Últimos temas
» Cierre del foro
Vie Nov 21, 2014 9:49 am por Magnus Bane

» Unborn Children {Afiliación Normal - Cambio de nombre y botón}
Miér Nov 05, 2014 7:55 am por Invitado

» Comidas Graciosas... y ¿Paparazzi? || Valentina Devereaux
Dom Nov 02, 2014 1:03 pm por Valentina Devereaux

» Isabelle Lightwood
Sáb Nov 01, 2014 7:15 pm por Adhara D. Herven

» Parque de Diversiones….
Sáb Nov 01, 2014 6:42 pm por Yrenne Shadehound

» TALES OF BAGAROK {El alma medieval} - Cambio de botón (Élite)
Miér Oct 29, 2014 10:17 pm por Kyosuke Nightshadow

» Shadow Flames || Cambio de botón { Élite }
Dom Oct 26, 2014 10:44 pm por Kyosuke Nightshadow

» Soy Divergente. (ELITE) - Cambio de URL + Botón
Vie Oct 24, 2014 8:40 pm por Kyosuke Nightshadow

» Hola, hola
Jue Oct 23, 2014 6:47 pm por Alec Lightwood

Navegación
STAFF
Kyosuke Nightshadow MP || Perfil
Noticias
8/nov/14 - Foro cerrado
AFILIADOS HERMANOS
2/6
AFILIADOS ÉLITE
The New York City Photobucket 4040tales.png Guardianes Fruit of the poisonous tree Bewitch The Mind Photobucket The Maze Runner Foro de rol +18 - Historias originales - Hentai, Gore, y mucho mas

Que mundos tan distintos, pero sigue siendo el mismo arte. (Lena)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Que mundos tan distintos, pero sigue siendo el mismo arte. (Lena)

Mensaje por Invitado el Mar Nov 12, 2013 5:49 pm


12 DE NOVIEMBRE
6:35 P.M

Las invitaciones ya habían sido mandadas hace semanas, todo estaba preparado para la gran reunión por parte de la familia Haddad, no eran más que formalidades para avisar que una de sus grandes hijas se casaba en unos meses. Cuestiones de política, sabía perfectamente que era un truco para juntar dos familias y volverse aún más ricos de lo que ya eran. Era asqueroso para mí, repulsivo, el dinero no lo era todo en la vida, pero sí era cierto que no se podía vivir a estas alturas sin él. Gozaba de mi cuenta bancaria, la usaba a menudo para complacer mis caprichos, pero no dependía del todo de ella, porque era dinero que no me pertenecía, que yo no había ganado con esfuerzo, era de mi padrastro, que a pesar de haberlo desobedecido y dejado, él seguía depositando dinero en mi cuenta como si nada hubiese pasado. Era un buen hombre, me había criado de una buena manera para llegar a ser el hombre que era hoy en día, pero tal y cómo él era, yo soy orgulloso, trabajador, lucho por lo que me importa y por lo que quiero. No como la manga de monos bien vestidos que se miraban con recelo y murmuraban entre sus invitados frases para arruinar la reputación de su competencia. En esta gala, todos trataban de quedar bien, hasta la organizadora había gastado millones en la decoración. Podría decirse que hasta las servilletas podrías tomarlas y venderlas en eBay por un buen precio. Los jarrones con flores que había visto sólo una vez en mi vida, por lo delicadas que eran, su precio era elevado, ni que hablar del contenedor, ahora me imaginaba tropezando y tumbándolo todo. Cuadros de los que no podía distinguir si eran reales o copias REALES, se notaba que habían sido pintados con mucho cuidado y eran increíblemente hermosos. Pero no era la razón por la que estaba en ese lugar, trataba de disimular con leves sonrisa mi frustración al no encontrar al hombre que buscaba, algunas señoras y chicas que se creían princesas me devolvían la sonrisa, otras rodaban los ojos. Los hombres ni siquiera volteaban a mirar, simplemente ignoraban y seguían hablando de sus opiniones acerca de la política de América, de coches deportivos y de tenis... Quién iba a decir que hombres estirados practicaban deportes.

Una camarera se acercó tímida con la cabeza gacha ofreciendo lo que traía en su bandeja. En todo el rato que llevaba en el lugar, era la primera vez que sonreía sincero. Aclaré mi garganta para llamar su atención y hacer que me viera, pero sólo pareció buscar en mi rostro algún indicio de estar molesto para ella modular su comportamiento- ¿Sabes si ya llegó algún hombre que trabaje para la publicidad? He escuchado que iba a estar un manager aquí, pero no lo he encontrado aún -Suspiré casi decepcionado y pasé una última mirada a los recién llegados. Mis ojos se detuvieron en una chica que me miraba desde lejos, estaba acompañada pero me miraba como si hubiese visto a alguna clase de fantasma. Si fuese otra persona, me habría espantado y alejado de su mirada, pero sus ojos me habían atrapado por unas leves fracciones de segundos- No, señor, podría preguntarle al portero, pero dudo que tenga autorización para ver la lista -La camarera llamó mi atención otra vez con voz tímida, casi en susurros y otra vez con la cabeza gacha. ¿Tenía aspecto de ser alguien intimidante o qué? No recordaba haber ido a una reunión parecida y que las chicas se quedaran mirándome horrorizadas o no mirarme por miedo. Lo de la camarera podría pasarlo porque conocía a la gente del lugar, no permitían que empleados les llamaran por su nombre o miraran a los ojos, pero la chica ¿Porqué?- ¿Necesita algo más? -Todavía seguía con la bandeja hacia mí esperando que tomara algo de comida, pero la verdad, nunca me había gustado, era más de paladar sencillo que extravagante- No. -Concluí y la chica se volteó para retirarse, pero antes de que se fuera- Sólo me gustaría que no te dejaras mangonear por esta manada de buitres -Susurré al pasar por su lado y seguí caminando hasta el otro lado del lugar, así podría tener una vista nueva y tener algo de suerte en mi búsqueda.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Que mundos tan distintos, pero sigue siendo el mismo arte. (Lena)

Mensaje por Lena Y. Eiffer el Miér Nov 13, 2013 11:36 pm

Baje de la limosina en la que iba junto a ‘mis padres’ con sumo cuidado, digno de una chica con educación y clase que debía ser Lena. Camine con elegancia tomada del brazo derecho del padre de la morena, el con orgullo nos guiaba a su esposa y a mí a dentro del recinto. Al pasar por la puerta principal muchos invitados, por no decir la mayoría giraron a ver a la gran familia Eiffer, el gran doctor con su esposa la abogada fiscal mas reconocida y su hija una ‘súper’ y sexy modelo, o asi nos describían en muchas revistas. Bien yo, se supone que debo ser la hija de ese gran doctor cirujano y su esposa, pero solo soy, desde hace un año, la anfitriona del cuerpo de su adorada hija.

Ahora caminaba junto a ellos por el gran salón, nos reunimos con varios amigos de ‘mi padre’ y comenzaron a conversar de cosas que a mi no me importaban demasiado. La música tranquila y lenta, música clásica, sonaba por todo el salón. Mire alrededor y podía notar algunas miradas de hombres posadas en mi, como no hacerlo, el cuerpo de Lena era… no bello, sino mas bien hermoso o majestuoso para muchos varones. Suspire con algo de pesadez, tal vez no fue muy buena idea el traerme aquel vestido azul que me llegaba a medio muslo y era estraple, pero bueno ya me encontraba en aquel lugar y no había vuelta atrás por el momento. Pase nuevamente la mirada entre los invitados, momentos antes un mesero nos había ofrecido una copa de champagne, la rechace diciendo amablemente, como cualquier señorita de buena familia, -No muchísimas gracias así estoy perfecta- el pobre mesero casi tira la bandeja al verme directamente, pensé por alguna extraña razón que su asombro fue dado a que por lo menos ha de tener alguna de mis fotos, de una revista claro, en su armario. Mi mirada fue a pasar entre cada hombre del lugar, muchos jóvenes empresarios y sus compañeras trataban duramente a los pobres meseros, mis ojos se detuvieron en un joven que estaba a lo lejos. “Imposible” pensé al reconocer el rostro que no veía por mas casi… ni siquiera recordaba cuanto tiempo desee volver a ver aquel hombre.

-Si me disculpan- le dije a los padres de Lena y camine lejos de ellos, el ver aquel muchacho me había sorprendido, años de buscarlo por todo el mundo y, cuando ya me había dado por vencida, lo llegue a ver nuevamente. Una sonrisa cruzo mi rostro inevitablemente. Salí de mis pensares al notar a alguien frente a mi -¿Disculpe?- le pregunte al hombre, bien, quisiera mandarlo a volar pero Lena no se comportaba de aquella forma, o no frente a empresarios amigos de sus padres. El hombre me ofrecía un baile, no quería, no ahora que vi al chico castaño que tanto he buscado. –En otra ocasión será- trate de alejarme del aquel hombre pero al dar un paso me detuvo del brazo -¿Podría soltarme?- le espete algo molesta, no seria bueno armar una escena, no cuando mi carrera de modelaje estaba estable, no debía aparecer frente a la prensa con un problema.


You can't hold me down

A falling star fell from your heart and landed in my eyes, I screamed aloud, as it tore through them, and now it's left me blind. I knew that somehowI could find my way back. Then I heard your heart beating, you were in the darkness too, so I stayed in the darkness with you. ― ♥️
avatar
Lena Y. Eiffer
Demonio
Demonio

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 30/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que mundos tan distintos, pero sigue siendo el mismo arte. (Lena)

Mensaje por Invitado el Dom Nov 24, 2013 3:04 pm

No había sido una brillante idea moverme del lugar, seguía teniendo las mismas vistas, porque a pesar de que todos los invitados estaban vestidos con trajes diferentes, seguían siendo del mismo tipo de ropa, cara, con encaje, sin encaje, trajes negros, trajes blancos, hasta verdes, vestidos largos que creía que estaban hechos para limpiar el piso del lugar, y otros demasiados cortos, pero seguían siendo del mismo costo, de ese que podía alimentar a un pueblo entero si lo vendían. Mi "Traje" era sencillo, una camisa blanca, un chaleco negro, al igual que un pantalón del mismo color, tenía la excusa perfecta para mi forma de vestir casi informal, y era que no era un hombre mayor, sólo tenía 19 años, el estilo de vestir entre jóvenes era diferente, aunque, técnicamente, no habían jóvenes en la "Fiesta" sólo la chica que había visto hace un rato, y la camarera ¿Qué haría la chica en un lugar así? Debería de estar aburriéndose con la música lenta o clásica, ni que hablar de las conversaciones que debería de estar teniendo con gente como esta, o tal vez ella pertenecía a este tipo de mundo.

Dí unos pasos hacia adelante para estar en el centro de la habitación, y giré lentamente detallando cada rostro que podía, ninguno era del hombre que buscaba, nada más faltaba que me hubiese equivocado de fecha, o que él hubiese tenido que rechazar la invitación por compromisos, tenía entendido que asesoraba modelos, cantantes y hasta actores, que era un hombre ocupado... Un ligero cosquilleo en mi estomago me comenzaba a advertir que dejara de pensar o comenzaría a ponerme nervioso y podría arruinarlo todo. Suspiré y caminé hasta el otro lado de nuevo, la chica de los ojos hermosos seguía en el mismo lugar, pero ahora estaba siendo acompañada por un hombre ¿Tenía novio? Me encogí de hombros pero no duró mucho ese pensamiento en mi cabeza, el hombre parecía estar molestándola en lugar de acompañarla, ella estaba tratando de soltarse de su agarre. Ni siquiera lo pensé dos veces cuando mis piernas comenzaron a andar solas hasta la escena- ¿Hay algún problema? -Me paré firme al lado de la chica y dí un rápido vistazo a los ojos de la chica antes de voltear a clavar mi mirada desafiante al hombre molesto. Debía de admitir, que de cerca, los ojos de la chica atrapaban aún más, no recordaba haber conocido a alguien con ese color y profundidad, eran casi irreales.- Me da la impresión de que no quiere tu compañía.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Que mundos tan distintos, pero sigue siendo el mismo arte. (Lena)

Mensaje por Lena Y. Eiffer el Lun Dic 02, 2013 6:28 pm

Esto era sumamente perfecto, mentira, no era perfecto. Este hombre frente a mi no entendía un simple NO, por dentro quería quitármelo bruscamente y hacerlo sufrir por estarme hostigando de esa manera. Es que acaso era difícil aceptar que una chica no quería bailar con el, no, no lo era, era simple, le había rechazado y el mundano no comprendía que no quería, seguía insistiendo. Trate nuevamente de hacer que aflojara su agarre. –¿Podría soltarme? Me esta lastimando- me queje mientras ponía mi mano libre sobre la de él, la que me agarraba de mi brazo, ciertamente era molesto. Sino retiraba su mano de mi brazo, la cual seguro le quedaría marca ya que el cuerpo de Lena era delicado y de piel blanca, no me aguantaría y le haría algo con mis habilidades de demonio.

Decir que me sorprendí al sentir la presencia del chico aun lado de mi era poco. Ciertamente no me lo esperaba, podría haber pensado que el padre de Lena viniese a buscarme, pero nunca se me pasaría por la cabeza que exactamente el viniera a mi ‘rescate’. Mis ojos se toparon con los del joven unos segundos, si bien su físico era el mismo, podía notar algo diferente en su mirar, pero eso diferente solo hacían que mi interés en él fuese mayor. El hombre me libero de su agarre, por inercia lleve mi mano izquierda al lugar dañado de ese brazo. Logre apreciar la marca de sus dedos en la piel del cuerpo de Lena, internamente rodé los ojos con fastidio, eso se tardaría en sanar. –Gracias…- le dije tímida, en verdad tímida a mi salvador. El hombre necio se fue al ver que su plan se había arruinado. –Helena Eiffer- me presente con una pequeña sonrisa y un sonrojo en mi rostro.


You can't hold me down

A falling star fell from your heart and landed in my eyes, I screamed aloud, as it tore through them, and now it's left me blind. I knew that somehowI could find my way back. Then I heard your heart beating, you were in the darkness too, so I stayed in the darkness with you. ― ♥️
avatar
Lena Y. Eiffer
Demonio
Demonio

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 30/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que mundos tan distintos, pero sigue siendo el mismo arte. (Lena)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.