Últimos temas
» Cierre del foro
Vie Nov 21, 2014 9:49 am por Magnus Bane

» Unborn Children {Afiliación Normal - Cambio de nombre y botón}
Miér Nov 05, 2014 7:55 am por Invitado

» Comidas Graciosas... y ¿Paparazzi? || Valentina Devereaux
Dom Nov 02, 2014 1:03 pm por Valentina Devereaux

» Isabelle Lightwood
Sáb Nov 01, 2014 7:15 pm por Adhara D. Herven

» Parque de Diversiones….
Sáb Nov 01, 2014 6:42 pm por Yrenne Shadehound

» TALES OF BAGAROK {El alma medieval} - Cambio de botón (Élite)
Miér Oct 29, 2014 10:17 pm por Kyosuke Nightshadow

» Shadow Flames || Cambio de botón { Élite }
Dom Oct 26, 2014 10:44 pm por Kyosuke Nightshadow

» Soy Divergente. (ELITE) - Cambio de URL + Botón
Vie Oct 24, 2014 8:40 pm por Kyosuke Nightshadow

» Hola, hola
Jue Oct 23, 2014 6:47 pm por Alec Lightwood

Navegación
STAFF
Kyosuke Nightshadow MP || Perfil
Noticias
8/nov/14 - Foro cerrado
AFILIADOS HERMANOS
2/6
AFILIADOS ÉLITE
The New York City Photobucket 4040tales.png Guardianes Fruit of the poisonous tree Bewitch The Mind Photobucket The Maze Runner Foro de rol +18 - Historias originales - Hentai, Gore, y mucho mas

El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Vie Feb 21, 2014 12:05 pm

No mires, no mires, no mires

Apretaba los ojos con fuerza y caminaba presurosa, sin prestar atención a las personas con las que cruzaba su camino o a las miradas de extrañeza que le dirigían. Era tarde ¿Por qué había tanta gente?

No hay nada allí, no mires. Sólo no mires.

Siempre era así cuando se encontraba en medio de multitudes, no podía evitar ver cosas que en realidad no estaban allí - ¿Por qué no lo estaban, verdad?- y entonces resultaba evidente que siete años de tratamientos no habían hecho nada por revertir o atenuar su “particular condición”, nada.

Se permitió abrir los ojos por un momento, justo a tiempo para evitar chocar de frente con una pareja que parecía lo suficientemente ocupada en intercambiar caricias obscenas como para ignorar todo lo demás. Apartó la vista de ellos, avergonzada por su descarado exhibicionismo, y casi de inmediato fue castigada con la visión de la mujer con los dientes más espantosos que hubiera visto en su vida; parecían hileras de cuchillos afilados, de un blanco deslumbrante, que dejaban entrever pequeñas manchas de lo que ella hubiera jurado, era sangre. Ahogó un grito y sus ojos se abrieron de par en par, asustados.

No es real ¡No mires!

Se forzó a cerrar los ojos y echó a correr, con el corazón martillando contra su pecho. En momentos como este se preguntaba si no hubiera sido mejor quedarse en el hospital, allí al menos sabía a lo que atenerse pero aquí afuera… Mezclarse entre las personas era difícil, mucho más de lo que había esperado, y huir asustada se estaba convirtiendo en una mala costumbre. Si lo pensaba, no era de extrañarse que ella tomara el mando siempre, Dios sabía que si aún estaba viva era gracias a ella y a sus habilidades de sobrevivencia, pero no por ello conseguía sentirse mejor al respecto.

Tal vez no debería salir de noche.― Murmuró para sí misma luego de detenerse junto a una calle poco transitada, estaba haciendo su mejor intento por recobrar una respiración normal y evitar morir de un infarto. Sin embargo, sabía muy bien que no había otra forma de hacer las cosas; durante el día había demasiados policías –y personas en general- como para que pudiera deambular libremente y, si quería conservar su no tan preciada libertad, debía ser cuidadosa.

Al tiempo que se tranquilizaba –y por tanto dejaba de oír su corazón martillándole los oídos- comenzó a ser consciente de un murmullo constante en el ambiente, la clase de sonido que resulta de la mezcla de muchas voces y música mal elaborada. Recorrió el lugar con la mirada y pudo distinguir un grupo de personas que se encaminaba alegremente hacia lo que parecía un centro nocturno cruzando la calle, al que observó no sin una buena cuota de interés ¿Cómo sería allí adentro? ¿Habría bailarinas, luces y mucho humo?

La posibilidad de entrar a echar una mirada se instaló en su mente, creciendo como la mala hierba, fomentaba por su natural curiosidad, pero no llegó a decidirse. Una creciente sensación de ser observada y, lo que es peor, de tener compañía borró cualquier pensamiento agradable, dejándola en estado de alerta.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Lun Feb 24, 2014 11:05 pm

No era una noche de viernes, no era siquiera una noche de esas en las que uno dice "hey, vamos de fiesta". Y tampoco tenía un motivo como el de la vez pasada, en la que salí corriendo de casa como un verdadero loco a refugiarme en el club. Ahora simplemente estaba aburrido. Había salido antes de que anocheciera a ver a mi contacto en la Corte Seelie para comprar algunos ingredientes. Esta semana a más tardar tendría que hacer el ritual y revertir la apariencia actual de mi gato. Llevaba ya bastantes años como Cheshire, gato negro de ojos amarillo ámbar y ya no sería creíble, particularmente si me topaba con alguien de Tokio. Además, con la vuelva de Xaminé a mi vida, lo más apropiado sería dejar al gato como estaba en un principio. O bueno, casi al principio. Cuando lo adopté era un pequeñito recién nacido y rechazado por su madre debido a que tenía los ojos azules, a diferencia del resto de gatitos. Y luego, había crecido. Me había hecho compañía y no me resigné jamás a que muriera. Así que por cuestiones claramente misteriosas y que no admitiría jamás, el gato había cambiado, y ahora tenía un ojo violeta, justo como los míos. Era un buen gato, y había demostrado ser mi único amigo verdadero, aunque no hablara. ¡Qué no daría yo por tener un gato que hablara! Si hasta los mundanos habían hecho gatos así, y negros como en el programa de "Sabrina, la bruja adolescente" y encima en la película de "Abracadabra". Yo quería uno, pero no había logrado tenerlo, y ahora tenía otras cosas en qué pensar.

Para revertir al gato, necesitaba cosas por las que había tenido que pagar generosamente, y al volver a casa, lejos de estar exhausto, tenía tanta energía que sólo boté las cosas en el laboratorio secreto y al ver que la casa estaba sola salvo por el gato, monté a mi moto y vine directo al Pandemonium. Este club y el restaurante Taki's eran lo mejor de esta maldita ciudad apestosa. Y bueno, claro que los Yankees.

Estacioné la moto y me dirigí al club, ajustándome la chaqueta de cuero y pasándome una mano por el cabello azul, aunque no hacía falta peinarlo. Aunque sólo venga a bailar, debo verme increíble siempre.

Frente a mí, hay una chica que parece de esas santurronas que jamás han salido en la vida, porque vaya que parece a punto de sufrir un ataque de pánico. No dejo de mirarla y sonrío de lado, casi sintiendo como si me brillaran los ojos y por supuesto que los piercings. Gracias, dioses, por ponerme una víctima en el camino.

Camino unos cuantos pasos hasta quedar justo a su lado y entonces sólo la saludo con la mano. A diferencia de muchos, yo no oculto mis marcas de brujo y me regodeo en el hecho de que piensen que soy un loco que se pinta el cabello y usa lentes de contacto, cosas que por supuesto que son falsas.

- ¿Tienes miedo de entrar? No te pasará nada, es el mejor club de la ciudad. Sólo no pidas tu bebida tu hielo, sabes lo que se cuenta.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Mar Feb 25, 2014 12:48 pm

Miedo. Podía sentir como le recorría el cuerpo, denso y frío, se acumulaba sobre su pecho y le impedía respirar; el miedo era, por desgracia, un compañero muy leal y se negaba a abandonarle con facilidad. Se volteó lo suficiente como para poder distinguir a la fuente de sus temores y no tardó en identificarlo; una silueta caminaba hacia ella, oscura y peligrosa, y le hacía considerar seriamente la opción de volver a escapar. Si ella corría, no había razón para que le siguiera ¿verdad? A no ser, claro, que se tratara de un asaltante, en cuyo caso probablemente le siguiera sólo para luego decepcionarse por el escaso botín que ella portaba, a pesar de todo no parecía tan mala opción. Sin embargo, dudaba que sus piernas le respondieran como necesitaba en ese momento, pues más que dos extremidades parecían masas de gelatina, torpes e inconexas.

Una vez que le tuvo en frente, y por tanto pudo ponerle un rostro a la amenaza, reparó primero en su cabello azul -¿Lo tintes podían hacer eso verdad?- y luego en sus ojos, los que le recordaron de inmediato a un felino, salvo por el color. Intentó decir algo, pero las palabras se atropellaron en el nudo de su garganta y no lograron salir; en cambio posó sus ojos en la sonrisa que él le dedicaba y eso fue todo. Sintió el familiar estremecimiento que precedía a la oscura inconsciencia y, como de costumbre, se sintió agradecida por ello.

Retomar desde ese punto siempre le resultaba algo confuso, como si estuviera tratando de encajar en las ropas de alguien más y no terminaran de ajustarse, pero la sensación desaparecía con rapidez y era reemplazada por euforia. El mundo podía irse al caño, ella era libre.

Observó a su peculiar acompañante con indiferencia, justo como si fuera un ladrillo más de la pared, y pese a que no detectó agresión en sus palabras frunció el ceño ¿Quién era este derroche de vanidad caminante? El sujeto se comportaba como si fuera la chica con más listones de toda la fiesta y derrochaba una seguridad petulante. Si en verdad existía el amor a primera vista, ella estaba segura de haber experimentado el sentimiento contrario justo en ese momento.

No, en realidad no lo sé. ― Respondió con simpleza y falsa inocencia, observando sus extraños ojos. ― Pero lo que haga o deje de hacer no es tu puto problema… ¿No te parece, gatito?― Añadió, esta vez con firmeza y un marcado tono de advertencia. No quería a idiotas dándole instrucciones, de eso ya había tenido bastante.― ¿No tienes algo mejor que hacer? Seguir metiéndote metal en la cara, por ejemplo.― Le soltó sin miramientos y comenzó a alejarse de él.

En realidad no quería entrar el dichoso club, estaba segura de que sólo era un lugar pomposo que ofrecía drogas a los que eran tan estúpidos como para pagar por ellas; Raven, por su parte, había tenido suficiente de drogas para toda su vida… Aunque, claro, beber una copa era un tema muy distinto.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Mar Feb 25, 2014 11:04 pm

No pensé que fuera posible, pero la chica se ve aún más asustada conforme me acerco. Sólo espero que no piense que voy a propasarme con ella, porque la sóla idea me da escalofríos. Xami es una cosa, pero para efectos prácticos, sigo siendo muy gay, gracias por preguntar. Sin embargo provocar miedo es algo que me encanta, es como si mi parte demoníaca empezara a dar saltos de emoción. Y la chica es una mundanita, normal que esté asustada, aunque quizá no sabe en dónde rayos quiere meterse. En el Pandemonium no abundan los mundanos, lo cual lo hace el club perfecto para mí. Era quizá el lugar que más frecuentaba de Nueva York, seguido de Taki's y Central Park, pero este último sólo porque ahí está la entrada a la Corte Seelie. La parte negativa de los primeros dos lugares, es que luego tenía visitantes nefilims desagradables. Cómo los odio, pero a una mundanita, claro que no.

Sonrío y hago algo de conversación, quizá porque me parece como un perrito perdido en medio de un lugar importante para el mundo de las sombras. Pero entonces es como si cambiara, y enarco una deja en cuanto me mira de una forma completamente distinta a como lo había hecho.

- ¿Tu mamá no te enseñó lecciones paranoicas básicas #1? Lástima, ya no se me da la gana contarte.


No tarda en ponerse en un plan que me hace preguntarme si es la misma con carita de perro perdido de hace apenas un instante.

- Kso, uno no puede ser amable con los perritos perdidos en esta puta ciudad. Malditos norteamericanos.


Por si fuera poco, me echa del peor modo posible y respiro para que no me salgan chispas de los dedos. Malditas mujeres, malditos norteamericanos, ¡malditos todos!

- Oh, podría hacerme uno en la ceja, pero ¿por qué limitarme a la cara? Un hafada no quedaría mal con mi Alberto.


Se aleja de mí y la ignoro. Voy directo a lo que vine. Me dejan entrar sin ningún problema porque ya empiezo a hacerme conocido y me siento en la barra. Pido la absenta morada que tanto adoro y miro a mi alrededor a ver si veo al grupo de licanos con los que a veces juego póker.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Miér Feb 26, 2014 8:16 pm

Alejarse del sujeto le resulta un verdadero alivio, ya que difícilmente pudo encontrar sentido a la mitad de las tonterías que dijo… ¿Su madre enseñarle algo? Ni de chiste, estaba demasiado ocupada evitándola todo el tiempo, incluso se podría decir que era una profesional en ello. Ahora, qué tenían que ver en todo el asunto los perros perdidos y un tal Alberto, ella no podía ni imaginarlo.

Se posicionó en la fila que permitía ingresar al club y que, para su suerte, no era excesivamente larga, pero no por ello dejó de molestarle el detalle de que al extraño le permitieran el paso de inmediato.

Maravilloso.― Bufó ¿Cómo es que el gatito tenía acceso libre y el resto debía formarse? Definitivamente algo debía de andar muy mal en el mundo, sin embargo, optó por no darle importancia y esperar con paciencia. De todas formas no tardó en ingresar.

El interior no le decepcionó, muy por el contrario, resultó ser justo lo que esperaba. Todo el ambiente estaba lleno de humo falso y luces multicolores que saturaban la visión, figuras sin rostro se contorsionaban al ritmo de una extraña música ajenas a todo cuanto les rodeaba y, tristemente, no resultaba nada difícil distinguir entre ellas a los distribuidores de drogas. Sintió una ligera punzada de lástima por los asistentes, pero esta desapareció rápidamente una vez que vislumbró la barra; sin lugar a dudas la posibilidad de un trago era lo que realmente le había motivado a entrar, y no iba a permitir que unos perfectos extraños le arruinaran la noche, a fin de cuentas cada quien elegía como deseaba destruirse. Se aproximó, con la firme convicción de meter mucho alcohol en su organismo, pero al distinguir el cabello azul no pudo sino maldecir su suerte. Condenado gato.

Dio marcha atrás y decidió que bailar un rato no era tan mala idea, después de todo había pasado mucho tiempo desde su última fiesta. Una vez en la pista, sumergida entre los cuerpos, fue consciente de que no todos los presentes eran personas normales, al menos no en el sentido estricto de la palabra, ya que incluso con la escasa iluminación podía distinguir sus extrañas formas. Para ser justos, el hecho de que el extraño sujeto pudiera entrar con tanta facilidad le había dado una pista bastante clara de lo que podría encontrar allí, pero eso no le había detenido ni le asustaba, pues al contrario de su contraparte, ella sentía una cierta fascinación por este mundo –ya sea que fuera real o no- y sus curiosos habitantes.

Se mecía suavemente, al ritmo de los sonidos disonantes, cuando una mujer cercana llamó poderosamente su atención. Voltear a verla casi le resultó doloroso, irradiaba una belleza etérea y tan irreal que por un momento se cuestionó su presencia en aquel lugar era real; su sonrisa, sin embargo, le confirmó que además de estar frente a ella poseía unos dientes escalofriantes. Sus colmillos no auguraban nada bueno, muy por el contrario eran una clara advertencia de peligro, pero la atracción seguía allí y no quería evitarla; se sentía como un insecto, inevitablemente atraído hacia una luz que va a aniquilarlo.

Observó que se alejaba de la pista y una profunda necesidad de seguirle le atacó, como si su vida fuera a perder todo sentido si se alejaba siquiera un centímetro de ella. Caminó tras ella hasta que ambas se encontraron fuera del alboroto de cuerpos y extremidades, muy cerca de la barra y bajo una mejor iluminación, entonces pudo confirmar que su primera impresión había sido del todo acertada; la mujer era realmente hermosa, incluso si su palidez resultaba imposible y su sonrisa le hacía temblar, poseía unos ojos verdes que quitaban el aliento y sus castaños cabellos parecían muy suaves. Sintió la tentación de tocarlos pero se detuvo a medio camino, preocupada por la posibilidad de molestarle, retrocedió un poco y chocó con una estructura sólida. El líquido en su ropa le dejó saber que había volcado algo y, al volver la vista, se encontró con unos familiares ojos de felino. Una vez más, maldijo su suerte.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Jue Feb 27, 2014 12:27 am

Por supuesto que la chica no sabe absolutamente nada sobre piercings, eso me queda bastante claro. Bien, allá ella. En todo caso se ve bastante santurrona y yo cumplí mi cometido de no parecerle molesto, que era justo lo que quería. Así que nos separamos, aunque en realidad a mí me da igual. No voy por la vida buscando tener un millón de amigos y en realidad disfruto de las peleas tanto como de las risas, eso que ni qué.

Entro sin problemas al Pandemonium, y es que para este tipo de cosas sí que sirven los rangos, los títulos nobiliarios y por supuesto, ser cliente frecuente. Y uno que llega a organizar reuniones clandestinas tras prometer multiplicarte todo el alcohol que tengas en las reservas a cambio de algo tan simple como prestarme el local por un par de horas. Dirán lo que quieran sobre mí, pero sé ganarme a la gente porque sé muy bien lo que esperan a cambio de lo que yo quiero obtener.

Sin embargo hoy no tengo mucha suerte al principio, al menos no con mi cometido original de jugar a las cartas con Ash como si no hubiera un mañana. Algo que por supuesto, él había considerado que era extraño en mí, que prefiero ligarme a cuando chico se me ponga enfrente, pero a veces no estaba de humor. Me quedé sentado, considerando que el bueno de Ash se había terminado su presupuesto de apuestas de la semana y no volvería hasta que fuera día de paga. Su hembra se pone loca cuando lo ve apostar y particularmente cuando apuesta de más, así que la maldita loba me había conedenado a una noche de sacrificios.

Acepto valientemente mi sacrificio y le hago conversación al primer joven atractivo que llega a la barra por alcohol. Un joven de piel pálida y con un delicioso olor a sangre fresca recién bebida que pareciera cantarle a mi parte demoníaca. Soy todo sonrisas y comienzo a charlar con él, pensando si en realidad es buena idea irme con alguien que acabará drogado si bebe mi sangre, pero pronto, esto pasa a un plano secundario. Estaba a punto de beber de mi vaso número al menos cinco, cuando alguien choca contra mí y me derramo el vaso de hermoso licor violeta en la playera.

- ¡ARGH!

Al voltear para buscar al inepto, veo que es nada más y nada menos que la chica pelirroja malencarada de la entrada.

- ¿Así que no te basta con palabras, niña? Ahora tienes que fastidiarme. ¿Te parece gracioso? Porque a mí no.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Jue Feb 27, 2014 8:08 pm

Se queda, literalmente, de una pieza ante la extraña escena que se presenta ante ella. Él estaba, de una forma bastante incomprensible, culpándola.

¿Qué?―Logra articular, no sin una gran cuota de sorpresa ¿Estaba realmente insinuando que lo había hecho a propósito? Entonces la molestia pudo más, reemplazó a cualquier otro sentimiento, y se abrió paso a la superficie con rapidez.― ¿Estás loco? ¿Cuál es tu maldito problema?― Inquiere, elevando el volumen de su voz. Definitivamente la situación era increíble, irrisoria incluso, y ella no estaba dispuesta a dejarle hacer acusaciones infundadas ¡Vamos, que incluso había estado evitándole para no armar escándalo!― ¿Acaso tienes los ojos tan sólo como adornos? ¡Ha sido un puto accidente! Yo también me he manchado con tu.. tu…― Parpadea confusa, intentando reconocer el tipo de bebida que el sujeto estaba ingiriendo hasta hace un segundo.― ¡Con tu porquería!― Concluye, cuando se ve incapaz de cumplir su cometido.

Entonces comprende que, pese a que el bullicio en el interior es considerable, le ha gritado con la fuerza suficiente como para que los más cercanos pudieran oírle, entre ellos la hermosa mujer con la que ella había quedado cautivada y… ¿El joven atractivo que acompañaba al gatito?. Le dirige una mirada escrutadora y súbitamente se ve envuelta por una inesperada revelación: el gatito es simplemente demasiado guapo para no ser gay; de modo que, básicamente están en el mismo equipo.

Un pequeño remordimiento aparece, fruto de la certeza de haber interferido con su ligue, pero se disipa a causa de sus absurdas recriminaciones qué el asiático sostuvo en su contra; a fin de cuentas, ella también ha perdido el efecto del mágico hechizo de la castaña –sin mencionar que tendrá que ver alguna forma de conseguir ropa nueva, con urgencia-.

Bien, discúlpame por accidentalmente derramarte el trago.― Agrega con más calma, remarcando la palabra.― Me iré para que puedas continuar con tu…― Se detiene bruscamente ante la visión de los colmillos del desconocido, haciendo de inmediato la comparación con los propios de la castaña. Con una segunda mirada distingue que posee, de igual forma, la misma belleza etérea y palidez preocupante.― ¿Son… familiares?― Atina a preguntar, volteándose hacia su compañera para confirmar las similitudes; sin embargo, si tiene que ser sincera, en el fondo alberga sus dudas al respecto.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Jue Feb 27, 2014 11:49 pm

Hay dos cosas que detesto en esta vida: que me despeinen y que fastidien mi ropa. Y la "encantadora" pelirroja había fastidiado mi ropa. Da igual que sea posible arreglar el desastre con magia, esto sólo estaba probando ser demasiado para mí, el gran final de lo que tuve que soportarte hace un rato.

- ¿Cuál es TU maldito problema conmigo? ¡La que tiene los ojos de adorno eres tú, que ni siquiera te fijas por dónde pasas, niña! Ni que tuvieras el trasero o las tetas grandes.

Sé que estoy gritando, que ella está gritando, que seguramente más de uno ya está haciendo apuestas a ver cuánto tardo en sacar chispas, literalmente, y cómo me cobro venganza con la maldita mundana.

- ¡Bien merecido te tienes haberte derramado mi bebida, porque fue tú culpa!

Suelto un grito entre desesperado y fúrico, algo que por supuesto que no va a señalarme como el tipo más macho de todo el local, pero para lo que me importa. No es un secreto que no soy lo que se dice heterosexual y en cambio es bien sabido que he venido a embriagarme en días pasados porque una mujer me toqueteó y me besuqueó. Pero entonces la pelirroja se pone a mirar a la gente, mientras que yo sólo la miro molesto.

- Vaya, al menos ya recordaste tus modales. En lugar de largarte, tienes que dejarme un número para enviarte la cuenta de la tintorería.


Sigo su mirada cuando parece quedarse en blanco y es como si pudiera ver a través del glamour que oculta los colmillos de la chica que está cerca de ella y el chico que está detrás de mí.

- Maji de! ¡No me jodas! Veamos... Depende de ti elegir la opción. Opción A: estás psicótica. Opción B: ella y él son cercanos, yo no tanto, y los tres tenemos algo en común que tú nunca tendrás. Por tu bien, deberías elegir la opción A, ir al loquero y tomarte alguna pastilla de por vida.

Después de vivir unos meses con una asistente mundana que tenía la visión y lo pasó bastante mal por ello, a esta chica le conviene admitir que está psicótica. Alguno podría codiciarla.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 01, 2014 7:08 pm

Menudo escándalo estaban armando, de eso no cabía la menor duda, y no es como si ella pudiera atribuirse todo el mérito; el gatito definitivamente tenía pulmones potentes pero... ¿Qué ocurría con él? Crear tanto lío por un jodido trozo de tela – uno bastante feo, por lo demás- parecía exagerando incluso para alguien que lleva el cabello de un azul extraño y tiene ojos que cualquier amante de los felinos envidiaría. ¡Y encima de todo pretende cargarle a ella la cuenta de tintorería! Sí, claro, como si eso fuera a pasar. Rueda los ojos y suelta un pequeño bufido, nunca entenderá a los hombres.

No posee los recursos suficientes para darse esa clase de lujos ya que, si conoce a su contraparte –y la conoce bien-, no hay más que unos cuántos dólares en sus bolsillos, dinero que ella misma procuró gracias a su habilidad con los “dedos rápidos”. Y no es como si en realidad le importase demasiado, a fin de cuentas eran dos caras de una misma moneda y desde un principio ella había asumido el trabajo de velar por la integridad de ambas, pero lo cierto es que a veces le dolía descubrir que al final del día Ameth no era más que un estorbo. Tal vez las monedas no necesitaran dos caras.

Entonces el mundo pierde importancia, se oscurece y termina reducido a un manchón borroso. ¿Cómo la ha llamado? En su cabeza sólo retumba la palabra «psicótica», una y otra vez, como un eco constante que le taladra los oídos. Retrocede de forma instintiva, su acusación ha sido incluso peor que si le hubiera abofeteado y no consigue escuchar el resto de la oración.

«Loca» «Desequilibrada» «Mentalmente inestable» «Psicótica»
Respirar se vuelve trabajoso, el aire parece rehuirle y comienza a sudar.

No estoy loca.― Sisea bajo, intentando sonar segura de sí misma. No, no había forma en la tierra de que pudieran convencerle de que lo que veía no era real… ¡Lo era!

La sola posibilidad de que quisieran obligarle a volver enviaba su estómago hasta el suelo, consciente de que un nuevo escape no sería tan sencillo y, muy probablemente, no pudiera llevarlo a cabo. No, eso no lo permitiría, no volvería a ser un conejillo de indias, no consentiría que le mantuvieran drogada día y noche… ¡No estaba loca!

A mí no me jodas.― Le espeta, tratando de que su voz no tiemble en el proceso, decidida a recuperar el control de la situación.― Puedes quedarte con el colmilludo y con su hermana.― Señala a la castaña, su interés por ella muerto por completo.― Armar una fiesta y vanagloriarse en sus putas rarezas… ¡Pero no me llames psicótica!

La pequeña expedición había terminado y, tristemente, lo más cerca que estuvo de probar un trago fue impregnar su ropa con la bebida de alguien más. No era la noche soñada de nadie, pero una vez activadas las alertas era mejor irse antes de que llegaran las camisas de fuerza, ella lo sabía demasiado bien.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Dom Mar 02, 2014 12:08 am

Así que es malagradecida y tacaña, ¡maldita mundana inútil! Ahora va a negarse a pagar por sus tonterías, a mínimo reponerme el trago y aplacar mi ira prometiendo llevar mi playera a la tintorería. Extraño Tokio, ahí sí hay modales.

- Podrías haberte evitado todo esto si te fijaras por dónde vas.

De todas las cosas que podían haber sucedido, tenía que ocurrir esta. Pienso que es posible, más que posible que esta pelirroja tenga la visión. Eso es tan divertido, particularmtne cuando se queda abstraída tras preguntar. Yo, por supuesto, le respondo, a mi estilo, y soy bastante generoso. Le presento la opción segura, la que no la hará pensar que el mundo es mucho más grande y peligroso de lo que ella piensa. Pero retrocede, y entonces todo se torna mucho más divertido. ¿Ataque de pánico quizá?

- ¿Sabes que si lo niegas pareces más loca? Deberías mirarte, sí que lo pareces.


No dejo de mirarla, sonriendo maquiavélico, evidenciando en este gesto esa parte demoníaca tan fuerte en mí. Intenta ponerse ruda, pero después de este momento de debilidad queda patética. Aquí está, débil y molestable.

- Ni quien quiera joderte... psicótica.

Estoy siendo malvado, y ni siquiera en en verdad por venganza. Es porque me molesta su actitud, en parte, y también porque es divertido.

Levanto la mano izquierda y la muevo sobre la humedad de mi ropa. La atrapo entre los dedos y se la lanzo a la cara, pero antes de que choque con ella, se transforma en pequeñas burbujas que flotan y se apartan de ella.

- Si ves cosas que no existen, eres psicótica, ¿cierto?



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Lun Mar 03, 2014 5:21 am

Está comportándose como un desgraciado de primera línea, eso es evidente, pero al menos no está llamando a nadie para que le detengan, no aun. Sin embargo, no puede entender cómo es que sigue insistiendo en su locura, cuando resulta evidente que él también puede ver las “particularidades” de los presentes… ¡Vamos que él, en sí mismo, ya es un derroche de rarezas!

No llega a entender qué es lo que está haciendo, pero en cuanto nota la agresión reflejos le impulsan a entrecerrar los ojos y volver un poco el rostro, a fin de evitar el impacto directo de las gotas de alcohol. ¿Cuál es su problema? ¿Por qué no deja de meterse con ella? ¡Será cabrón! Pero entonces…

Mierda.― Jadea, abriendo los ojos de par en par ¿Él acaba de…?

Observa las pequeñas burbujas sin terminar de creérselo y luego a su alrededor, confusa. ¿Dónde están las demás exclamaciones de sorpresa? ¿Es que nadie más ha visto eso? Después de dar un rápido vistazo puede constatar que el número de espectadores que les rodea ha aumentado considerablemente, relegando a un segundo plano a los colmilludos iniciales; sin embargo, incluso así, nadie parece particularmente sorprendido por lo que el sujeto de ojos extraños acaba de hacer, muy por el contrario todos lucen divertidos, como si hubieran escuchado un buen chiste. Pero eso solo tendría sentido si el chiste fuera ella.

Una creciente sensación de peligro se instaló sobre ella, como un sistema de alerta; la situación se estaba tornando desfavorable en un sentido que no lograba terminar de entender, pero que estaba allí. Les dedicó otra mirada a los presentes, intentando dejar de lado sus extrañas formas, y el interés que pudo notar en sus ojos se le antojó escalofriante; algo iba realmente mal. Dudó un momento acerca de cómo debería proceder y volvió a centrar su atención en el peliazul pues, pese a todo, él era quien resultaba menos intimidante.

Claro, muy psicótica.― Admitió, no sin dificultad. Afirmar aquello resultaba profundamente amargo, incluso si respondía a la causa de salvarle el pellejo.― Tienes toda la razón... Debo haberme olvidado de tomar mi pastilla.― Agregó con una sonrisa socarrona. Si ese era el juego al que le invitaban a jugar, lo haría y saldría de allí.― Será mejor que me vaya… alguien podría preguntarse dónde estoy.

Lanzó el carril sin pensarlo siquiera, en este tipo de situaciones era bueno dar la impresión de que tu desaparición traería problemas y que alguien te buscaría, era posible que eso lograra desalentar a psicópatas descuartizadores con apariencias poco humanas… Tal vez, rezó.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Lun Mar 03, 2014 10:43 pm

Hago magia frente a ella, algo pequeño que incluía mis tipos de hechizo favoritos, si no teníamos en cuenta la magia oscura. Algo que no haga que me salte un maldito nefilim de la nada y haga que me marche sobrio, pero también algo que ella no podrá negar. Existen hechizos más sutiles, pero este había sido bueno, particularmente por la forma en la que se sorprende y hasta maldice.

- No, magia. ¿O no? ¿Tal vez sólo algo que creó tu cabecita psicótica?


Río en voz baja, divertido al ver cómo la mundana busca quizá el origen del truco o quizá alguien que grite que soy un ilusionista, que le echaron droga al aire acondicionado, o cualquier explicación o cosa racional. Lo que acaba de pasar no es algo que pueda negar, pero tampoco algo que pueda admitir públicamente porque mínimo la llaman psicótica y ya dejó claro que no le gusta.

El resto de los presentes, quienes por supuesto que entienden todo lo que está pasando, están tan divertidos como yo.

- Y ponerte tu playera de la autoestima. Tú sabes, esa donde te abrazas a ti mismo.


Río de nuevo y muchos me corean. Bueno tendría que agradecerle quizá, me ha hecho el centro de la fiesta.

- ¿Alguien que no existe y que sólo ves tú? Digo porque vamos, no eres muy amigable que digamos, pero en fin. Dulces sueños, mundanita.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Miér Mar 05, 2014 9:05 pm

Las risas estallaron por todo el lugar, claras e hirientes, haciendo que cualquier impulso de auto conservación fuera reemplazado por una cruda impotencia; se burlaban de ella. Durante toda su vida había sido rechazada y agredida por ser considerada una loca, sin embargo, ahora era el centro de las burlas precisamente por lo contrario, todos los presentes sabían –porque debían saberlo ¿verdad?- que lo que veía era real y aun así le trataban como a basura.

Vete a la mierda.― Masculla, dejando de lado cualquier actuación. Aguantar sus humillaciones en silencio es un precio demasiado alto, incluso si lo que está en juego es seguir respirando, un precio que no está dispuesta a pagar.― Claro que no soy amigable con sujetos como tú… ¡Eres un asco! ¿Tanto te importa la puta ropa? Pues haz alguno de tus “abracadabras” y deja de joderme.― Prácticamente le escupe, sin poder contener su enojo.― Por lo demás, te portas muy machito rodeado de fenómenos como tú ¿No es cierto?... ― Agrega y se arrepiente al instante, probablemente insultar a la multitud que le rodea no sea la estrategia más inteligente.― Afuera las cosas serían diferentes.

Clava las uñas con fuerza en las palmas de sus manos, con la esperanza de que esto disipe un poco su furia, pero incluso cuando puede notar como estas se incrustan profundamente y le hacen sangrar, no es suficiente. La necesidad está allí, carcomiéndole e impulsándole a buscar algo con más filo, algo más grande, algo que pueda hacerle mucho más daño… o mejor aún, hacer daño a ellos. Entonces comprende que de seguir al mando acabarán muertas, por su propia mano o por la de alguna de esas cosas, y decide que lo mejor que puede hacer, incluso con los riesgos que eso implica, es anularse. Se estremece ligeramente y la oscuridad la reclama.


Esta vez el despertar es distinto, más confuso que de habitual y, de no ser porque sus rodillas fallaron y se estrelló dolorosamente contra el suelo, habría jurado que se trataba de alguna clase de sueño, uno particularmente extraño. ¿Por qué no estaba recostada? Ella siempre se iba cuando era momento de dormir pero, usualmente, antes se encargaba de encontrar algún sitio seguro en dónde hacerlo. ¿Por qué ahora no?

Había ruido a su alrededor mas no le era posible determinar su origen o significado, simplemente era ruido molestando en sus oídos, dificultándole retomar el control de su cuerpo y confundiéndola; la iluminación tampoco era de gran ayuda, pues lucía escasa y cambiante. Intentó incorporarse pero sólo llegó a hacerlo parcialmente ya que el dolor en las manos le hizo notar que estas sangraban.

¿Pero qué…?― Parpadeó un par de veces, intentando enfocar correctamente, sin terminar de creer lo que sus ojos registraban.― ¿Cómo es posible…?

La ansiedad comenzó a devorarla mientras luchaba por apartar la vista de sus manos ¿Qué estaba ocurriendo? ¿En realidad estaba soñando? Antes había tenido sueños en los que podía percibir aromas, texturas e incluso sabores pero… ¿Dolor? ¿Se podía soñar con algo así? Levantó la vista, en busca de alguna señal que le brindara un poco más de claridad, y lo que encontró no fue bueno; había una mujer, alta y hermosa, con unos colmillos grotescamente largos viéndole como si fuera la cena. Tenía que ser una pesadilla.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Vie Mar 07, 2014 11:56 pm

Río aún más fuerte cuando me insulta. Como si fueran a hacerme enojar las palabras de una mundana loca que se ha convertido en el bufón de la fiesta.

- Después de ti.

Enarco una deja cuando empieza a fastidiar con lo de la ropa y encima me dice "machito". Aunque lo mejor es que llama fenómenos a los otros, y es más que obvio que no les parece. A todos nosotros nos han llamado fenómenos, particularmente a los brujos. "Demonio" era como me llamaban a mí y como han llamado a todos los subterráneos japoneses al menos una vez.

- Por si no lo viste, estúpida mundana, ya hice mi abracadabra. Aunque claro, ya demostraste que tienes los ojos de adorno. ¿Machito? ¿Yo? Sí que estás completamente loca, bzzzzz.


Me acaricio los piercings de la boca, dejando ver mis fantásticas uñas negras mate, cortesía de un nuevo barniz que me había encantado. Si me vio machito, está casi ciega.

Pero la mundana está dispuesta a seguir fastidiando hasta el fin de los tiempos y me hace reír.

- ¡Eres tan divertida! Deberíamos arrojarte monedas porque eres muy buen bufón. ¿En serio quieres salir? ¡Mira quién es la machita! ¿Qué harás, arrojarme Valium?


No dejo de mirarla más que para pedir que me rellenen mi vaso, y mientras bebo, pienso que le está dando un ataque.

- Si está dándote un ataque, al menos no vomites verde como la niña del Exorcista.

Se acaba la diversión por lo visto, porque esta loca sí que está teniendo un ataque. La mayoría dejan de prestarle atención porque no estamos saliendo para golpearnos, y seguramente la mayoría piensan que será algo como pelea de chicas. Digo, me han visto ligar con todo el personal masculino, ni se imaginan que yo pueda tener realmente una parte de guerrero. O quizá sólo esperan que le haga magia y ya. Yo claramente prefiero esta opción.

La mundana se mira las manos y justo cuando me decido a ignorarla y hacerle caso a mi bebida, habla. Y habla como si estuviera perdida. Se mira las manos y entonces sí que me parece que está completamente loca, y en términos reales, no en términos de que los psiquiatras mundanos la creían esquizofrénica por ver subterráneos, sino algo que sí es real.

- Mendouksai... (problemático)

No sé qué diablos le pasa, pero es como si no fuera la misma tipa que quería salir a pegarse conmigo.

- ¿Tienes amnesia o algo así? Hace un minuto me dijiste que saliéramos a tener una auténtica pelea de bar, aunque esto es un club. Y cuidado, porque nos dijiste fenómenos y no estamos nada a gusto. Claro que si nos pides disculpas, quizá te perdonemos.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Lun Mar 10, 2014 9:03 pm

Algo andaba muy mal, el aire parecía más denso que de habitual y el ambiente estaba cargado de una tensión palpable, justo como si todos estuvieran a la espera de algo que no terminaba de ocurrir. Lo cierto es que, pese a lo que el mundo pudiera pensar, no era tan tonta como para no percibirlo; estaba metida en medio de algo grande, un lío seguro, y si bien no tenía claro dónde estaba o cómo había llegado hasta allí –aunque siempre era de ese modo luego de que ella tomara el control-, si estaba bastante segura de que su mejor opción era salir cuanto antes. No obstante, no es hasta que un chico habla, distrayendo su atención de la perturbadora mujer y centrándola por completo en sus extraños ojos, que se pregunta cuánto tiempo ha pasado en realidad ¿No le había visto a él la última vez? La iluminación era por completo diferente ahora pero se apostaba lo que fuera a que su cabello era azul, justo como el del hombre que se le acercara fuera del centro nocturno… ¿Era allí dónde estaba, ella había decidido entrar? Muchas conjeturas llenaron su cabeza, sin embargo, las palabras del peliazul logran ofrecerle un ligero pincelazo del escenario general y cambian por completo su línea de pensamientos.

Ohhh…― Es todo cuanto consigue pronunciar. Está demasiado conmocionada por la información recibida como para formular nada más ¿Qué fue lo que ella hizo esta vez? Da un vistazo a su alrededor, asustada, y todo le resulta desconocido e intimidante, aunque aquello bien podría ser el resultado de sus paranoia ¿Será cierto lo que dice, ella realmente insultó a los presentes?― Si, si… Perdón, realmente no fue mi intención.― Se apresura a disculparse, en un intento por revertir la posible hostilidad hacia ella, al tiempo que se levanta por completo del suelo, ignorando el dolor punzante de sus manos, y se sacude las ropas.

El proceso de quitarse el polvo acaba por dejarle pequeñas manchar escarlatas esparcidas por todas partes, mas le permite comprobar que aún conserva la vestimenta que portaba la última vez y, si bien ahora está humedecida con un líquido extraño, parece en perfecta condiciones. La situación es muy extraña, no debe de haber transcurrido demasiado tiempo y ella no suele dejarle de esta forma… ¿Ocurrió algo?

Lamento haberte ofendido.― Agrega y se aproxima al particular desconocido sin pensarlo. Dadas las circunstancias, y si bien está bastante segura de que en un primer momento él le resultó aterrador, ahora su rostro es lo más cercano a “familiar” y siente que es más seguro permanecer cerca.― Yo no hablaba en serio ¿sabes?... yo… sólo bromeaba― Intenta justificarse, consciente de que mentir no se le da bien y que es difícil intentar explicar el comportamiento de ella.

Lo sientooooooo!!:
Disculpa que tardara tanto >.>
El fin de semana me absorbe un poco y no logro organizar los tiempos u.u
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Miér Mar 12, 2014 12:56 am

Me burlo de ella, como haría con cualquier otro, aunque en gran medida es porque es altanera, no porque sea mundana, ni siquiera porque sí que parece de esas que diagnostican como esquizofrénicas cuando sólo tienen la visión. Sin embargo me sirve alentar el asunto de que es una mundana loca, porque me gano la simpatía de los demás. Aunque ella se queda pensativa, como si se hubiera olvidado genuinamente de lo que estaba sucediendo hace apenas un momento.

Le informo que nos llamó fenómenos y le digo que debería disculparse. Asumo por supuesto que no lo hará. En realidad ansío que empiece a gritar de nuevo para en verdad salir a pegarme con ella. Pero no... En un cambio sorprendente, en realidad se disculpa.

- ¿Eh?

El licano de al lado acepta las disculpas encogiéndose de hombros y no sé si arrojarle mi bebida nueva a él o a la loca. La chica en cuestión se levanta, se acerca a mí y se disculpa a modo personal. No puedo contener la sorpresa, abro los ojos y la boca, sin poder creer lo que está pasando. Hasta siento por un momento que el loco soy yo.

- ¿Huh? ¿Es en serio?

Levanto una ceja cuando me dice que era una broma porque vamos, no se lo creo. Pero la sensación es muy rara. Meto el dedo en la bebida y escribo un kanji sobre la mesa para hacer un pequeño y modesto hechiso para determinar si miente, pero qué tanto es mentira y qué tan relativo es. Un hechizo de Entropía. Y el resultado me desconcierta aún más. Tanto, que le hablo en un tono norman y no como antes.

- ¿Hay algo raro contigo, cierto? Genuinamente lamentas lo que ha pasado, pero sabes que no fue tu intención. Bueno chica, pues si eres rara, ¡únete a los raros!

Le señalo el asiento a mi lado. Pasó de bufón a objeto de estudio porque ahora no voy a dejar que se vaya sin saber qué rayos está pasando. Le tiendo la mano.

- Soy Kyosuke Nightshadow, Kyo si lo prefieres.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Miér Mar 12, 2014 9:34 pm

Puede reconocer sorpresa en los presentes –en uno particularmente- pero, aparentemente y como consenso general, todos lo dejan pasar sin más y vuelven a sus diversas actividades. Tal vez, como ella, están acostumbrados a una gran variedad de ofensas y por lo mismo no le dan demasiada importancia; o tal vez el chico simplemente exageró al describir las ofensas. Como fuera, el caso es que para ella se siente justo como si le quitaran la soga del cuello momentos antes de la ejecución, dándole una segunda oportunidad, y hasta el escaso oxígeno del lugar parece más respirable.

Se queda observando al ya-no-tan-extraño y frunce un poco el ceño ante su declaración, le ha llamado “rara” y se supone que eso deba sonarle ofensivo, sin embargo, de su boca parece alguna especie de cumplido. Entonces le invita a sentarse y ella tiene que retener un ataque de risa ¿Cuándo fue que el mundo dejó de tener sentido? Primero la amenaza de un peligro incierto se cierne sobre ella, representada con múltiples rostros extraños dentro de un centro nocturno, y luego, sin previo aviso, está recibiendo invitaciones a formar parte del grupo por parte de un sujeto al que solo conoce de vista y que tiene los ojos más llamativos que ella recuerde haber visto ¡Porque no basta con que parezcan de gato, también tienen una tonalidad violeta!... Aunque, claro, eso no es posible.

Oh ― Exclama al tiempo que se apresura a aceptar la mano que le ofrece, incluso si el roce le escuece un poco en la palma lastimada. Él se ha presentado, de modo que puede ponerle un nombre a su particular interlocutor, y esto provoca que repare en un detalle –bastante evidente de hecho-: no es de por aquí. Una segunda mirada le indica que, en efecto, posee rasgos similares a los de una de las enfermeras que conoció… ¿De dónde provenía ella? ¿China? Se convence a si misma de que no importa y de que puede proyectar una mala impresión si sólo se le queda viendo.― Yo soy Ameth…― Se presenta a su vez, soltando su mano aunque sin poder apartar la atención de su rostro. ¿Cómo es posible? ¿Lentillas?― Amethyst. Quiero decir, mi nombre es Amethyst pero no suelen llamarme así…― Agrega rápidamente. Y es verdad, su nombre ha pasado a ser un adorno molesto y olvidado, demasiado rebuscado y llamativo como para que alguien se molestara en utilizarlo sin una buena razón, lo que usualmente era mala señal. De todas formas no le importa, es bastante injusto tener que cargar con un nombre que no has elegido sólo porque te lo han dado personas que te aman… Y si no te aman ¿Dónde está el daño?

Es un placer conocerte, Kyo.― Añade para sellar la presentación oficial y esta vez no se esfuerza por reprimir la ligera risa que surge desde su garganta. Está teniendo el sueño más extraño que pueda recordar –porque no hay otra explicación posible- y la sensación le agrada; aquí no necesita preocuparse por ver cosas que no deberían existir, o por el hecho de que todos los presentes parezcan distantes de los conceptos de normalidad, no necesita tener miedo.― Por cierto… ¿Sabes que tus ojos son justo como los de un gato, pero violetas?― Le pregunta en medio de susurros y risas, casi como si estuviera compartiendo un secreto con él. Un secreto particularmente divertido.

Y es que no hay motivo para que Kyo lo sepa ¿verdad? Después de todo no es más que una alucinación y, sin ser experta en el tema, se atrevería a decir que éstas no tienen obligación de comprender todo lo que pasa por la cabeza de quien las esté imaginando. Sin embargo, y fuese como fuere, tenía que darse crédito por esto pues nunca se habría creído capaz de imaginar nada parecido.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Jue Mar 13, 2014 2:09 am

Parece sorprendida porque me presente, pero aún así estrecha mi mano. También se me queda viendo y parpadeo, consciente de que quizá lo que ve es que no sólo tengo los ojos muy distintos de los ojos mundanos, sino que al primer movimiento de pupilas, no podrá pensar que son lentillas. Finalmente estrecha mi mano y se presenta, aunque no deja de mirarme, curiosa.

- Bonito nombre. Me agradan las cosas moradas y una gema de ese color es algo muy bonito de ver.

En gran medida era cierto, ya que cualquier cosa morada o azul es mi perdición. Además del negro, son mis colores, por mis marcas de brujo. Y bueno, tenía un nombre que puedo traducir sin problemas, y que tiene una semejanza con los nombres japoneses porque está basado en una cosa. Aunque claro que opino que no le queda a la chica malencarada de hace unos minutos y que parece haberse esfumado.

- ¿En serio es un placer o sólo lo dices por cortesía? Para mí es interesante conocerte.

Placer no, pero de que hay algo mal con esta chica sí que lo hay. Parece como si se le hubiera zafado un tornillo.

Regreso a mi bebida y doy un sorbo largo y lento, sintiendo cómo el fuerte licor quema de forma deliciosa mi garganta. Quizá me gusta por una razón masoquista, pero de que es maravilloso, lo es. Miro a Ameth de nuevo cuando me dice algo obvio, pero muerta de la risa. Sí definitivo que se escapó de un psiquiátrico o algo por el estilo porque está bastante loca.

- Sí, claro que lo sé. Y también sé que mi cabello es azul.


Me acerco a ella, a una distancia a la que pueda comprobar que no hay un halo alrededor de mis iris, que sería la señal de unos lentes de contacto, y para que aprecie que de hecho, mis pupilas verticales se mueven.

- ¿Y qué hay de los demás? ¿Ves a esa chica rubia de piel blanca?

Señalo a una de las hadas que están más cerca. Es rubia y de piel blanca para los mundanos, pero en realidad tiene el cabello rosa y la piel con un tono plateado.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Jue Mar 13, 2014 9:33 pm

El cumplido hacia su nombre no hace sino confirmarle sus sospechas, que aquello es demasiado surreal como para estar ocurriendo en realidad y en cualquier momento va a despertarse en algún lugar extraño y apartado. Como siempre lo hace.

La pregunta de Kyo, sin embargo, es desconcertante ¿Por qué le pregunta eso? ¿Acaso no ha dado una respuesta educada para acabar con la presentación? Frunce ligeramente el ceño, intentando recordar si se ha equivocado de expresión o ha estado fuera de contexto, porque no quiere que él malinterprete sus palabras o algo por el estilo, acaba de salir de un lío y no quiere entrar a otro… Pero entonces recuerda que es un sueño y, como tal, la lógica no es requerida; de modo que se encoje de hombros y vuelve a reír, considerando que una respuesta por su parte es innecesaria.

Observa a su alrededor por un momento, deleitándose en la increíble complejidad que puede brindarle su propia imaginación -¿De verdad, de dónde ha salido tanta cosa rara?-, y vuelve a centrarse en el chico justo cuando este parece reaccionar favorablemente ante el alcohol ingerido… Porque es alcohol ¿Verdad? Esa opción parece demasiado aburrida, teniendo en cuenta que están en un sueño y podría beber lo que fuera, pero aun así es tentadora ¿Qué sentiría ella si bebiera?

¡Lo sé!― Exclama ante su respuesta. Desde luego había notado que su cabello era azul pero, sinceramente, en comparación con sus ojos parecía muy poca cosa.― ¿Crees que el mío podría verse azul también?― Añade, cogiendo un mechón de su propio cabello, tratando de imaginar cómo luciría con un nuevo color.

La nueva pregunta, no obstante, le saca de sus análisis y devuelve su atención al grupo de peculiares personas que les rodean ¿Una chica rubia? Busca con la mirada en la dirección que le señala pero no logra dar con alguien que reúna las características mencionadas, por el contrario le parece que las rubias escasean. Inclina un poco la cabeza, intentando encontrar a la chica en cuestión una vez más, pero no hay variaciones en el resultado: no hay rubias. ¿Se estaría burlando de ella?

Pues… Ella no parece rubia para mí.― Señala, refiriéndose a la única chica que logra distinguir en esa dirección; una que era notablemente hermosa, mas poseía la clase de belleza que muy en el fondo logra hacerte estremecer.― De hecho, su cabello me recuerda… ¡Al algodón de azúcar!― Puntualiza, feliz por la ocurrencia y a la vez un poco preocupada.― ¿Tus ojos no ven bien?― Parecía posible pero era bastante horrible ¿De qué le servía entonces que fueran tan bonitos? ¡Tal vez ni siquiera pudiera distinguir colores!

Y entonces se siente terriblemente mal por refregarle su problema sin nada de tacto.

Ammmmmm… pero no te preocupes, en realidad es un feo tono de rosa, seguro que se vería mejor rubia.― Le suelta atropelladamente, intentando enmendar su error.― No hay que pensar en eso.― Agrega y comienza a juguetear con su cabello, nerviosa. Quien habría dicho que los sueños extraños serían tan complicados.― Así que dime… ¿Qué es lo que bebes?― Pregunta, porque es lo primero que se le viene a la cabeza y necesita cambiar el tema.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Jue Mar 13, 2014 11:18 pm

Ameth comenta mis ojos como si yo no pudiera saberlo, cosa que me hace pensar que lo loca no se le quitó con el cambio a niña buena.

- Cualquiera puede pintárselo, pero no cualquiera tiene el cabello azul de verdad. Si lo quieres, puedo hechizar tu cabello y podrá ser azul esta noche. Pero debes darme algo a cambio.

Tampoco puede esperar que haga magia gratis, ni que fuera mi amiga o algo así. Aún espero que explote y se ponga de pesada otra vez.

Le hago una prueba, ya que de todos modos, yo no me oculto con glamour porque mis marcas son geniales y porque yo hago lo que se me dá la gana, no lo que me dicen los malditos nefilims. Pero no todos son así, y quiero comprobar que tiene la visión. Lo que sí, ahora parece mucho menos alterada que en la versión odiosa, ahora parece drogada. Jugueteo con los piercings de mis labios, contento porque descubrí la verdad sobre este asunto de la mundana y porque es información valiosa.

- Era una prueba. Las personas normales la ven rubia. Pero como te dije, eres de los raros y entonces ves la verdad.

Pregunta por lo que bebo y señalo mi bebida violeta brillante. A ver qué opina porque en primera no es legal, y en segunda el más conocido es el verde.

- Ajenjo. ¿Tú no bebes nada?



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Vie Mar 14, 2014 11:06 pm

¿Hechizar mi cabello? ¿Darte algo a cambio?― Pregunta, un tanto curiosa y otro tanto divertida.― Eso ha sonado un poco como: “Lo que quiero es tu voz… canta, más fuerte”― Añade, imitando la voz de la villana de una película infantil; una película que vio muchas veces pero de la que no puede recordar muchos detalles. Era parte de las terapias –o eso decían- repasar los cuentos de hadas, una y otra vez, a fin de reforzar los conceptos inherentes de fantasía para que, de esa forma, pudieran ser separados de la realidad; sin embargo, cuando no se obtuvieron los resultados deseados se optó por restringirle todo acceso a ellos.― Pero en realidad mi voz no es la gran cosa, así que no creo que sea un buen trato.

La siguiente revelación es extraña y, aunque era bueno saber que la visión de Kyo no es defectuosa, le asusta un poco. ¿Era una prueba? ¿De qué? Lo logra pensar en una sola prueba que no trajera consigo cosas desagradables; peor aún, no consigue pensar en alguna que hubiera aprobado. Y, sin embargo, aquí estaba él, diciéndole una vez más que pertenece a los “raros” y no hay un insulto en aquello.

Así que veo la verdad…― Murmura sin demasiada convicción.― Lástima que sólo sea un sueño.― Añade para sí misma. Y sí que era una lástima, pues que alguien como Kyo declarara a su favor –o simplemente se presentara con sus llamativos ojos- posiblemente terminaría por revertir su condición de psicótica.

Cambiar de tema ciertamente es alentador, incluso sí no tiene idea de lo que hablan ¿Ajenjo? El nombre le hace pensar en alguna clase de planta, una exótica tal vez, pero lo cierto es que no le da la impresión de ser una bebida agradable.

Nop.― Responde observando sus manos vacías, aparentemente no se ha imaginado a sí misma tomando ningún trago.― No bebo nada…― Aunque tal vez debería hacerlo ¿De qué sirven los buenos sueños si no te atreves a aprovecharlos?― Pero quizá me decida a probar tu Ajenjo.― Agrega con una sonrisa.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Sáb Mar 15, 2014 3:26 am

Así que la mundanita esta se piensa que puede compararme con Úrsula. Mi mirada se torna fría, todo mi semblante.

- Espero que no me estés comparando con Úrsula. No es nada sexy y soy hombre. Quizá no muy macho, pero soy hombre.

Esta era la parte que me molestaba, que estuviera empezando a ponerse pesada y esta sea su forma sutil de molestarme, sólo porque me vio ligando con ese licántropo que ya se largó. Bueno, él se lo pierde. Aunque en todo caso quizá yo no debería estar ligando de todos modos.

Una prueba sutil me deja comprobar que esta mundana tiene la visión, aunque por su actitud es claro que ella no tiene la menor idea de nada. Algún día seguro que lo paga caro, pero admito que es divertido para mí.

- Puedo pellizcarte para que veas que no es un sueño. Aunque quizá quieres creer que es un sueño, porque allá afuera hay quien te dirá que estás loca por ver cosas como mis ojos y el cabello rosa de esa chica.

Casi puedo imaginarlo, que salga a declarar cosas del mundo de las sombras con mucha convicción, y llega una ambulancia y la meten dentro tras ponerle una camisa de fuerzas. Y yo al lado apoyando que está loca, y usando glamour para comprobarlo. ¿Cuánto tiempo tenía que no usaba un glamour para ocultarme? Creo que la última vez fue en la guerra.

Ameth cambia el tema y pregunta por mi bebida, pero se nota que no sabe nada de alcohol. Esto también podía ser muy divertido, seguro se embriaga con el primer trago.

- Adelante, a mí me gusta. El color es genial y es bastante fuerte. Es de las bebidas con mayor grado de alcohol.

Llamo al barman y le pido la botella y otro vaso. Que ni crea que le daré de mi vaso.

- Sírvete y disfrútalo.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Dom Mar 16, 2014 9:40 pm

Es un sueño, lo sabe, pero aun así no puede evitar estremecerse antes sus palabras ¿Por qué está diciéndole eso? Y es que no sólo afirma que está despierta sino que también, y lo que es peor, sostiene que está eligiendo creer una mentira, eligiendo creer que es un sueño, porque de esa forma podrá evitar ser tomada por loca… Pero eso no es posible ¿verdad? Sin importar lo mucho que tema a esas acusaciones no hay forma en que pueda estarse mintiendo a sí misma, no tendría sentido, ella lo notaría ¿verdad?

Aparta la mirada de él y se centra en las bebidas, les han traído una botella y un vaso limpio por lo que asume debería servirse un poco, para probar. No puede evitar que las manos le tiemblen en el proceso de verter el líquido y necesita recordarse, una y otra vez, que no existe posibilidad de que algo esto sea real –porque para comenzar nada de lo que ve lo es-, sin embargo, de todas formas se detiene solo cuando el vaso está por desbordarse y le cuesta trabajo no dejar caer la botella. Esto está mal. Se lleva el vaso hasta los labios, con la esperanza de que sea justo como lo ha imaginado y que el sabor le ayude a sentirse mejor…

¡Puag!― Suelta nada más probar el trago, sintiendo como si su lengua se quemara.― Esto es horrible… ¿Por qué alguien querría beberlo?― Añade, apartando el vaso tan lejos de sí misma como le es posible. Esto está terriblemente mal.

¿Por qué no ha sabido cómo debía? Siempre había tenido muy buenas referencias acerca de como el alcohol podía hacer perder la cabeza a cualquiera y, siendo este su sueño, se esperaba algo realmente bueno al probarlo; sin embargo, el resultado llegaba ni a la base de sus expectativas… ¿Por qué?
Contuvo el aliento por un segundo y notó como el ritmo de su corazón se aceleraba. ¿Era posible?

¿Esto no… no es un sueño?― Inquirió, temerosa de la respuesta. Si no estaba soñando entonces tenía motivos suficientes como para estar avergonzada, aterrada, confundida y, lo más peligroso, esperanzada. Si él era real y podía ver lo mismo que ella, entonces ella no…― ¿Acaso tu... tu eres real?― Agregó, ahogándose con la magnitud de la simple posibilidad. De ser así, nunca tendría que volver allí.

Se incorporó, sin reparar realmente en la acción, y estiró las manos en su dirección, presa de la incomprensible necesidad de tocarlo. Casi esperaba que se evaporara de alguna forma en cuanto sus pieles hicieran contacto, pero eso no sería ni por asomo lo más raro que hubiese visto, y estaba dispuesta a correr el riesgo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Kyosuke Nightshadow el Lun Mar 17, 2014 2:23 am

Río divertido al ver cómo Ameth no resiste el alcohol. Y es que beberte esto es como beberte alcohol del botiquín con ligero sabor y color. Aparta el vaso y yo estiro la mano e invoco el contenido. Lo mantengo en forma casi esférica flotando frente a mí y detenido sólo por mi dedo índice. Pego los labios hasta que de este modo me bebo todo el alcohol.

- Porque cuando le agarras el gusto, sabe bien. Deberías pedir otra cosa, un daikiri de fresa o mango, o un martini rojo. Un Baileys frappé o algo que no sea tan fuerte.

En resumen, un coctel para niñas, pero que a mí me gustaban también a veces como una especie de postre agradable. Sin embargo, por supuesto que me sigo bebiendo de mí vaso, ahora más lento, ya que es obvio que beberte un vaso entero prácticamente de golpe tiene sus consecuencias, pero lo hice para molestarla, demostrándole que se puede.

Entonces me pregunta si esto es un sueño y ruedo los ojos.

- Bakka janai? Osea, ¿en serio, eres tonta o qué? Te parece real, ¿cierto?

Enarco una ceja cuando me pregunta si soy real. Asiento, con convicción. Sé que le dije tonta pero en el momento en el que empieza a acercarse, siento lástima por ella. ¿Qué rayos le dicen los loqueros a un mundano con la visión? ¿Les meten pastillas contra esquizofrenia o algo así? ¿O quizá es cierto que los encierran? En mi experiencia un mundano que tiene la visión y deja que eso se sepa, no lo pasa nada bien, ya sea porque cae en manos de loqueros y fármacos o porque los subterráneos los codician, particularmente los vampiros porque pueden salir de día y ver el mundo de las sombras. Yo había tenido una esclava mundana pero porque soy vago para el quehacer y cocinar, y tenía millones de ventajas.

Le tiendo la mano a Ameth, la palma hacia arriba y un par de anillos plateados brillando con la luz.

- Soy real, Ameth, igual que tú. Todo lo que ves es real, pero no todos pueden verlo. Eres especial, te lo dije. Y si algún mundano de bata blanca te ha terapeado o drogado para que se te quite, es porque es un idiota. Esto es la realidad, y uno no deja de ver la realidad si tiene ojos.



Incredible me:


avatar
Kyosuke Nightshadow
Brujo Admin
Brujo Admin

Mensajes : 1083
Fecha de inscripción : 05/07/2013
Localización : Fastidiando a la Clave y a los nefilims ^_^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Invitado el Lun Mar 17, 2014 10:25 pm

Las palabras le parecen distantes, como si estuviera hablándole a través de un vidrio –aunque bien podría ser a causa del zumbido que comienza a tomar control de sus oídos- y no a una escasa distancia. ¿Qué dice? ¿Es real? Nota el peso en el estómago casi al mismo tiempo en que la bilis le trepa la garganta, amenazando con hacerle devolver lo poco que ha bebido.

No, no es posible.

Es justo lo que siempre ha querido oír, pero ahora que hay alguien diciéndolo no puede detener la creciente sensación de pánico que la embarga. La mención de batas blancas y drogas le hace retroceder; ya no quiere tocarlo para comprobar que en realidad es de carne y hueso, no quiere estar cerca de él y no quiere escucharlo, porque tiene que estar mintiendo.

No, eso no… ― Balbucea intentando dar con las palabras correctas.― Yo… Estoy enferma. ― Si, lo estaba. Todos lo habían sabido siempre y, por esa razón, habían tratado de arreglar su cabeza.― Tengo un… Síndrome Disociativo y… ― ¿Y…? Ni siquiera podía recordar su diagnóstico completo. Se abraza a sí misma, respirando con dificultad, y en el proceso se clava las uñas en los brazos en un afán por dejar de lado la sensación de vacío. Si él dice la verdad entonces…― ¿Todo este tiempo… sin motivo?

No, no es real.

No puede ser verdad, porque si Kyo no es un producto de su imaginación, entonces implica que todo cuanto la rodea tampoco lo es. Pasea su mirada por el lugar, con miedos renovados, y deja escapar un jadeo justo antes de ser recibida por una pacífica inconsciencia.

¡Vete a la mierda, gato estúpido! ― Grita nada más retomar el control, incluso más molesta que cuando lo cedió.― ¿Tienes alguna gota de tacto en tu anatomía cubierta de metales? Lo dudo, ni aunque nacieras de nuevo… ¿Cómo has podido soltarle eso sin más? ― Le recrimina, mientras le apunta con un dedo.― ¿Primero tratas de alcoholizarla y luego quieres revelarle los secretos de la vida?... Eres un cretino de primera.

Sentía lo ocurrido como una afrenta personal, principalmente por las diferencias que él había hecho, y eso conseguía molestarle aún más ¿Por qué a ella le había caído con el rollo de la tintorería pero en cambio había estado dispuesto a beber con Ameth? Y para colmo luego le soltaba toda esa basura de “eres especial y el mundo no lo ve porque es idiota”, si claro. Lo único cierto es que de no ser por ella ambas seguirían internadas, sin futuro ni esperanzas, y de que el hecho de que Ameth viviera asustada de su propia sombra no le facilitaba el trabajo.

Sinceramente… ¿Fastidiarle la vida a los demás te ayuda a dormir por las noches? ― Termina, casada por lo ocurrido y por lo que vendrá. Casi puede imaginarla queriendo probar que en realidad no está loca… Como si eso fuera a servirles de algo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El clavo que sobresale, siempre recibe un martillazo. (Libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.