Últimos temas
» Cierre del foro
Vie Nov 21, 2014 9:49 am por Magnus Bane

» Unborn Children {Afiliación Normal - Cambio de nombre y botón}
Miér Nov 05, 2014 7:55 am por Invitado

» Comidas Graciosas... y ¿Paparazzi? || Valentina Devereaux
Dom Nov 02, 2014 1:03 pm por Valentina Devereaux

» Isabelle Lightwood
Sáb Nov 01, 2014 7:15 pm por Adhara D. Herven

» Parque de Diversiones….
Sáb Nov 01, 2014 6:42 pm por Yrenne Shadehound

» TALES OF BAGAROK {El alma medieval} - Cambio de botón (Élite)
Miér Oct 29, 2014 10:17 pm por Kyosuke Nightshadow

» Shadow Flames || Cambio de botón { Élite }
Dom Oct 26, 2014 10:44 pm por Kyosuke Nightshadow

» Soy Divergente. (ELITE) - Cambio de URL + Botón
Vie Oct 24, 2014 8:40 pm por Kyosuke Nightshadow

» Hola, hola
Jue Oct 23, 2014 6:47 pm por Alec Lightwood

Navegación
STAFF
Kyosuke Nightshadow MP || Perfil
Noticias
8/nov/14 - Foro cerrado
AFILIADOS HERMANOS
2/6
AFILIADOS ÉLITE
The New York City Photobucket 4040tales.png Guardianes Fruit of the poisonous tree Bewitch The Mind Photobucket The Maze Runner Foro de rol +18 - Historias originales - Hentai, Gore, y mucho mas

Recuerdos de un dolor tan bonito. [Catherine Calderwood]

Ir abajo

Recuerdos de un dolor tan bonito. [Catherine Calderwood]

Mensaje por Stephen W. Calderwood el Mar Oct 29, 2013 6:21 am

2:00 am. - sábado.
Cerró uno de sus ojos para enfocar el centro de su objetivo con la punta del cuchillo, su cuerpo estaba del todo relajado y los músculos de su brazo estaban preparados para actuar, antes de efectuar el movimiento dio un respiro profundo y soltó lentamente el aire, su mirada cambió de ser un ser relajado, a la mirada de un depredador desafiante, lanzó el cuchillo con fuerza haciendo que impactara justo en el centro de aquel trozo de madera que simulaba ser un rapiñador, el cuchillo ahora era parte de el, hasta estaba seguro que lo había traspasado y ahora se columpiaba de un lado al otro gracias al soporte automático de la maquina de entrenamiento que hacía que el trozo de madera se moviera rápido para simular movimientos inesperados del enemigo.

El nefilim sonrió satisfecho por su trabajo y tomó la taza de café sobre la pequeña mesa que había improvisado con libros de demonios, dio un pequeño sorbo y se acercó para observar más de cerca su trabajo, tal y como siempre lo hacía, buscando pequeños fallos que tuviese para arreglarlos a futuro y que sus entrenamientos sirvieran para evitar que cometiera esa clase de errores en una batalla verdadera. El cuchillo no había impactado precisamente donde su intención estaba, se había desviado ligeramente unos centímetros de su marca, podía pasar desapercibido para cualquiera, podría ser un simple fallo que podía ignorarse si se tratase de otra persona, pero Calderwood había sido criado para ser el mejor, para no cometer fallos y ser un cazador de sombras ejemplar, ésos pequeños fallos no podía permitírselos- ¡Maldición! -Sacó el cuchillo con furia y tiró la taza contra la pared, haciendo que ésta se manchara de una gran cortina café, la mancha se notaba demasiado, ya que la pared era blanca, pero era del todo lisa, así que se fue aclarando hasta quedar ligeramente marrón y mojada.

Al darse cuenta de su perdida de control y arrebatamiento, paró la maquina para que dejara de girar y colocó el cuchillo donde estaba sentado antes junto a sus libros. Fue a la cocina para buscar algún pañuelo y una pala para limpiar la mancha y recoger los cristales de la taza. Apoyó ambas manos sobre el lavaplatos y agacho su cabeza cerrando sus ojos, volvió a repetir la acción que había hecho para concentrarse en la habitación de entrenamiento, lo usaba cuando quería tener el control sobre sí mismo, y ésta era la ocasión, estaba muy alterado últimamente, y deprimido, aunque trataba de no estarlo, debía ser fuerte y estable para su hija, no podía permitirse flaquear. Escuchó unos pasos perezosos que venían del pasillo hacia la cocina, unos pasos que él podía reconocer en donde fuese, trató de recobrar la compostura y fingir que nada pasara, también que no la había escuchado aparecer y tomó un plato que ya de por sí, estaba limpio, abrió la llave y comenzó a enjuagar el plato.




avatar
Stephen W. Calderwood
La Clave
La Clave

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de un dolor tan bonito. [Catherine Calderwood]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 01, 2013 6:40 pm

Corría sin parar. Comenzaba a notar el cansancio en mi cuerpo. Las piernas me pedían a gritos que dejase de forzarlas, no iban a aguantar mucho más. ¿Por qué corría? No lo sabía, tan sólo estaba segura que algo malo me estaba persiguiendo. Era de noche pero por suerte los árboles se podían ver gracias a la luz que proyectaba la luna sobre ellos. No tenía en mente nada más que seguir adelante y no dejar que lo que me estaba persiguiendo me alcanzara. Un aullido hizo que mirase a uno de los lados mientras seguía corriendo. Volvió a repetirse más cerca pero yo no conseguía ver nada más que los árboles iluminados por la luna. Y de repente noté como algo me empujaba.

Abrí mis párpados todo lo que pude. Estaba nerviosa y asustada. Respiraba más rápido de lo habitual. ¿Qué había pasado?. Noté como algo caliente y húmedo se arrastraba por mi mejilla.- Puaj.- Volví al mundo de los vivos y Shruikan había contribuido a tal hazaña. Aparté su morro y lancé un suspiro. Ya era la segunda vez que aquel sueño se repetía. Ocurría lo mismo, no paraba de correr y no sabía de qué huía. A pesar de conseguir volver a respirar con calma el nerviosismo seguía recorriendo mi cuerpo.

Miré al animal que me miraba con la cabeza ladeada y la lengua fuera.- Para ser un perro lobo eres demasiado besucón.- Reí levemente. Me levanté de la cama y le hice unos pocos mimos. Tras unos minutos miré el reloj. Era bastante temprano. Por lo general me solía levantar una hora más tarde, pero en aquellos momentos lo que menos me apetecía era seguir con la pesadilla.

Me puse una bata que estaba descansando en la silla que acompañaba al escritorio y salí al pasillo. Shruikan se colocó a mi lado sin hacer ningún tipo de sonido. Le miré de reojo. ¿Qué es lo que me hizo elegir un perro lobo checoslovaco y no un Husky o cualquier otro perro más normal? ¿Sería mi vena cazadora que me pedía a gritos un animal que no fuese mimoso y tuviese instinto de supervivencia?.

Mientras abría la puerta que daba a la cocina un bostezo salió de mi boca. Cerré los ojos por un momento y me estiré hasta dejar mi cuerpo totalmente relajado. Cuando volví a abrir los ojos vi a un hombre fregando un solo plato.- Buena hora para ponerse a fregar... un plato.- Un risa breve salió de mi boca.- Podías haber esperado a que desayunase y así aprovechabas a fregar todo junto.- Me senté en una de las sillas mientras no apartaba la mirada a la espalda de mi padre. Era extraño verle haciendo ese tipo de tareas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de un dolor tan bonito. [Catherine Calderwood]

Mensaje por Stephen W. Calderwood el Miér Nov 06, 2013 2:03 pm

Cerró los ojos haciendo una mueca, no era muy creíble que estuviese lavando un plato a las 2 de la mañana y su hija lo conocía muy bien, o era lo que pensaba, podría caer en cuenta de que su padre no estaba del todo bien, era la primera vez que lo encontraba tan tarde levantado, pero no era para Calderwood, últimamente había tenido muchas noches en vela sin poder pegar ni un ojo por tener su mente llena de pensamientos y recuerdos... Cada vez que miraba a su hija, cada vez que mencionaba su nombre, cada vez que se veía en el espejo en las mañanas y se encontraba con absolutamente nadie que le estuviese sonriendo tal y como lo hacía su amada esposa. Pensaba que podría enfrentar la soledad, después de todo era lo que tenía antes de conocerla, era él solo contra demonios y lo más importante que tenía era su espada y sus runas. Ahora se sentía un completo inútil que ni siquiera sabía como encontrarse una mejor excusa que lavar un plato limpio.

- Bueno, no me gusta ver las cosas sucias o desordenadas, parece que no me conocieras - Soltó una pequeña risa para acompañar sus palabras, pero nada más que eso. Sacudió un poco el plato para tratar de secarlo y lo colocó con los demás en el platero. Aún tenía un poco de jabón, pero lo ignoró para voltear a ver a su pequeña, tenía una leve sonrisa en sus labios que desapareció al verle la cara, se veía cansada y su instinto paterno se despertó pensando que estaría enferma- ¿Porqué estás despierta tan tarde? ¿Y quieres desayunar a estas horas? ¿Te sientes mal? -Se acercó y coloco dulcemente su mano sobre la frente de su hija, no había más temperatura que la corriente, pero su rostro se veía cansado, con una leve sombra debajo de sus ojos- ¿Estás durmiendo bien? -Entrecerró sus ojos observándola detenidamente.



avatar
Stephen W. Calderwood
La Clave
La Clave

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de un dolor tan bonito. [Catherine Calderwood]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 18, 2013 4:38 pm

Apoyé el morro en mi mano derecha. Me sentía bastante cansada. Miré el reloj de pulsera que tenía en el brazo izquierdo y lo entendí todo. La noche no había hecho nada más que comenzar. ¿Cómo podía haber creído que sólo quedaba una hora para levantarme?. Lancé un leve suspiro al aire y volví a tener la atención en mi padre.- Se que eres muy ordenado y otras cosas pero no veo razón para fregar un único plato a estas horas tan... adecuadas para ello.- Le mostré una de mis encantadoras sonrisas aunque estaba un poco adormilada y más que encantadora seguro que parecía otra cosa.

- ¿Desayuno?.- Una risa un poco maliciosa salió por mi boca.- Cualquier hora es perfecta para tomarse algún colacao.- Adoraba llenar el baso de leche y echarle una buena cantidad de colacao. Con todo lo que lo llenaba podía pasar casi por un tazón de chocolate.

Comencé a jugar con una naranja que había en el frutero del centro de la mesa. La movía con el dedo índice, de un lado a otro sin rumbo fijo.- Shruikan me ha despertado y pensando que casi era hora de levantarse he venido aquí.- Miré hacia una de las ventanas. Realmente estaba bastante oscuro. Desde luego estaba demasiado dormida como para no haberme percatado que no entraba apenas luz a la casa.- Y menos mal que me ha despertado... no era muy agradable el sueño- Volví a mirarle.- Pero por lo que veo no soy la única que no tiene dulces sueños.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de un dolor tan bonito. [Catherine Calderwood]

Mensaje por Stephen W. Calderwood el Vie Nov 29, 2013 3:52 pm

Se alejó de ella al escuchar su voz adormilad y se sentó en la silla que tenía delante del otro lado de la mesa- ¿Me contarás tu sueño? -Sonrió dulcemente hacia su hija y le arrebató la naranja de sus manos. Trató de abrirle un hoyo con los dedos para comenzar a pelar la naranja, de repente se había dado cuenta que tenía hambre, no había comido desde la tarde del otro día, se había saltado por completo la cena. Calderwood estaba pasando por esa época de sentimentalismo que él tanto odiaba, comenzaba a recordar todo lo que había pasado con su esposa, recordaba hasta la forma en que sonreía, sin olvidarse de ningún detalle, la profundidad de sus ojos, esa era la "Pesadilla" que no lo dejaba dormir, sentía que al cerrar los ojos soñaría con ella, o al ver el puesto vacío al lado de su cama lo haría sentir mucho más solo que nunca.

- Creo que adoptaré un perro... -Dijo y metió uno de los trozos de la naranja en su boca - Puede que mi perro entretenga a Shruikan y te deje estar un rato conmigo, que ya es hora de que haya un poco de atención para tu padre ¿No? -Hizo un ligero puchero con su boca y levanto ambas cejas en arco hacia arriba, podría decirse que era su carra de perrito para dar lastima y bromear al mismo tiempo con la medio sonrisa, lo hacía todo el tiempo cuando estaba con Catherine- Le pondré... Shruikon. No es copia barata del tuyo, es super original -Rio y colocó un pedazo de naranja sobre la mesa para que su hija pudiera tomarlo, ahora no le agradaría levantarse a hacerle su colacao, estaba todo tan limpio que sentía que si él se encargaba de eso, dejaría la cocina hecha un desastre, y no era algo que él pudiese controlar, siempre era lo mismo, nunca se creía lo suficientemente bueno para nada, ni siquiera para ser padre, debería de ser lo suficientemente fuerte como para no tener que aparentar estar bien todo el tiempo.



avatar
Stephen W. Calderwood
La Clave
La Clave

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de un dolor tan bonito. [Catherine Calderwood]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.