.

Le pregunté entonces por una forma de comunicarnos. La necesitaré si en Idris no puedo mandarle un sms o un whatsapp. Me dijo que podía enseñarme con algo llamado mensajes de fuego, asintiendo bastante motivada y sacando la estela de mi madre del bolsillo del pantalón, donde siempre solía llevarla.

- No salgo sin ella desde que Luke me la dio. Era la de mi madre, pero supongo que mientras no la necesite ella, prefiero utilizarla en vez de buscarme otra.

Escucharle hablar así no solo de Magnus, sino también de ese hombre lobo del que había estado enamorado, hizo que por un momento sintiese una leve emoción en mi pecho. Era precioso que alguien pudiese estar enamorado durante tantos siglos, a pesar de que esa persona no le correspondiese, o hubiera perdido a quien amase.

- No es estúpido, yo creo que es algo precioso. Que llegues a amar a alguien tanto tiempo, que aún le ames a pesar de todo... a ambos... Creo que demuestra que tienes un gran corazón. De verdad espero que alguna vez encuentres a alguien que te dure para siempre. Siendo como eres, serías de las pocas personas en el mundo que podrían hablar realmente de amor eterno y creo que eso es muy bonito.

Le dije con una amistosa sonrisa, escuchando entonces con curiosidad la historia de su madre. Era algo bastante insólito, la verdad. De hecho sonaba casi hasta a guión de cine. Posiblemente se forrarían si lo vendieran como historia.

- Vaya, si escribiera un libro creo que triunfaría bastante. Es una historia increíble, aunque me alegra que no acabase mal del todo y al menos tu madre te tenga a ti. Así ninguno de los dos estáis solos.

Supongo que debe ser bastante triste, vivir eternamente y no tener a nadie fijo en tu vida. Debería presentarle a Simon a Kyo. Ahora que él es un vampiro creo que me sentiría más tranquila si conociese a otros inmortales con quien pudiera entenderse, para cuando los demás no estemos.
Al final nos pusimos manos a la obra con la poción, y creo que de nuevo asusté un poco a alguien con mis "habilidades", porque como era de esperar, apenas Kyo vio la runa que hice, en cuanto terminó con lo que estaba, empezaron las preguntas.
Intenté responderle lo mejor que pude, aunque me encogí de hombros de inicio con su respuesta. A eso no podía contestarle.

- No lo sé... solo sé que al parecer hizo experimentos con demonios o algo así. Creo que por eso Jace es tan fuerte y rápido, y yo puedo hacer esto... pero la verdad, no sé cómo lo hago, simplemente a veces veo una runa en mi mente al pensar en una palabra o en una emoción, pero no sé muy bien cómo funciona.

Se me escapó entonces lo de Alec cuando le mencioné la runa quitamiedos, aunque suspiré por un momento, recordando mi charla con Isabelle al poco de conocerles.

- Creo que es más por su educación. Su hermana me contó cuando nos conocimos que la Clave lo prohíbe, por eso de que solo se puede perpetuar la especie de los cazadores de sombras por medio de matrimonio entre ellos, teniendo en cuenta que beber de la copa se supone que hace tiempo que está prohibido. Imagino que debe ser difícil para Alec si a su alrededor todos le han dado a entender que es algo malo.

Entonces le presto mi cuaderno y dejo que mire las otras runas, la de la falta de miedo y la de apertura, aunque me sonrojo un poco cuando al hojearlo pasa por la página del dibujo de Jace con alas de ángel. Al escuchar su pregunta sacudo un poco la cabeza y respondo, revolviendo un poco mi bol de ramen con los palillos.

- Sí, supongo que sí, pero no suelen durar mucho y se desvanecen casi por completo. De hecho la que quita el miedo, la primera vez que la dibujé fue Jace quien se la marcó a Alec, y luego yo se la puse a él, así que supongo que debería poder usarlas cualquiera. Aun así es algo que intento no compartir demasiado... Jace cree que la Clave podría intentar utilizarme si se enterasen, y no es el único... así que intento llevarlo con discreción, aunque a veces no me salga demasiado bien...

Hoy lo había demostrado, igual que el otro día con Valentina, pero al menos me ocurre con gente que más o menos considero de fiar, así que espero que de momento no me cause problemas. Dudo que ni Valen ni Kyo se lo contasen a la Clave.


~ When The Darkness Comes ~

Dibujos de Adhara *-*:

avatar
Clary Fray
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 12/03/2014
Localización : Casa de Luke o Instituto de los Nefilim

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Mar Jul 22, 2014 12:46 am

Río divertido al escuchar que su madre es como la madre promedio, mientras que la mía es más abierta de mente porque adora los tatuajes.

- Parece que tu madre intentó fervientemente apartarte del mundo de las sombras. Quizá porque ve los errores de los nefilims y no quería que murieras joven como el nefilim promedio. Así que tal vez apostaría que se enojaría más si te ve con una runa que con un tatuaje. De todos modos, es algo que debes pensarte muy bien, y no es para todos, como los piercings.

Niego con una sonrisa cuando se disculpa porque no recordaba que los subterráneos no pueden dibujarse runas.

- Descuida, no estoy molesto, ¿por qué habría de estarlo? Mucho menos porque las etiquetas no son algo significativo para ti, y eso es justo lo que me agrada de ti.

El ambiente se relaja sorpresivamente cuando dejo de ocultar mis alas. Realmente me hace sentir bien que le gusten a Clary, porque he recibido demasiados comentarios negativos por parte de los nefilims.

- He intentado ocultar sólo una para parecer Sephiroth, pero no se puede. Me halaga que te gusten, porque yo las adoro. Y claro que entiendo que no era el mejor momento.


Me acomodo de lado en el sofá, no sólo para mirarla, sino también para no tener que ocultar las alas, porque veo que no es problema para Clary. Dejo el yukata al lado, pero como si fuera un truco de ilusionista, saco de entre los pliegues una camiseta negra que originalmente estaba en mi armario, y me la pongo con ayuda de algo de magia para no lastimarme las alas, pero tampoco estar semidesnudo frente a Clary.

Efectivamente, Clary tiene una opinión no muy real sobre su aspecto, y por lo que dice, es porque su madre debe ser como una modelo.

- El físico no lo es todo, pero apuesto a que te interesa. No dudo que tu madre sea hermosa, pero eso no significa que tú no lo seas. Sólo eres diferente y ya, pero también bonita.

Le hago un guiño cómplice, pero sé que es chica y tardará en creerlo. Pero al menos que no se sienta tan inferior a su madre, seguro que no es para tanto. Mucho menos si incluimos otras cosas en la ecuación, como esa determinación y ese amor por su madre. Definitivamente eso aumenta su belleza, y no sólo moralmente, sino también físicamente porque su mirada es distinta.

- Es lo que me haces ver. Realmente amas a tu madre y realmente harás lo que sea, y lo admiro. Y también lo comparto. Puedo decirte con seguridad que sé exactamente por lo que estás pasando, y comprendo tu determinación. Tal vez tu hermano no te comprenda, o Magnus, o el mundo entero, pero yo sí.

Quizá tiene demasiado tiempo, pero todavía recuerdo cuando estuve en su posición. En parte por eso la ayudo, aunque habrá un beneficio para mí porque podría ver el libro. No reflexionaré para preguntarme si la ayudaría aunque no hubiera nada de por medio, mejor no meterme ahí.

Me parece realmente escandaloso el asunto del mentor, y se nota por mi expresión de furia.

- ¿¡Qué!? ¡Locos injustos! ¿Cómo vas a poder elegir un bando, el que sea, si no los conoces todos? Debe ser por esa estúpida idea de que la Clave es la perfección encarnada. Detesto a Valentine, pero en lo que tiene mucha razón es en que la Clave tiene muchas cosas malas. Nada es perfecto, pero no lo admitirán porque es un concepto mundano y ellos tienen el ego inflado. Pues mejor que te ayude tu amiga, porque me parece muy injusto que tengas que atarte a la estúpida Clave sólo para que te enseñen. Y bueno, cuando quieras volver a charlar conmigo, acepto ramen instantáneo, té, comida china o sesiones de anime o videojuegos a cambio de enseñarte algunas cosas sencillas.

Yo había escuchado sobre la lealtad al mentor, como se hace entre la mayoría de los brujos, pero eso no te obliga a elegir un bando. Un alumno mío podía volverse brujo sanador si se le daba la gana, pero al menos habría aprendido magia oscura de mí. Ni siquiera debería sorprenderme lo retrógrada de la Clave.

Acepto enseñarle a enviar mensajes de fuego, por varias razones. Una, y la principal, es que cuando le pregunten dirá con toda esa inocencia que le enseñé yo, y eso será un duro golpe indirecto de mi parte hacia cualquier nefilim. Otra, por supuesto, que me enteraré de cómo va con la búsqueda del libro, y por supuesto, porque me consiguió algo bastante valioso. Quizá tal vez también porque así se sentirá tan cómoda enviándome un mensaje de texto como un whatsapp, y eso la hará una cazadora moderna, y la idea me agrada.

Veo la estela, sin tocarla, y escucho la historia. Es una historia hermosa, particularmente porque a los nefilims les da igual de dónde sacan la estela, y hay de repuesto en todos los institutos.

- Haces bien. Creo que va más contigo que un cuchillo serafín, porque no te veo como alguien violento. Y es especial que sea de tu madre, no he visto algo así entre nefilims, sólo que la sacan de algún lado y si la pierden, consiguen un repuesto y no importa. De acuerdo con algunos tipos de magia, hay más poder en un arma o un talismán que es heredado o regalado. Aunque no haya forma de explicarlo en términos claros, pero creo que lo entiendes.

No sé por qué termino contando mi vida amorosa como si estuviera ebrio y sentimental. Tal vez lo último sí que estoy. Y es extraño, porque normalmente prefiero que me vean como un cabrón.

- Espero que pienses igual cuando inevitablemente alguien te diga que soy un hijo de puta. Que lo soy, no lo niego, pero no es lo único que soy. Aunque sea negro, tengo mi corazoncito y puedo ser bastante mono. Te agradezco que pienses así de mí y espero que tengas razón. Estar enamorado de alguien que te ama es la felicidad suprema, y me gustaría volver a sentirlo.

Aunque sigo creyendo que no pasará, pero Clary ya vio a través de mí. Si Ryô no hubiera muerto, lo habría amado por toda la eternidad, y lo mismo si Magnus me hubiera amado. Si creo la leyenda del hilo rojo, debe haber alguien por ahí destinado para mí.

Le cuento sobre mi madre, de quien seguramente heredé lo sentimental.

- Para telenovela. Mi madre está menos sola que yo. Lleva como 50 años enamorada locamente de una bruja sanadora que le saltó encima. Ha encontrado alguien para siempre y se lo merece. Quizá algún día las conozcas.

Realizar la poción me muestra algo realmente sorprendente de Clary. No puedo evitar preguntar, aunque lo hago hasta que termino con la poción.

- Bueno las runas no son una cosa de demonios, pero puede ser porque los brujos las conocemos. Podría ser, pero eso no te hace mala. En todo caso, creo que debes usarlo cuando quieras y como quieras, porque es un don tuyo.

Me divierte en realidad que le haya puesto una runa a "ojitos" y él haya intentado al menos ser menos idiota.

- La Clave es muy retrógrada. Piensan que los cazadores existen para matar todos los demonios y subterráneos "malos" y tener un montón de bebés nefilim para que en unos años maten todos los demonios y subterráneos que puedan y luego tengan mil bebés nefilim, y así, por los siglos de los siglos... aburrido. He ido a muchas reuniones de la Clave, y más de una vez he pensado que ven a los cazadores como carne de cañón, y no como personas. A la Clave no le importa si hay situaciones especiales o alguna manzana podrida, si tiene un apellido nefilim de los importantes, tendrá estatus y será inmune, sin importar lo que haga. A menos que ya sea demasiado desquiciado o atente contra el poder que tiene la Clave. Son unas cuantas razones de las muchas que tengo para odiarlos. Pero si "ojitos" realmente amara a Magnus, no le importaría admitir que está con él. El amor te hace cometer estupideces y mandar tus principios al diablo, y si él no lo hace, yo sólo puedo pensar que no lo ama lo suficiente. Te es cercano, y entenderé si te molestas conmigo, pero yo pienso que Magnus se merece a alguien mejor. Y no, no me refiero a mí.

Al menos alguien que admita que está con él.

Tomo por fin mi ramen instantáneo y aparezco dos pares de palitos y un tenedor, porque no sé cómo preferirá comerlo Clary. También un par de vasos de agua, aunque puedo transmutarlo en otra cosa si lo prefiere. Tomo un par de palitos y empiezo a comer, sorbiendo alegremente, como estoy acostumbrado, todo mientras escucho a Clary.

- Sí, eso demuestra que cualquiera puede usarlas. Y bueno, aunque detesto estar de acuerdo con el pesado de tu hermanito, la verdad es que concuerdo. La Clave teme a lo que no entiende, pero también creo que están bastante desesperados por acabar con Valentine, así que podrían obligarte a hacer lo que ellos quieren. Puedes evitar rodearte de personas en las que no confíes o que tus amigos te señalen a los malos. Espero que si me señalan no les creas.

Río divertido, pero de hecho es muy en serio.

- Ah y antes de que me lo pidas, no le contaré sobre tu poder a nadie. Te doy mi palabra de honor, y fui samurai.

Vamos, realmente no contaría esto.

- Si no te basta, pregúntale a Magnus. Odio a la Clave, así que jamás les contaría nada. No les doy ni la hora ni los buenos días si puedo evitarlo, a menos que sean amables, pero no paso de ahí o de hacer alguna curación. Y sólo para el Instituto de Tokio, porque al menos me tratan con respeto, pero no más. No soy su aliado, y mi relación con la Clave no es como Magnus, yo no los ayudo a menos que me paguen por adelantado. Porque de verdad los odio, así que tu secreto está a salvo conmigo.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Clary Fray el Lun Ago 18, 2014 4:12 pm

Asentí con una leve sonrisa. Tenía razón en eso, mi madre se ha tomado muchas molestias para apartarme de este mundo, aunque tampoco creo que le hiciera gracia que me pusiera cualquier otro tatuaje. Además, tampoco es que yo tuviera mucho interés. Me parece que quedan bien en algunas personas, pero a mí misma no me veo con ello.

- Supongo, aunque también tienes razón en eso. Me gusta cómo quedan algunos en otras personas pero no creo que fuesen para mí, aunque algunos sean muy chulos.

Asentí con una leve sonrisa. Me alegra que no se moleste y poder tratar con él sin esas etiquetas, como bien dice. Empiezo a estar cansada de tantas normas y precauciones. Por primera vez desde que empezó esta locura siento que conozco a alguien de forma normal, sin que intente matarme, hacer daño a mi familia, comérseme o cualquier otra locura del estilo de las que he pasado desde que entré en el mundo de las sombras. Simplemente ha sido un encuentro casual en una tienda de comics, y aunque él sea un brujo y yo una cazadora de sombras, no es algo que me importe. Somos Clary y Kyo, punto.
Reí divertida con lo que me dijo entonces.

- Habría sido brutal para un cosplay. Aunque no deja de ser una pasada ver las dos. Son geniales.

Estaría bien tener alas, poder alejarse de todo cuando quisieras, o simplemente subir lejos del mundo, hasta no ver nada bajo tus pies, solo nubes.
Me hizo sonrojarme un poco cuando me aseguró que también yo era guapa a mi manera. ¿Sería eso lo que vio Jace cuando me besó? Ojala hubiese seguido viéndolo...

- Gracias...

Le dije sinceramente, con un leve sonrojo, aunque pasó a una sonrisa amistosa y realmente agradecida, con cierta emoción, cuando me apoyó de esa forma ante el asunto de mi madre. Parece que él también quiere muchísimo a la suya y me entiende perfectamente. Necesitaba algo así, saber que Valen, Kyo o Simon, aunque Jace no lo entendiera, sí sabían lo que es estar dispuesto a lo que sea por una madre.

- Significa mucho para mí. No eres el primero que lo entiende, pero querría que hubiese más gente que no pensase primero en mantenerme a salvo que en ayudar a mi madre. Si tengo que arriesgar mi vida por ella es mi decisión, me alegra que haya más gente que me comprenda.

Kyo se ofendió bastante con la Clave cuando le conté lo que Jace me había dicho sobre tener un maestro. Dejé que terminase de quejarse, aunque inevitablemente me encogí un poco de hombros cuando terminó.

- Es lo que Jace me dijo, yo no pregunté mucho más, pero por eso de inicio le dije que prefería que me entrenase él, aunque no creo que eso sea posible ya... Aun así no quiero meterme en algo serio con la Clave hasta que despierte mi madre. Ella ha renunciado a toda su vida por alejarme de todo esto y no querría tomar un compromiso así sin poder hablar antes con ella, pero gracias por tu ayuda.

Al menos entre Kyo y Valen podría aprender algo mientras mi madre despierta, ahora que Jace seguramente no quiera seguir enseñándome, ya que no parece soportar siquiera estar conmigo en la misma habitación.
Kyo me habló entonces de más de lo que creía. De su primer amor, de su madre y de su vida. Negué en cuanto me dijo que esperaba que no me lo creyese si alguien le ponía verde delante de mí.

- No te preocupes, no me dejo llevar por lo que me dicen los demás. Sé ver las cosas por mí misma. Tú me has ayudado, estás siendo un gran amigo estos días y apenas acabamos de conocernos. Nada de lo que otros me digan me hará cambiar mi forma de verte.

Le dije con una sonrisa confiada. Realmente esperaba que Kyo encontrase a alguien de nuevo. Se merece ser feliz.
Sonreí divertida con lo que me contó de su madre, que al parecer ya no estaba soltera ni seguía suspirando por su padre.

- Me alegro mucho por ella. Espero que siga así para siempre. Debe ser bonito poder hablar de verdad de amor eterno.

Al ayudarle a terminar la poción fue inevitable que mi don surgiese, algo por lo que Kyo inevitablemente preguntó. Le expliqué lo que sabía y al menos me alegré que pensase que mi don no era malo.

- Ni siquiera sé muy bien aún cómo funciona, pero hago lo que puedo. Normalmente es como si surgiese cuando lo necesito.

Le expliqué lo que sabía de la Clave con respecto a sus normas y entendía a lo que Kyo se refería. Yo estaba de acuerdo con él, pero supongo que tampoco es que pudiese hacer nada para cambiar la situación, así que no lo pienso demasiado. Además, supongo que no todo el mundo ve el amor de la misma manera o se arriesga con ello.
Suspiré y esbocé una leve sonrisa, respondiendo sinceramente.

- Tienes razón, pero supongo que a veces es complicado luchar contra todo lo que te han inculcado a lo largo de toda una vida. Yo no me fío de la Clave porque ahora sé que ella ha pasado toda su vida ocultándose de ellos, sin confiar en ellos o en su protección. No les dio la copa cuando se la quitó a Valentine, la escondió ella misma. No puedo fiarme viendo todo lo que ella ha sacrificado para alejarme de ellos, pero a Alec le han criado, igual que a sus hermanos y a Jace, para considerar que la Clave es quien protege el equilibro del mundo, quienes lo libran del mal y defienden a los humanos de la oscuridad. Supongo que aunque él sienta que quiere incumplir algunas normas, es complicado saltarse unos principios que llevan metiéndote en la cabeza con calzador durante toda tu vida.

Según vamos comiendo el ramen, ya con la poción preparada, seguimos hablando. No me doy cuenta de lo solo que entra y apenas vamos conversando lo termino enseguida. Estos días, al estar nerviosa por la pelea con Jace, apenas he comido nada, y estar aquí hablando de todo con Kyo supongo que me ha relajado lo suficiente para que volviese a despertar mi apetito.
Asentí cuando me dijo que estaba de acuerdo con Jace sobre mis poderes y negué de nuevo al final.

- Tendré cuidado y procuraré seguir ocultándolo. De momento solo lo saben unas pocas personas de confianza así que intentaré que siga siendo así. Y no te preocupes, eres mi amigo, no pensaré mal de ti, me digan lo que me digan.

Le prometí con una cálida sonrisa, asintiendo confiada cuando me aseguró que no se lo contaría a nadie.

- Gracias, aunque confío en ti.

Le aseguré, negando al final cuando me comentó lo de Magnus. La verdad, no creo que lo haga por la Clave en si.

- No creo que lo haga por la Clave, creo que solo lo hace por Alec. Supongo que al estar todos de alguna forma relacionados con él, por eso sigue ayudándonos, y creo que también le caía bien mi madre. La primera vez que nos ayudó sin pedir nada a cambio fue cuando Alec casi se muere por el ataque de un demonio, y de ahí supongo que al estar cerca de él se ve envuelto también en todo lo que nos pasa y le dará cosa no ayudar estando él delante.

Al haber terminado mi ramen noté que me vibraba el móvil en el bolsillo. Lo saqué al momento, esbozando una leve sonrisa de disculpa.

- Perdona, es de Luke.

Miré el mensaje que acababa de llegarme. Luke me preguntaba si iría a cenar, viendo entonces la hora. Se me había pasado la tarde volando aquí. Me apresuré a escribir un mensaje diciendo que llegaría en un rato y que así cenábamos juntos. Sé que está preocupado por mí desde hace unos días y así le demostraría que estoy mejor. Pasar un rato con él me vendría bien. Apenas lo envié y guardé el teléfono de nuevo, volví a mirar a Kyo.

- Oye, me lo he pasado muy bien esta tarde y te agradezco mucho todo lo que has hecho. Necesitaba hablar así con alguien. Además, hemos hecho todo lo posible para esa poción y hemos tomado el ramen, pero tengo que irme ya. Luke ha estado algo preocupado por mí estos días, por lo de Jace, y si ceno con él esta noche seguramente se quedará más tranquilo.

Comenté, levantándome y recogiendo mi chaqueta.

- ¿Te parece si te llamo para probar con la poción en estos días o sería mejor esperar a que vuelva de Idris? No creo que los Lightwood tarden mucho en preparar el viaje.

Le pregunté, esperando su respuesta. Ha sido una tarde muy completa y que me ha venido genial. Espero que podamos repetirla algún día, sin nada más que hacer que pasar un rato entre amigos.


~ When The Darkness Comes ~

Dibujos de Adhara *-*:

avatar
Clary Fray
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 12/03/2014
Localización : Casa de Luke o Instituto de los Nefilim

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Vie Ago 22, 2014 5:34 pm

Definitivamente me agrada la forma en la que Clary y yo logramos juntar lo mundano con el mundo de las sombras.

- Justamente lo pensé para un cosplay. Aunque también puedo hacer cosplay así.

Me parece divertido que ella no vea que es guapa. Aunque por lo que dice, su mamá debe ser realmente espectacular, quién sabe. Ya la conoceré seguramente. La mía es bastante guapa también, normal que yo saliera bien parecido.

- Supongo que es porque no entienden que es lo que haría una madre por nosotros. Porque vaya que lo harían.

Cada vez me parece más repulsiva la Clave. Mira que pedir lealtad incondicional sólo para poder aprender.

- Conseguir otro maestro es lo mejor.

Le cuento sobre mi vida y me alegra escuchar que ella no tomará en cuenta lo que le digan sobre mí.

- Gracias, Clary.

Asiento sobre mi madre, porque vaya que es bonita la relación que tiene, con vistas a ser realmente eterna.

Saber sobre su don es muy buena información, valiosa, pero también algo que sin duda mantendré en secreto. Tanto como que su madre fue quien escondió la copa mortal. Realmente su madre es una mujer sorprendente para haber hecho todo eso. Y me cae mucho mejor sólo porque se ve que no es tan fanática de la Clave como otros, ojitos por ejemplo.

- Lo entiendo, pero se supone que uno hace estupideces por amor. Bien que podría. Pero en fin, estoy pensando demasiado en Magnusín, no soy una buena opinión sobre "ojitos".

Sonrío, le hago un guiño y una "v" con los dedos, pero en realidad, me siento muy bien porque no piense mal de mí.

- En verdad te agradezco eso. Creo que vamos a ser muy buenos amigos, Clary.


Le tiendo el dedo meñique cuando me dice que confía en mí.

- Te lo prometo, no le diré a nadie.

Suspiro al escuchar que Magnus regala su trabajo porque está enamorado con ese nefilim. Me encojo de hombros.

- Magnus ha estado frente a cosas malas y no ha actuado sin paga, todos lo hemos llegado a hacer en algún momento de nuestras vidas. Y también lo opuesto. Todos hemos ayudado gratis, o casi gratis. En realidad ganas estatus y respeto si quien ayudas es decente. A veces hasta pagan después.

Me termino el ramen cuando Clary contesta.

- Adelante, no me molesta.

Me bebo el resto del caldo y dejo el recipiente vacío sobre la mesa. Luego busco a Jinx y lo siento sobre mi regazo para acariciarlo. Al poco, Clary deja el móvil y se despide. Me levanto tras ella.

- Yo también me lo pasé genial y también me hacía falta una plática con una amiga. Cuando quieras, eres bienvenida, aunque no traigas ramen.

La ayudo a ponerse la chaqueta.

- Llámame, puede ser antes. Cuatro días. Podemos darle la poción y yo me quedo con ella y tú te vas a Idris. Por mí no hay ningún problema.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Clary Fray el Dom Oct 05, 2014 12:31 pm

Sonreí con su respuesta, asintiendo. De hecho, al verle en la tienda de comics, lo primero que había pensado es que sus ojos eran unas lentillas de colores.

- Sí, supongo. Cuando te conocí en la tienda de comics pensé que lo que llevabas eran lentillas y no que fueran tus ojos. Debe ser mucho más cómodo, aunque yo nunca me he puesto lentillas, pero mi amigo Simon lo intentó una vez y creo que prefiere las gafas.

Asentí al hablar de nuestras madres, aunque suspirando un poco al pensar en Jace. En el fondo es cierto, no sabe lo que es tener una madre que le quiera y cuide de él, y por eso mismo le cuesta entender lo que estoy dispuesta a hacer yo por la nuestra…

- Es cierto, pero supongo que porque no la han tenido. Jace se crió solo con Valentine. Nunca tuvo una madre que le quisiera y le protegiese. Supongo que quienes no han tenido esa suerte, no son capaces de entenderlo.

Asentí también cuando me dijo que lo mejor sería conseguir otro maestro. Es lo que había hecho, pidiéndoselo a Valentina, y esperaba que ella me ayudase, aunque echase de menos a Jace… No habíamos vuelto a tener un momento agradable desde el último entrenamiento, que además fue también el primero.

- Es lo que he hecho. Le pedí hace poco a una amiga que me ayudase y me aseguró que lo haría, así que intentaré aprender con ella…

Sonrío amistosa cuando me da las gracias, negando. Se ha portado muy bien conmigo y me ha demostrado que es una buena persona. No importa lo que me digan sobre él, me quedo con las pruebas que tengo.

- Somos amigos, ¿no?

Dije como única respuesta. Entonces hablamos también sobre Magnus y Alec, y sobre la clave y sus normas. Algo me dice que es información que a ellos no les gustaría que esté contando a un brujo, pero no me importa. Si Kyo siente algo por Magnus y se preocupa por él, creo que tiene derecho a saber por qué Alec hace lo que hace.
Esbocé una leve sonrisa con su respuesta, asintiendo.

- Supongo que te entiendo… Si Jace empezase a salir con una chica, no creo que me cayese demasiado bien, aunque fuese la persona más encantadora del mundo.

Asentí al final. Estaba segura de que lo seríamos. Ha sido muy bueno conmigo y creo que tenemos opiniones parecidas. Además, me gustaría mucho poder presentarle a Simon algún día. Si mi amigo va a vivir para siempre, la idea de que conozca a más inmortales creo que puede ser positiva para él.
Al ayudarle con la poción para mi madre, inevitablemente se entera de mi don, y se lo cuento. Confío en él, así que no me importa que lo sepa, pero sí que le pido que me guarde el secreto, algo con lo que asiento con una sonrisa amistosa cuando lo promete, enlazando mi dedo meñique con el que me tiende a modo de promesa.

- Gracias. Es mejor que la Clave no lo sepa de momento, al menos hasta que a mí me expliquen algunas cosas, y pasa eso necesito a mi madre despierta.

Según vamos comiendo el ramen, hablamos de varias cosas, como de Magnus y Alec de nuevo, explicándole por qué creo que nos ayuda sin pedirnos nada a cambio. Ante su respuesta, asentí, planteándomelo como idea. La verdad es que llevaba tiempo pensándolo, teniendo en cuenta todo lo que en el fondo Magnus nos ha ayudado últimamente.

- La verdad es que pensé en llevarle unos pastelillos o algo, pero no se me da muy bien la cocina. Y sinceramente, tampoco tengo muy claro qué podría gustarle para llevarlo comprado de pastelería…

Y también me preocupa que resultase una escena demasiado absurda, yo ahí, plantada en su puerta, con una bandeja de pasteles en plan “ya que no te pagamos, te traigo unos dulces” parecía bastante ridículo…
Entonces sonó mi teléfono y tuve que contestar. Era Luke. Apenas terminé, me guardé el móvil de nuevo y empecé a despedirme. Será mejor que me vaya para no preocuparle más, aunque se me ha pasado el tiempo volando con Kyo.
Asentí con una alegre sonrisa tras levantarme, ponerme la chaqueta y echarme el bolso al hombro.

- Gracias, aunque nunca viene mal, ¿no?

Comento, refiriéndome al ramen, y apenas me ayuda con todo, me guardo la poción con mucho cuidado y asintiendo de nuevo.

- Claro, te llamaré apenas me den la fecha del viaje a Idris y lo intentaremos. Muchas gracias por todo y seguiremos en contacto. Te avisaré por el móvil con un mensaje de cómo vayan yendo las cosas.

Le dije, acercándome entonces a la puerta y parándome un momento antes de irme, mirándole sinceramente.

- Gracias por todo, Kyo. Espero que volvamos a vernos pronto.

Apenas lo dije, agité un poco mi mano a modo de despedida hasta el sofá.

- Y hasta otro día, Jinx.

Me despedí del gato de mi amigo, y tras una cálida sonrisa, salí por la puerta, de camino a casa de Luke y con una mano de forma protectora sobre mi bolso, para cuidar que no le ocurriese nada a la poción de Kyo ya terminada. Esperaba sinceramente que pudiese ayudar a mi madre a despertar, y si lo conseguíamos, tenía muchas preguntas que hacerle…


OFF: Siento haber tardado tanto en contestar, pero me estaba costando bastante retomar el personaje después del verano. Por mí puede cerrarse ya. Si quieres poner un post más con tu personaje o si no puedes cerrarlo sin problema ^^


~ When The Darkness Comes ~

Dibujos de Adhara *-*:

avatar
Clary Fray
Nefilims
Nefilims

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 12/03/2014
Localización : Casa de Luke o Instituto de los Nefilim

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Cómo puedo ayudar? {Kyo}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.