Últimos temas
» Cierre del foro
Vie Nov 21, 2014 9:49 am por Magnus Bane

» Unborn Children {Afiliación Normal - Cambio de nombre y botón}
Miér Nov 05, 2014 7:55 am por Invitado

» Comidas Graciosas... y ¿Paparazzi? || Valentina Devereaux
Dom Nov 02, 2014 1:03 pm por Valentina Devereaux

» Isabelle Lightwood
Sáb Nov 01, 2014 7:15 pm por Adhara D. Herven

» Parque de Diversiones….
Sáb Nov 01, 2014 6:42 pm por Yrenne Shadehound

» TALES OF BAGAROK {El alma medieval} - Cambio de botón (Élite)
Miér Oct 29, 2014 10:17 pm por Kyosuke Nightshadow

» Shadow Flames || Cambio de botón { Élite }
Dom Oct 26, 2014 10:44 pm por Kyosuke Nightshadow

» Soy Divergente. (ELITE) - Cambio de URL + Botón
Vie Oct 24, 2014 8:40 pm por Kyosuke Nightshadow

» Hola, hola
Jue Oct 23, 2014 6:47 pm por Alec Lightwood

Navegación
STAFF
Kyosuke Nightshadow MP || Perfil
Noticias
8/nov/14 - Foro cerrado
AFILIADOS HERMANOS
2/6
AFILIADOS ÉLITE
The New York City Photobucket 4040tales.png Guardianes Fruit of the poisonous tree Bewitch The Mind Photobucket The Maze Runner Foro de rol +18 - Historias originales - Hentai, Gore, y mucho mas

Otro intento no le hace mal a nadie. (Edwige)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Otro intento no le hace mal a nadie. (Edwige)

Mensaje por Invitado el Vie Nov 29, 2013 6:10 pm

29 DE NOVIEMBRE
8:00 P.M

Me vestí de la mejor forma que pude, tratando de conservar mi estilo de vestir intacto, tal y como lo hace cualquier artista. Tomé mi guitarra y salí directo hacia el bar tomando un taxi. De una extraña forma, el local fuera estaba casi repleto, habían muchos autos ocupando el estacionamiento y gente fuera con sus bebidas, no estaba entendiendo qué estaba pasando. Le pagué al taxista y coloqué mi guitarra sobre mi hombro, traté de pasar por la puerta sin golpear a nadie con ella, lo cual era casi imposible, algunos se quejaron por los golpes, y otros simplemente lo ignoraban. Las cosas dentro estaban mucho peor, todas las mesas estaban ocupadas, y faltaban 5 minutos para que pudiera presentarme, había llegado justo a tiempo. Antes de que pudiera dar un paso más hacia la tarima del karaoke, subió el dueño del bar con un micrófono- Sé perfectamente que todos están aquí para ver a alguien muy especial -De repente comenzaron a entrar todos los que estaban fuera del bar- Pues es un honor presentarles a este chico talentoso - ¿Qué? ¿Me estaba presentando a mí? Había tenido que hacerle una demostración de como cantaba y tocaba para que me dejara estar frente a todos 5 minutos, pero no pensaba que le hubiese gustado tanto ¿Y toda esa gente venía por mí? Nadie me conocía, apenas era nuevo en New York, nunca había tocado en ninguna parte, era la primera vez que me atrevía a usar este método para crecer- Que aunque no ganó el programa de talentos, fue uno de los mejores y se tomó el cariño de nosotros -Otra vez ¡¿Qué?! - Con ustedes ¡Drake Jhonson! -Todo el mundo comenzó a aplaudir y a gritar por su nombre, yo seguía en shock sin comprender que estaba pasando. Un chico con su guitarra subió al escenario recibiendo el micrófono del dueño del bar y sonrió hacia el publico como típica estrella de televisión y comenzó a cantar.

Seguí con la mirada al hombre que me había mentido y caminé hacia él que estaba detrás de la barra de bebidas- ¿Pero qué demonios...? -Estaba furioso, no, más que eso, estaba hecho una furia y apunto de que el diablo me arrastrara al infierno, había tenido que tomar tanto valor para atreverme, y a la primera me cambian el acto y me dicen "No, pues fíjate que ya no"- Creí que iba a presentarme yo -El hombre volteó totalmente confundido y al verme al rostro me reconoció de inmediato, ni siquiera parecía apenado, simplemente se encogió de hombros y dijo- Lo siento, amigo -No dijo nada más, se limitó a mirar a su dichoso invitado talentoso. Golpeé la barra y volteé. Me senté en la primera silla que vi disponible, no había nada más que hacer, si supiera que podía comprar el bar entero para mí solo con todo el dinero que tenía, pero no era mío, aunque pudiera gastarlo, no lo haría, era de Jeremy, y no quería depender del todo de mi padrastro. Escuché que alguien se aclaraba la garganta a un lado de mí, había una chica sentada que no había visto- Oh, lo siento, no te había visto ¿Puedo sentarme aquí? aunque ya estoy sentado -Reí un poco tratando de hacerme el gracioso, pero realmente no tenía ánimos, comenzaba a pensar que Jeremy tenía razón, debía de ser abogado o cualquier mono con traje.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Otro intento no le hace mal a nadie. (Edwige)

Mensaje por Invitado el Vie Dic 06, 2013 12:08 am

Estaba acostumbrándose a ese bar. El ambiente era tranquilo, las bebidas eran buenas y carecía de la exageración y descontrol que reinaba en pandemonium. Ella prefería este lugar, donde podía mezclarse con los mundanos sólo haciendo uso de un ligero glamour para tapar su marca. Aquí podía beber algo y listo, nadie le haría chistes por su marca ni sería sometida a un interrogatorio nefilim por ir a un lugar tan popular entre los submundos. No, aquí era la chica sencilla que siempre había soñado ser, aún mientras estaba encerrada en esa iglesia prestando servicio para expiar los pecados de sus padres, pensó, mientras jugaba con su vaso vacío en un gesto triste.

Sintió que alguien se acercaba y comenzaba a discutir con el que había descubierto era el dueño del locar algo enfadado. Parecía que se quejaba por una promesa incumplida. Lo miró y negó con la cabeza, parecía algo habitual que ese hombre hiciera promesas y luego no cumpliera... Aunque solía suceder más con muchachitas atractivas, era la primera vez que pasaba con un muchacho... que por cierto era atractivo tambien.

Hizo una seña a uno de los mozos que deambulaban por el lugar y se giró para entregarle su vaso vacío, sonriendo en una clara señal que quería otro. Un último trago antes de volver a su apenas menos vacío departamento. Había comprado unos pocos muebles desde que se había mudado, los más necesarios, como una mesa para poner sus papeles de trabajo, una cama, que era lo único lujoso, ya que tenía dos plazas, sólo por si acaso conocía a alguien que valiera lo suficiente como para una aventura nocturna; y unos pocos muebles más, todos igual de indispensables.

Cuando se giró de nuevo para mirar el escenario y ver al cantante insulso que probablemente estaría allí subido, vio que el muchacho enfadado se había sentado a su mesa. Abrió los ojos sorprendida y carraspeó, intentando llamar su atención. Levanto una ceja, contemplando al extraño hablar y disculparse por su intromisión. Decidió que lo dejaría sentarse allí, con una condición, después de todo no tenía nada que perder - Sólo si me invitas un trago - dijo, tendiendole la mano - Edwige... ¿Quien será el que me pagará mi próximo trago? - preguntó, segura de que accedería, después de todo, ella era la clase de chica a la que todos intentaba ofrecerle una bebida.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.